Concepto de
Ciencias Sociales

Te explicamos qué son las ciencias sociales, su historia, objeto de estudio, áreas y otras características. Además, qué son las ciencias naturales.

ciencias sociales
Cada una de las ciencias sociales tiene un marco metodológico y epistemológico propio.

¿Qué son las ciencias sociales?

Las ciencias sociales son las diversas disciplinas que estudian científicamente a los seres humanos. Conforman un conjunto de saberes completamente distinto de las ciencias naturales y las humanidades, dado que emplean el método de las primeras, pero se ocupan del mismo asunto que las segundas.

Qué cosa es y qué no es una ciencia social, sin embargo, puede diferir entre una academia y otra. No existe un criterio único y universal al respecto, aunque sí cierto margen de consenso. Algunas disciplinas, como la Historia, por ejemplo, pueden ser consideradas como una ciencia social o una de las humanidades dependiendo del país en donde nos encontremos.

En su conjunto, las ciencias sociales son disciplinas relativamente jóvenes, al menos comparadas con la mayoría de las ciencias naturales y con muchas tradiciones letradas. Plantean problemas de tipo metodológico y epistemológico totalmente propios e independientes.

Sin embargo, es común que entre ellas se tomen en préstamo diferentes saberes, herramientas o procedimientos. También puede ocurrir que alguna ciencia social acuda a otras áreas lejanas del saber cuando le resulte conveniente.

Ver también: Ciencia

Características de las ciencias sociales

Arqueología - Ciencias Sociales
Las ciencias sociales también pueden utilizar saberes de las ciencias naturales.

A grandes rasgos, las ciencias sociales se caracterizan por lo siguiente:

  • Parten de la aplicación del método científico al estudio de los seres humanos, tanto en sus instancias materiales como inmateriales, es decir, sus conductas, comportamientos grupales, instituciones y dinámicas propias.
  • Metodológicamente hablando, pueden incursionar en investigaciones básicas (el saber por el saber mismo) o aplicadas (el saber para resolver problemas concretos), ya que no existe consenso respecto de cuál debería ser la metodología propia de las ciencias sociales.
  • Del mismo modo, pueden interesarse en tipos de análisis cuantitativos o cualitativos, dependiendo de la perspectiva sobre el hecho humano de la que partan.
  • Suelen ser interdisciplinarias, y sus fronteras a menudo se entrelazan o permean. También suelen tomar en préstamo saberes humanísticos o de las ciencias naturales.

Se pueden clasificar en tres enfoques epistemológicos distintos:

  • El enfoque naturalista, que aspira a alcanzar los márgenes de objetividad y conocimiento pleno que las ciencias naturales manejan en torno a sus objetos de estudio. Es decir, entienden el fenómeno humano a partir de sus causas posibles.
  • El enfoque interpretativo, que, en lugar de aspirar a entender las causas, como si de un fenómeno físico se tratara, aspiran a entender las motivaciones detrás de lo humano.
  • El enfoque crítico, heredero de la escuela marxista, que comprende lo humano a partir de sus ideologías, sus fuerzas sociales y/o políticas, y la estructura social dominante en el momento de la investigación.

Historia de las ciencias sociales

Si bien las ciencias sociales son, formalmente, una invención moderna, muchas de ellas tienen raíces diversas en la filosofía de la Antigüedad. En ese entonces, no se distinguía entre el ejercicio de las matemáticas y el estudio de la poesía o la historia.

Esta diferenciación de las áreas del saber comenzó con la Ilustración y el nacimiento del pensamiento científico. Mientras las ciencias naturales provienen de la filosofía natural de la época, las ciencias sociales lo hacen de la llamada filosofía moral.

En el siglo XVIII, el nacimiento de las ciencias sociales tuvo un empuje de la mano de los enciclopedistas franceses como Denis Diderot (1713-1784) o Jean-Jacques Rousseau (1712-1778). Luego, con el auge del positivismo en el siglo XIX, surgió la idea de comprender los asuntos referentes a la humanidad bajo la misma lógica con que se comprendían los científicos.

El filósofo francés Augusto Comte (1798-1857) fue el primero en intentar dar nombre a ese campo naciente del saber, primero llamándolo “física social”. Sus seguidores emplearon una terminología similar: “investigación social”, “hechos sociales” y, finalmente, “ciencias sociales”.

Objeto de estudio de las ciencias sociales

El objeto de estudio de las ciencias sociales es el ser humano en sus distintas y complejas facetas. La perspectiva específica o el sector puntual de su existencia de la que cada ciencia social se ocupe es distinta dependiendo de a qué disciplina nos refiramos.

La sociología, por ejemplo, aspira a comprender el conjunto de las dinámicas de las sociedades, mientras que la psicología pretende comprender y explicar cómo opera la mente humana. En su conjunto, las ciencias sociales intentan construir la ciencia del ser humano.

Importancia de las ciencias sociales

Aunque en las ciencias sociales no son habituales los experimentos comprobables, ni se descubren leyes universales e inamovibles del mundo humano, las ciencias sociales son la mejor herramienta de la que dispone la humanidad para entenderse a sí misma. Gracias a ellas el ser humano puede estudiarse a sí mismo desde un punto de vista riguroso, empírico, científico, alejado de las subjetividades y las metafísicas del arte.

