Concepto de
Química Orgánica

Te explicamos qué es la química orgánica, su origen y relación con la química inorgánica. Además, clasificación de compuestos orgánicos.

quimica organica
La materia orgánica está formada principalmente por carbono e hidrógeno.

¿Qué es la química orgánica?

La química orgánica o de química del carbono es el estudio de las sustancias y compuestos de tipo orgánico, lo cual quiere decir que tienen como base combinatoria de su estructura atómica los elementos carbono, hidrógeno y oxígeno. Además, los compuestos orgánicos constituyen las distintas formas de seres vivos en nuestro planeta.

En ese sentido, la química orgánica como campo de estudio se interesa por la estructura, el comportamiento, las propiedades y los usos de este tipo de compuestos químicos. Por eso, es fundamental para comprender cómo funciona la vida y los diversos procesos energéticos e industriales que ha desarrollado la especie humana a lo largo de su historia.

Para la química moderna, son elementos orgánicos aquellos que más usualmente aparecen en los organismos vivientes y en sus compuestos derivados, como son el carbono (C), el hidrógeno (H), el azufre (S), el oxígeno (O), el nitrógeno (N) y todos los elementos halógenos.

Aunque los elementos mencionados son los más frecuentes, las sustancias orgánicas pueden estar compuestas también por otros elementos, tanto orgánicos como inorgánicos.

Ver también: Bioquímica

Origen de la química orgánica

quimica organica historia antibioticos
En el siglo XX la química orgánica y la medicina lograron desarrollar antibióticos.

El origen del nombre “química orgánica” proviene de ciertas teorías científicas que estuvieron en boga hasta mediados del siglo XIX, y que proponían que los compuestos orgánicos eran, necesariamente, restos o residuos de antiguos seres vivos. Por lo tanto, sostenían que toda la materia orgánica provenía de sus cuerpos.

Sin embargo, en 1828, el químico alemán Friedrich Wöhler se dio cuenta de que sustancias inorgánicas como el cianato de amonio (CH4N2O) podía convertirse, mediante determinados procesos químicos, en una sustancia orgánica como es la urea. Esto ocurre en la orina de numerosos animales, por ejemplo.

Así es como Wöhler obtuvo la primera evidencia de que la materia orgánica y la inorgánica podían tener un origen común, no relacionado necesariamente con la vida.

Por su parte, la química orgánica empezó a ser una rama fundamental de la química moderna en pleno siglo XX, cuando nuevos métodos de investigación surgieron gracias a la tecnología. Así se logró comprender mejor los procesos propios de los compuestos orgánicos. En ello también jugaron un rol importante la biología y la medicina.

Clasificación de los compuestos orgánicos

Los compuestos orgánicos se clasifican, a groso modo, de la siguiente manera:

  • Hidrocarburos aromáticos. De naturaleza cíclica y estable, se caracterizan por formar una partícula en forma de anillo, debido a que comparten electrones en su última capa atómica, de manera recíproca.
  • Hidrocarburos alifáticos. Compuestos simples no aromáticos, o sea, que se estructuran en una cadena lineal de unidades repetidas (monómeros).
  • Compuestos heterocíclicos. Dotados de una estructura cíclica, en la que uno de sus átomos de carbono ha sido desplazado por otros elementos como el nitrógeno, el azufre o el oxígeno, alterando así sus propiedades fundamentales.
  • Compuestos organometálicos. Aquellos compuestos orgánicos conformados por átomos de carbono unidos covalentemente a uno o más átomos de un elemento metálico.
  • Polímeros. Se llama así a las grandes cadenas macromoleculares, cuyas unidades se hallan unidas entre sí por puentes de hidrógeno, enlaces covalentes o fuerzas de Van der Waals, formando estructuras muy complejas y ricas en energía química.

Química orgánica y química inorgánica

La diferencia esencial entre la química orgánica y la inorgánica tiene que ver con el tipo de compuestos en las cuales se interesan. La química orgánica estudia los compuestos con carbono e hidrógeno como componentes principales.

En cambio, la química inorgánica se ocupa por igual del resto de los elementos químicos, capaces de formar parte de las sustancias que sostienen la vida, pero no como elementos fundamentales y primordiales. Por ende, existen compuestos inorgánicos que contienen carbono e hidrógeno, pero no existen compuestos orgánicos sin carbono.

Así, la química inorgánica explora la unión de los átomos mediante intercambios eléctricos, ya que los elementos inorgánicos son buenos conductores. En cambio, la química orgánica estudia los enlaces covalentes, que consisten en compartir electrones de la última capa atómica.

Más en: Química inorgánica

Ejemplos de química orgánica

quimica organica ejemplos jabon
El jabón se fabrica a partir de grasas animales y vegetales.

La química orgánica se halla muy presente en nuestro día a día, y son ejemplos de ello los siguientes procesos químicos, tanto naturales como artificiales:

  • La fabricación del jabón, mediante el proceso llamado “saponificación”, a partir del uso de grasas animales y vegetales.
  • La fermentación y destilación de azúcares, llevada a cabo por microorganismos, para obtener así alcoholes. Con ellos, el ser humano fabrica bebidas, solventes y diversos productos.
  • La síntesis de almidones, proceso que llevan a cabo las plantas durante su fotosíntesis, y que les sirve para almacenar carbohidratos en algodones y otros materiales parecidos, aprovechables también por el ser humano.
  • La industria petroquímica, que obtiene de las cadenas de polímetros de este material, sustancias tan distintas como el plástico, la gasolina, el benceno, etc.
  • La creación de antibióticos, ya sea por hongos que segregan estos compuestos capaces de matar ciertos tipos de bacterias, o bien sintetizados en laboratorios.

Sigue con: Industria química

Referencias:

Última edición: 12 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Química Orgánica". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/quimica-organica/. Consultado: 30 de septiembre de 2020.

Publicidad