Ciencias básicas y aplicadas

Te explicamos qué son las ciencias básicas y aplicadas, cómo se relacionan y se diferencian y múltiples ejemplos de cada categoría.

En la construcción de un edificio la ingeniería aplica conocimientos obtenidos a través de ciencias básicas.
Los avances teóricos de las ciencias básicas pueden aplicarse a la resolución de problemas.

¿Qué son las ciencias básicas y aplicadas?

Las ciencias básicas y las ciencias aplicadas son dos tipos de abordaje teórico de la investigación y de los saberes, cuya diferencia fundamental tiene que ver con el objetivo detrás de la adquisición de conocimiento.

Las ciencias básicas, así, también llamadas ciencias fundamentales, ciencias esenciales o ciencias puras, son el conjunto de disciplinas científicas cuyo estudio de la realidad no contempla fines útiles o prácticos, sino que se dedica a la acumulación de saberes, para incrementar la cantidad de conocimiento de la humanidad.

En cambio, las ciencias aplicadas son el conjunto de disciplinas científicas que estudian la realidad con el propósito expreso de resolver problemas o satisfacer necesidades, o sea, con fines prácticos y útiles para la humanidad.

Estos dos tipos de ciencias, tradicionalmente opuestos en su manera de entender el propósito de la investigación, también resultan mutuamente complementarios. Los avances teóricos de las ciencias básicas entrañan la posibilidad de aplicarse a la resolución de problemas. De la misma manera, las ciencias aplicadas, al resolver problemas y abordar temas prácticos, formulan nuevas preguntas y nuevas dudas a las que pueden dedicarse las ciencias “puras”.

Esta relación es crucial para la investigación y desarrollo (I+D), o sea, para la innovación tecnológica y la obtención de nuevas y más complejas herramientas.

Puede servirte: Ramas de la ciencia

Ejemplos de ciencias básicas

Algunos ejemplos de ciencias básicas o “puras” son:

  • Matemáticas, dedicadas a estudiar el lenguaje formal de los números y figuras geométricas.
  • Química, dedicada al estudio de la composición y las transformaciones de la materia.
  • Biología, dedicada al estudio de la vida y los seres vivos, así como sus relaciones mutuas y con el entorno.
  • Física, dedicada al estudio de las leyes del universo en su expresión más abstracta, como las fuerzas, las energías, etcétera.
  • Geología, dedicada al estudio de la estructura interior y la composición de nuestro planeta.
  • Astrofísica, dedicada al estudio de los cuerpos celestes y las fuerzas que los rigen en el espacio exterior.

Ejemplos de ciencias aplicadas

Los envases de los medicamentos indican sus componentes químicos.
La farmacología emplea saberes de otras ciencias aplicadas y también de ciencias puras.

Algunos ejemplos de ciencias aplicadas son:

  • Ingeniería, dedicada a estudiar el uso del saber científico para el diseño y la construcción de máquinas, estructuras, sistemas y procesos. Para esto emplea diferentes herramientas de las matemáticas, la física, la química, entre otras ciencias puras.
  • Medicina, dedicada al estudio del cuerpo, sus procesos, su estructura y sus dolencias, con el fin de prolongar la vida y combatir la enfermedad. Para esto utiliza herramientas de la química, la bioquímica y la biología, entre otras ciencias puras.
  • Farmacología, dedicada al estudio de la acción de ciertas sustancias químicas en el cuerpo humano, con fines sanitarios, psicológicos o médicos. Para esto emplea saberes de otras ciencias aplicadas (medicina, por ejemplo) y también de ciencias puras como la química, la biología, entre otras.
  • Ciencias de la comunicación, dedicada al estudio de los procesos de la comunicación humana, lo cual constituye un amplio abanico de temas y posibilidades. También llamada comunicología o comunicación social, es una disciplina transdisciplinaria que utiliza saberes de diferente naturaleza como la antropología, la psicología, la cultura, la tecnología, etcétera.

Diferencias entre ciencias básicas y ciencias aplicadas

Las diferencias entre las ciencias básicas y las ciencias aplicadas pueden resumirse de la siguiente manera:

Ciencias básicas o fundamentales Ciencias aplicadas
Persiguen el saber por el saber mismo, es decir, sin comprometerse con los asuntos prácticos de la vida cotidiana. Persiguen el saber como un instrumento para la resolución de problemas y el mejoramiento de la vida cotidiana.
No arrojan beneficios económicos y sociales inmediatos. Sus aplicaciones inmediatas son notorias y productivas, por lo que traen consigo beneficios económicos y sociales.
Expanden el campo de los saberes humanos, aunque en términos abstractos. Expanden el campo de las capacidades humanas, en términos específicos.

Sigue con: Ciencias formales

Referencias

  • “Ciencia básica, ciencia aplicada, extensión y divulgación: de la compartimentalización a la ecología de saberes o transdisciplinariedad” por María Julieta Duedra, Paula Gabriel Torres, Martín Miguel Montes y Fernando Galliari en Trayectorias universitarias 6(11), 2020. s. p.
  • “Basic and applied sciences – can the distinction (still) be drawn?” por Matti Sintonen en Science Studies (2), 1990. pp. 23-31.
  • “Ciencia básica ¿vs? ciencia aplicada” en la Universidad de Concepción (Chile).
  • “Science” en The Encyclopaedia Britannica.

¿Cómo citar?

"Ciencias básicas y aplicadas". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/ciencias-basicas-y-aplicadas/. Última edición: 9 de junio de 2023. Consultado: 18 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 9 junio, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)