Concepto de
Geología

Te explicamos qué es la geología, sus diferentes ramas y cómo se estudia. Además, su relación con la biología y la geografía.

geologia ciencia suelo tierra
La geología estudia diversos aspectos de la historia y presente de nuestro planeta.
  1. ¿Qué es la geología?

La geología es la ciencia natural dedicada al estudio del planeta Tierra. Su objetivo es comprender la composición física y la estructura interna y externa de nuestro planeta, así como los distintos procesos y dinámicas que han permitido su evolución desde su formación hasta nuestros tiempos. Su nombre proviene del griego Geo, “Tierra”, y logos, “palabra o saber”.

A menudo se habla de la geología en plural, es decir, como ciencias geológicas, ya que engloba ramas especializadas en un solo aspecto de la Tierra, como pueden ser su clima, su exploración mineral, su dinámica tectónica, y un prolongado etcétera. Incluso puede aplicarse, por extensión, a otros astros del Sistema Solar.

Por un lado, la geología comprende conocimientos teóricos, como la aproximación a la formación del planeta Tierra. Por otro lado, también ofrece aplicaciones concretas en campos específicos del quehacer humano, como la geotecnia y la ingeniería civil, e incluso en la comprensión y prevención de fenómenos terrestres de gran envergadura, como los terremotos.

Ver también: Geósfera

  1. Ramas de la geología

geologia cuevas espeleologia
La espeleología estudia cómo se formaron las cuevas.

La geología comprende las siguientes ramas principales, entre muchas otras no mencionadas:

  • Geofísica. Como su nombre lo indica, supone la aplicación de los conocimientos y perspectivas de la física para el estudio de la Tierra. De ese modo, se interesa en las dinámicas fundamentales que aplican a la vida presente y pasada del planeta, como la reflexión y refracción, la gravedad, el electromagnetismo, la radiactividad, etc. A su vez se divide en geofísica interna y geofísica externa, dependiendo de qué tan profundo en el cuerpo del planeta estén ubicados sus intereses.
  • Tectónica. Se interesa por las estructuras profundas de la corteza terrestre, en donde las rocas se originan y deforman la superficie del planeta, permitiendo entre otras cosas el movimiento de los continentes según sus placas tectónicas, capaces de impulsar la orogénesis y/o de causar terremotos.
  • Geoquímica. Así como la geofísica hace con la física, la geoquímica emplea los saberes y herramientas de la química para la comprensión material de la Tierra, es decir, para saber cómo está hecha y de qué, e incluso pudiendo proyectar estos saberes al caso de otros planetas y astros del espacio. Se interesa en la transformación de las rocas y las reacciones que se producen entre los materiales del subsuelo.
  • Estratigrafía. Esta rama de la geología interpreta, ordena y comprende los restos de rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas, así como la sucesión de capas horizontales que componen el suelo, y que se conocen como estratos.
  • Geología del petróleo. Una de las más rentables de las aplicaciones de la geología, tiene que ver con todos los aspectos vinculados al petróleo: la formación de sus yacimientos, su localización, la estimación de sus reservas y, también, su exploración y extracción.
  • Hidrología. Como lo sugiere su nombre, se interesa en el agua, pero específicamente en aquella depositada bajo la superficie terrestre (aguas subterráneas), y su interacción con suelos, rocas, minerales y humedales, así como sus distintas maneras de presentación (gas, líquido y sólido) y los procesos que rigen sus yacimientos y desplazamientos subterráneos.
  • Meteorología. Estudia los fenómenos atmosféricos e intenta predecir su desarrollo. Para ello tiene en cuenta factores como la presión, temperatura, humedad, viento, etc.
  • Espeleología. La rama que estudia la formación y morfología de las cuevas y otras cavidades naturales en el subsuelo, procurando explorarlas, cartografiarlas y reunir muestras que aporten información significativa respecto a los ecosistemas de dicha región. A menudo se ejercen sus procedimientos de manera recreativa, debiendo entonces llamarse espeleísmo.
  • Paleontología. Una rama de la geología y una ciencia natural en sí misma, se dedica al estudio de la vida pasada en nuestro planeta, a través de la evidencia fósil que se halla en el subsuelo. Es una disciplina sumamente célebre por causa del descubrimiento de los dinosaurios y de la vida paleozoica, aunque también se dedique a comprender la vida microbiana y la paleobotánica.
  • Sismología. La ciencia que estudia los temblores, volcanes y terremotos, así como los desplazamientos tectónicos que los producen. Además arroja información sobre la propagación de las ondas sísmicas, sobre la prevención del daño sísmico y la educación para los terremotos.
  1. Importancia de la geología

La geología es una ciencia amplia y diversa. Tiene múltiples aplicaciones, que en casos pueden salvar vidas, como ocurre en la ingeniería civil, en la sismología o en otras de sus especialidades. Por otro lado, posee múltiples usos económicamente rentables, como las ciencias del petróleo, la mineralogía y muchas otras más.

Además, aporta enormes cantidades de información valiosa respecto a la naturaleza de nuestro propio planeta. La geología es fuente de información sobre el pasado y el presente de la Tierra, y en ese sentido puede servirnos para extrapolar sus conocimientos a otros planetas, o incluso para prever el futuro del nuestro.

  1. Biología y geología

geologia biologia paleontologia dinosaurio fosil
La biología y la geología estudian los seres prehistóricos desde diferentes puntos de vista.

La biología y la geología tienen muchos puntos de encuentro. En primer lugar, se unen en la paleontología para estudiar fantásticos seres prehistóricos, de los que apenas si permanecen fósiles bajo tierra.

Además, juntas estudian las complejas relaciones entre la vida y los elementos inorgánicos. Pueden explicar cómo los organismos los modifican, los transportan, los fijan o alteran a su conveniencia, dejando una huella química que los geólogos son capaces de reconocer, incluso millones de años después.

De manera semejante, los cambios geológicos de la Tierra tienen su impacto en el curso de la vida, como se hace evidente en el caos de la evolución: consideremos cómo las especies que quedaron apartadas de las demás debido a la separación de su hábitat fruto de la tectónica de placas, toman un curso evolutivo distinto y terminan siendo especies totalmente diferentes.

  1. Geografía y geología

Aunque se escriban parecido, la geografía y la geología son campos de estudio totalmente distintos, aunque próximos entre sí. El geógrafo se dedica al estudio del planeta Tierra tal y como es hoy, o sea, no sólo a su división política o humana, sino también a la repartición de sus recursos minerales o accidentes naturales, entre otras cosas.

En cambio, como hemos dicho, el geólogo estudia principalmente los procesos de la Tierra que condujeron de su formación al panorama que el geógrafo estudia, o sea, se interesa en el pasado y el presente del planeta. Sin embargo, ambas disciplinas se nutren entre sí para enriquecer sus respectivos campos del saber.

Más en: Geografía

  1. Carrera de geología

La geología es una carrera universitaria de grado, o sea, una licenciatura. Generalmente toma cinco (5) años estudiarla. Entre sus componentes se hallan asignaturas tomadas en préstamo de otras ciencias exactas, como la física, la química o la biología, además de otras tomadas de las ciencias sociales, como la geografía, la historia o la economía.

Esta carrera brinda a sus profesionales una formación naturalista y una preparación técnica. Por un lado, para que puedan comprender los complejos procesos de la naturaleza terrestre, y por otro lado, para poder cuantificar, medir y aprovechar sus recursos.

Referencias:

Última edición: 17 de septiembre de 2019. Cómo citar: "Geología". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/geologia/. Consultado: 15 de octubre de 2019.