Concepto de
Lípido

Te explicamos qué es un lípido y sus diferentes funciones. Además, cómo se clasifican y algunos ejemplos de estas moléculas.

lípidos
Ciertos lípidos forman el tejido adiposo conocido comúnmente como grasa.
  1. ¿Qué es un lípido?

Los lípidos o grasas son conjuntos de moléculas orgánicas constituidas primordialmente por átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno (en menor medida), así como elementos como nitrógeno, fósforo y azufre, que tienen la característica de ser moléculas hidrófobas (insolubles en agua), que cumplen funciones energéticas, reguladoras y estructurales en los organismos de los seres vivos.

En su conjunto, los lípidos son realmente diversos, tal y como pueden ser sus orígenes, mayormente bioquímicos, sin embargo. Tienen en común su solvencia en disolventes orgánicos no polares (bencina, benceno, cloroformo, etc.) y estar formados por cadenas alifáticas (saturadas o insaturadas), que en ocasiones tienen forma de anillo aromático.
De su estructura molecular dependerá su flexibilidad o rigidez, pero por lo general se trata de cadenas de hidrocarburos unidos mediante puentes de hidrógeno.

Algunos lípidos, como los que componen la membrana celular, poseen una capa hidrófoba y otra hidrófila, de modo que sólo por uno de sus lados pueden aceptar la interacción con átomos de agua, o similares. Esto les confiere una versatilidad e importancia a la hora de formar parte estructural de los organismos.

Los lípidos, por último, forman parte vital de la alimentación de los seres vivos, ya que muchas vitaminas no pueden asimilarse excepto en presencia de ciertos lípidos, y además muchos ácidos grasos resultan indispensables para el metabolismo animal.

Al mismo tiempo, ciertos lípidos forman el tejido adiposo, conocido comúnmente como grasa, el cual cumple un rol de soporte, protección y almacenamiento energético de suma importancia para el organismo animal, aunque producido en exceso también puede constituir una amenaza para el equilibrio de la vida.

Puede servirte: Proteínas.

  1. Función de los lípidos

lípidos
Los lípidos van desde los intestinos a sus distintos destinos en el cuerpo.

Los lípidos cumplen con las siguientes funciones en el organismo:

  • Reserva de energía bioquímica. Ciertos lípidos conocidos como triglicéridos (tres moléculas de azúcar) constituyen en el cuerpo de los animales (incluido el ser humano) la reserva energética por excelencia. Cuando hay exceso carbohidrático, se genera grasa para almacenar y consumir dicha glucosa a futuro, ya que un gramo de grasa puede brindar 9,4 kilocalorías al organismo.
  • Soporte estructural del cuerpo. Los lípidos sirven como materia prima en la construcción de numerosas estructuras biológicas (como las membranas celulares), pero también como materia de fijación y protección física de órganos internos y de distintas partes del cuerpo.
  • Regulación y comunicación celular. Diversas vitaminas, hormonas y glucolípidos no son más que grasas segregadas por diversos órganos y ganglios del cuerpo, que las emplea como mecanismo de regulación de diversas respuestas del organismo.
  • Transporte. En conjunto con ácidos biliares y lipoproteínas, los lípidos van desde los intestinos a sus distintos destinos, sirviendo además de transporte a otros nutrientes.
  • Protección térmica. La grasa corporal defiende al interior del organismo de la acción del frío, ya que a mayor grasa presente menor radiación térmica hacia afuera, y por ende menor pérdida de calor.
  1. Clasificación de los lípidos

Los lípidos o grasas se clasifican, en principio, en dos categorías:

Saponificables. Se conocen así a los lípidos semejantes a las ceras y las grasas, que pueden hidrolizarse pues tienen enlaces de éster. Ejemplos de ello son los ácidos grasos, los acilglicéridos, los céridos y los fosfolípidos. A su vez, pueden clasificarse en:

  • Simples. Su estructura comprende mayormente átomos de oxígeno, carbono e hidrógeno. Destacan en este grupo los acilglicéridos: aquellos que al solidificarse se conocen como grasa y al hacerse líquidos como aceites.
  • Complejos. Aquellos que poseen además de los átomos mencionados, abundantes partículas de nitrógeno, azufre, fósforo, u otras moléculas como glúcidos. También se les conoce como lípidos de membrana.

No saponificables. Aquellas que, claro está, no pueden hidrolizarse al no presentar enlaces éster.

  1. Ejemplos de lípidos

lípidos
Los fosfolípidos son el “ladrillo base” para las membranas celulares.

Algunos ejemplos de lípidos son:

Lípidos saponificables:

  • Ácidos grasos. Largas moléculas en forma de cadena hidrocarbonatada (CH2), con una molécula de hidroxilo terminal y varios átomos de carbono (2-4) en el medio. Pueden ser de dos tipos: ácidos grasos saturados (compuestos por enlaces simples únicamente) como el ácido láurico, ácido palmítico, ácido margárico, ácido araquídico, etc. o ácidos grasos insaturados (con presencia de enlaces dobles más difíciles de disolver) como el ácido oleico, ácido linoleico, ácido palmitoleico, etc.
  • Acilglicéridos. Se trata de ésteres de ácidos grasos con glicerina (glicerol), producto de una reacción de condensación que puede almacenar de esta manera de uno a tres ácidos grasos: monoglicéridos, diglicéridos y triglicéridos, respectivamente. Estos últimos son los más importantes de todos y los que forman el tejido adiposo.
  • Fosfolípidos. El ácido fosfatídico contiene una molécula de glicerol a la cual pueden unirse hasta dos ácidos grasos (uno saturado y uno insaturado) y un grupo fosfato, lo cual le imprime una marcada polaridad a este tipo de compuestos. Este tipo de lípidos son el “ladrillo” base para las membranas celulares: colina, etanolamina, serina, etc.

Lípidos insaponificables:

  • Terpenos. Lípidos derivados del isopreno, del cual poseen al menos dos moléculas. Algunos aceites esenciales como el mentol, limoneno, geraniol o el fitol de la clorofila, son terpenos.
  • Esteroides. Lípidos compuestos por cuatro anillos fusionados de carbono, conformando una molécula con partes hidrófilas y otras hidrófobas, tales como los ácidos biliares, las hormonas sexuales, la vitamina D y los corticoides. Cumplen funciones reguladoras o activadoras en el organismo.
  • Prostaglandinas. Lipidos derivados de ácidos grasos esenciales complejos, como el omega-3 y el omega-6, conformando moléculas de 20 átomos que cumplen funciones mediadoras del sistema nervioso central, del sistema inmune y de los procesos inflamatorios.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Lípido". Recuperado de: https://concepto.de/lipido/


Citar

Citado APA: (A. 2018,11. Concepto de Lípido. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,12, de https://concepto.de/lipido/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,11. Concepto de Lípido. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.