Naturaleza

Te explicamos qué es la naturaleza, qué tipos existen y los elementos que la componen. Además, el impacto del ser humano en ella.

naturaleza - medio ambiente
La naturaleza es un orden previo a la existencia del ser humano.

¿Qué es la naturaleza?

En la mayoría de los casos, cuando hacemos mención de la naturaleza, nos estamos refiriendo al mundo natural o al mundo material, es decir, al conjunto de los fenómenos físicos del mundo y de los seres vivos en general, sin tomar en consideración ni los artefactos y objetos de fabricación humana, ni los procesos de intervención del ser humano en el medio ambiente.

Dicho de otro modo, entendemos por la naturaleza al mundo material y evidente, tal y como está dado, así como al conjunto de fuerzas y elementos que le son propios. Es un concepto que se opone al mundo de lo “artificial” de los seres humanos, y también al supuesto mundo de lo “sobrenatural” de lo místico o fantasmagórico.

El origen de esta palabra revela mucho sobre sus posibles sentidos. Proviene del término latino natura, derivada del verbo nasci, “nacer”. Lo natural es lo que se mantiene tal y como se originó sin ayuda del ser humano, y por lo tanto la naturaleza es el conjunto de las cosas naturales. De manera similar, la naturaleza de algo es su esencia, su verdad, es decir, al conjunto de sus propiedades originales y propias.

Por eso, cuando hablamos de la naturaleza entendida como el mundo natural, partimos siempre de la idea de que se trata de un orden profundo y verdadero del mundo, o sea, un orden que nació con el mundo, que es previo a la existencia del orden humano. En muchos sentidos puede llegar a oponérsele, ya que el ser humano no ha hecho sino alterar el orden natural de las cosas desde su aparición sobre la Tierra.

Puede servirte: Ecología

Tipos de naturaleza

El mundo que conocemos se organiza en base a tres tipos fundamentales de naturaleza, es decir, tres formas de existencia de los seres vivientes, que son:

  • Naturaleza vegetativa. Aquella que carece de movilidad voluntaria, por lo que vive, crece y se reproduce en el mismo lugar, y agrupa a las plantas, organismos vegetales y criaturas con una limitada o reducida capacidad de respuesta a su entorno.
  • Naturaleza sensible. Aquella que es capaz de percibir el entorno a su alrededor y reaccionar a él de diversas maneras, para beneficio propio. Fundamentalmente, se refiere a los animales, seres provistos de movilidad voluntaria, diversos sentidos para inspeccionar sus alrededores, y metabolismos rápidos basados en la digestión de materia orgánica.
  • Naturaleza humana. Aquella que comparte rasgos con la sensible, pero a diferencia de ella, es consciente de su propia existencia, de la finitud de la misma, y por ende es capaz de modificar el entorno en que se desarrolla para su beneficio, en lugar de adaptarse lenta y evolutivamente a él. Fundamentalmente, se trata de los seres humanos.

Elementos de la naturaleza

La naturaleza, entendida como el mundo natural, abarca dos grandes conjuntos de elementos, que son:

  • Elementos físicos o inanimados. Que componen el entorno natural y que se rigen por las leyes de la física y la química, llevando una existencia pasiva y eterna. Ejemplo de ello son las piedras, el agua, los gases que componen el aire o la luz solar.
  • Elementos vivos o animados. Aquellos que son fruto del lento pero constante proceso evolutivo que llevó las primeras protocélulas ancestrales a engendrar un verdadero abanico de criaturas reunidas en distintos reinos: vegetal, animal, hongos, protozoos y bacterias. Estos elementos se someten a las leyes de la biología y de la supervivencia, extrayendo energía del medio circundante (autótrofos) o de consumir otros seres vivos (heterótrofos).

Importancia de la naturaleza

naturaleza importancia
Todo lo que conocemos proviene, de una forma u otra, de la naturaleza.

La importancia de la naturaleza para la vida es total y absoluta, incluidos los seres humanos. Aunque normalmente nos guste pensar el mundo natural como un mundo aparte del nuestro, regido por otras reglas y al que podemos acudir de vez en cuando, la verdad es que nuestra civilización entera depende del mundo natural biológica, económica y socialmente.

La naturaleza es de donde obtenemos los insumos que fundamentan nuestra economía, y también de donde proviene el oxígeno que respiramos, la materia que nos alimenta y las condiciones físicas que sostienen la posibilidad de vida en el planeta. De modo que, en realidad, todo lo que existe y todo lo que conocemos es también naturaleza.

Naturaleza humana

Aunque anteriormente hablamos de la naturaleza humana como uno de los componentes del mundo natural, este concepto en realidad proviene de la filosofía, en donde se emplea para señalar el conjunto de características inherentes al ser humano, o sea, el fundamento para sus formas de actuar, pensar y sentir.

Se trata de un término controvertido. Hay quienes afirman que sí existe y que tiene bases biológicas o genéticas, mientras que otros sostienen que es poco más que una ilusión, fruto de las consideraciones culturales y sociales que imperan sobre el ser humano en una época determinada.

Cuál es la verdad del ser humano, su esencia, es una pregunta que paradójicamente los seres humanos somos incapaces de responder con facilidad. Sin embargo, no hemos parado de intentarlo desde las épocas remotas de la Antigüedad.

Impacto del ser humano en la naturaleza

El mundo natural tiene relaciones complejas con el mundo del ser humano. En sus inicios, el ser humano sólo fue una especie más entre muchas de homínidos africanos que, fruto de las presiones ambientales, se vio obligada a reinventarse y evolucionar.

Pero en ese camino, sus talentos fueron muy distintos a los de las otras especies, ya que su capacidad cognitiva le fue brindando cada vez más posibilidades para alterar el medio ambiente a su antojo, haciéndolo más benévolo para sí y para su descendencia, en lugar de continuar adaptándose lenta y evolutivamente al medio ambiente.

Los grandes cambios en el modo de existencia humano, como la Revolución agrícola del Neolítico, o en mucho mayor medida, la Revolución industrial de la Edad Moderna, han consistido en nuevas formas de explotar la naturaleza y transformarla en nuestro beneficio.

Esto usualmente acarrea consecuencias negativas para la estabilidad del orden natural, cuya transformación a nuestras manos no siempre es considerada y cuidadosa. Así, es común que nuestro impacto en la naturaleza se traduzca en:

Más en: Impacto ambiental

Referencias

¿Cómo citar?

"Naturaleza". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/naturaleza/. Última edición: 22 de septiembre de 2020. Consultado: 25 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 22 septiembre, 2020

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)