Concepto de
Paleontología

Te explicamos qué es la paleontología, cuáles son sus ramas, historia y objeto de estudio. Además, ejemplos de hallazgos fósiles.

paleontologia archaeopteryx
El Archaeopteryx es el primer fósil de dinosaurio con evidencia de plumaje.
  1. ¿Qué es la paleontología?

La paleontología es la ciencia que estudia el pasado geológico de la vida en nuestro planeta. Para ello emplea el registro fósil encontrado bajo la superficie terrestre.

Se trata de una especie de biología en retrospectiva, interesada en comprender el pasado microbiológico, animal, vegetal, etc., del mundo, a partir de las evidencias que, petrificadas debido a distintos mecanismos físico-químicos, sobreviven al paso del tiempo.

La paleontología es una disciplina que abarca diversos conocimientos provenientes de la geología y la biología. Puede incluso considerarse el resultado del cruce de esas dos ciencias.

Sus métodos de investigación incluyen la descripción analítica de los fósiles encontrados, su análisis comparativo, e incluso la formulación de datos estadísticos al respecto. Así es posible obtener conclusiones sobre el pasado biológico del planeta, que al mismo tiempo sean útiles para pensar nuestro presente, y el futuro.

La paleontología abarca tres ramas o subdivisiones, que son:

  • La paleobiología. Se dedica a estudiar los organismos del pasado y reconstruir sus condiciones de vida. A su vez abarca la paleobotánica (estudio de árboles prehistóricos), paleozoología (estudio de los animales prehistóricos), micropaleontología (estudio de los microorganismos prehistóricos), paleoecología (estudio de los ecosistemas prehistóricos), etc.
  • Tafonomía. Por su parte, se ocupa de los procesos de fosilización y de petrificación que dan como resultado los fósiles. Esto es posible enfocarlo a su vez en dos ramas distintas: la bioestratinomía, centrada en el origen de los fósiles y su enterramiento en la litósfera; y la fosildiagénesis, centrada en cambio en esos procesos que tienen lugar bajo tierra, durante milenios, y que dan como resultado la fosilización.
  • Biocronología. Esta rama se dedica a determinar y comparar la edad cronológica de las muestras fósiles, para así poder ordenarlas por épocas. Existen distintos mecanismos de datación que pueden usarse para ello, los cuales son también objeto de estudio de esta disciplina.

Finalmente, a quienes se dedican a esta ciencia se les conoce como paleontólogos.

Puede servirte: Eras geológicas

  1. Historia de la paleontología

La paleontología se remonta, aunque informalmente, a los primeros hallazgos fósiles que tuvieron lugar alrededor del siglo VI a. C. Fueron interpretados según la filosofía griega de la época: los seguidores de Pitágoras los interpretaron como restos de una vida arcaica y desconocida.

Por el contrario, los seguidores de Platón los consideraban una especie de “juegos de la naturaleza”, imitaciones imperfectas de la vida, como si Dios hubiese estado practicando antes de crear a los seres vivientes.

La existencia de fósiles fue, durante más de 1500 años, un tema álgido de debate en Occidente. La religión cristiana defendió durante siglos la idea de que la vida había sido creada tal y como relata la Biblia, sin que hubiera transcurrido mucho tiempo entre la creación del mundo y la aparición de la humanidad.

Por lo tanto, para la Iglesia los fósiles hallados no podían ser tan antiguos como para que fueran criaturas totalmente desconocidas por el ser humano.

Durante la Revolución Científica del siglo XVII la paleontología tuvo su renacimiento. Los primeros estudios formalmente paleobiológicos se produjeron, en manos de naturalistas como Colonna, Nicolaus Steno, Robert Hooke y muchos otros.

Algunos de sus hallazgos fueron interpretados como evidencia del Diluvio Universal bíblico, aunque mucho después resultó evidente que se trataba de animales prehistóricos, como los dinosaurios.

A partir de entonces y hasta el siglo XVIII se produjeron grandes estudios sistemáticos del registro fósil, intentando dar con la verdad que escondían respecto del pasado del mundo. Este objetivo sólo fue posible con el surgimiento de las ciencias modernas y sobre todo de los estudios de Lamarck (s. XIX) y de Darwin, quien formuló la teoría sobre el origen de las especies en 1858.

Sólo a partir de entonces la paleontología se fue convirtiendo en una ciencia independiente, capaz de determinar la verdadera edad del planeta y de desentrañar las formas de vida que lo gobernaron durante los milenios previos a nuestra llegada.

  1. Objeto de estudio de la paleontología

paleontologia bosque petrificado
La paleontología también estudia fósiles no animales, como árboles petrificados.

El propósito de la paleontología es fácil de comprender si nos fijamos en la etimología de su nombre, compuesto por tres voces griegas distintas: palaios, “antiguo”; ontós, “el ser” o “lo que es”, y lógos, “conocimiento” o “razón”.

De modo que la paleontología tiene como objeto de estudio a los seres antiguos, esto es, las formas de vida que existieron en el planeta mucho antes del inicio de la historia. Los dinosaurios, los grandes mamíferos, o las primeras formas de vida bacteriana son sólo algunos ejemplos. Su estudio es a partir de muestras, evidencias y rastros: eso que llamamos “el registro fósil”.

Este conocimiento es de suma importancia para comprender de dónde proviene la humanidad y de qué manera opera la vida. Arroja luces sobre las condiciones que produjeron la vida en primer lugar, o las que impulsaron su evolución o incluso las que condujeron a masivas y trágicas extinciones.

  1. Paleontología y arqueología

Aunque estas dos ciencias se interesan por el pasado remoto, y lo hacen a partir de la evidencia conservada en el tiempo, sus objetos de estudio concretos son radicalmente distintos.

Mientras la paleontología se centra en la vida que existió antes y durante la aparición de la humanidad, la arqueología se ocupa del pasado de la humanidad: las culturas antiguas, las evidencias de sus primeras formas de organización, etc.

Más en: Arqueología

  1. Ejemplos de hallazgos fósiles

paleontologia huellas fosiles
Los animales prehistóricos se conocen también por la fosilización de sus huellas.

Algunos hallazgos reconocidos del registro fósil son los siguientes:

  • Hallazgo del espécimen de Berlín del Archaeopteryx en 1880, el primer fósil de dinosaurio hallado en el que hay evidencia de su plumaje. Esto revolucionó la idea que se tenía de estas criaturas hasta entonces y permitió su reconocido nexo con las aves modernas, sus descendientes.
  • El fósil humano más antiguo fue hallado en 2018, en la cueva de Misliya, Israel, y se compone de un fragmento de mandíbula con la mayor parte de sus dientes intactos. El hallazgo data de hace 170.000 a 200.000 años de antigüedad.
  • Las huellas fosilizadas del Parque Clayton Lake, en Nuevo México, Estados Unidos. Allí se halló un conjunto de huellas fósiles, que incluye huellas de dinosaurios enormes y pequeños.
  • El hallazgo del Argentinosaurus huincuilensis en la Patagonia argentina, que se produjo en Neuquén, cerca de la cordillera de Los Andes en 1989. Este dinosaurio es uno de los pocos conocidos que habitaron la América del Sur durante el Cretácico, y fue uno de los animales terrestres más enormes de los que se tenga noticia hasta ahora.

Sigue con: Zoología

Referencias:

Última edición: 27 de febrero de 2020. Cómo citar: "Paleontología". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/paleontologia/. Consultado: 12 de agosto de 2020.

Publicidad