De hecho, con las ciencias sociales pueden concebirse herramientas teóricas que expliquen nuestros más profundos fenómenos artísticos y políticos. Sin ellas, sería imposible dar cuenta de un fenómeno tan complejo, diverso y variopinto como es la existencia humana.

Áreas de las ciencias sociales

ciencias sociales geografia
La geografía estudia los entornos naturales del ser humano.

Las ciencias sociales abarcan un conjunto muy diverso de áreas, en torno a las cuales no siempre existe un consenso organizado, sino más bien un debate activo en las academias. De modo que la siguiente lista de ciencias sociales debe tomarse de manera tentativa, en lugar de definitiva:

  • Antropología. Se trata de la ciencia del ser humano, esto es, de un intento por comprender a la humanidad desde un punto de vista holístico: combinando en una sola disciplina tanto sus aspectos biológicos y naturales, como sus aspectos culturales.
  • Politología o ciencias políticas. Dedicada al estudio de la praxis y la teoría política, es decir, a la concepción y la aplicación de los modelos de conducción y administración de las sociedades. O dicho más fácilmente, estudia los gobiernos.
  • Economía. Se dedica al estudio de la producción, la administración y distribución de bienes y servicios dentro de una sociedad, esto es, intenta responder a cómo las sociedades hacen para satisfacer las demandas potencialmente infinitas de sus ciudadanos, con un conjunto finito de recursos.
  • Geografía. En este caso, se trata del abordaje de las sociedades humanas y sus entornos naturales, desde una perspectiva espacial. Así, estudia los distintos paisajes en los que habita el ser humano, pero también la distribución de la especie en el planeta, o incluso los métodos de representación de la superficie terrestre (cartografía).
  • Historia. Existe disenso respecto a si la historia es o no una ciencia social. Quienes abogan por que lo sea, afirman que se trata del estudio científico del pasado de la humanidad, así como de su narración o elaboración. En otros casos, en cambio, se la prefiere ubicar entre las letras o humanidades.
  • Lingüística. La ciencia que se dedica al estudio del origen, la evolución y la naturaleza del lenguaje verbal, o sea, de la capacidad humana de comunicación por excelencia. No debe confundírsela con los idiomas modernos, ya que la lingüística estudia por igual lenguas muertas o vivas, y procura elaborar una teoría lingüística que sirva para explicar el complejísimo fenómeno que es el lenguaje.
  • Psicología. Dedicada al estudio de la mente humana, se interesa en la conducta, el aprendizaje y los muy diversos procesos psíquicos que tienen lugar en la mente individual o colectiva. Se subdivide en una enorme cantidad de ramas, cada una dedicada a un ámbito puntual de la mente o de sus aplicaciones sociales y prácticas.
  • Sociología. Se dedica al estudio científico de las sociedades humanas, ya sean poblaciones regionales, grandes comunidades o naciones. Contempla en su estudio los fenómenos socioculturales que tienen origen en la sociedad, pero también el contexto histórico-cultural en el que se hallan insertas.

Todas estas áreas tienen fronteras comunes y se otorgan préstamos cuando así lo requieren, dando origen a subdisciplinas y componiendo un campo de saberes complejo y diverso.

Tipos de ciencias sociales

No existen “tipos” propiamente dichos de ciencias sociales, ni clasificaciones universales para pensarlas. Sin embargo, es común clasificarlas en tres grandes grupos, de acuerdo a su objeto de estudio. Tales grupos son:

  • Ciencias que estudian el sistema cognitivo humano, es decir, que se interesan en el modo de funcionar del individuo y su relación con la realidad. En ese sentido, se interesan por la comunicación, el lenguaje, el aprendizaje, y la formación de los individuos. Esto a menudo las lleva a adentrarse al campo humanístico. Por ejemplo: la psicología o la lingüística.
  • Ciencias que estudian la interacción social humana, o sea, que se especializan en la constitución de las comunidades y la relación del individuo con ellas. Por ejemplo: las ciencias políticas o la sociología.
  • Ciencias que estudian la evolución de las sociedades, esto es, que adoptan la perspectiva más amplia y a menudo holística de la sociedad humana, y eligen comprenderla en su contexto temporal. Por ejemplo: la historia o la antropología.

Ciencias naturales

A diferencia de las ciencias sociales, las ciencias naturales, también llamadas ciencias “puras” o “duras” (lo cual hace suponer que las ciencias sociales son “blandas”), son aquellas que se dedican al estudio del mundo natural, es decir, estudian las leyes que componen el universo, sin contemplar la perspectiva humana.

Para ello, emplean el método científico y a menudo la experimentación directa, reproduciendo en el laboratorio los fenómenos observados en el entorno natural. La física, la química, la astronomía y la biología son ejemplos de ciencias naturales.

Más en: Ciencias naturales

Referencias:

Última edición: 25 de junio de 2020. Cómo citar: "Ciencias Sociales". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/ciencias-sociales/. Consultado: 21 de septiembre de 2020.

Publicidad