Concepto de
Hongos

Te explicamos qué son los hongos, sus tipos, cómo se reproducen y otras características. Además, qué son los hongos parásitos.

hongos
Se conocen alrededor de 100.000 especies de hongos.

¿Qué son los hongos?

Los hongos son los seres vivos pertenecientes al reino fungi: los mohos, levaduras y setas. Este conjunto de seres vivos puede considerarse un reino intermedio entre plantas y animales, de los cuales se separó hace más de un millón de años, dado que sus integrantes llevan vidas inmóviles e insensibles como las plantas, pero poseen una nutrición heterótrofa como los animales, o sea, consumen materia orgánica para subsistir.

No siempre se comprendió del todo a los hongos, y hasta épocas recientes, muchos seres que se consideraban plantas resultaron ser hongos, y muchos de los que se consideraban hongos resultaron ser otra cosa. Ello en parte se debe a que el reino de los hongos presenta una inmensa diversidad, con individuos policelulares de tamaño macroscópico, y con seres perceptibles únicamente a través del microscopio.

Los hongos existen en prácticamente todos los hábitats, incluso algunos bajo el agua, y se conocen actualmente alrededor de 100.000 especies diferentes, del estimado de más de un millón de especies totales del planeta Tierra. Muchas de ellas son de inmensa utilidad en la industria, especialmente las levaduras, tanto en la gastronomía como en la farmacología, y muchas otras en cambio son causantes de enfermedades en personas y animales.

La rama de la biología que estudia los hongos es la micología.

Ver también: Reinos biológicos

Características de los hongos

hongos caracteristicas liquenes
En simbiosis con algas y plantas, los hongos forman líquenes.

Los hongos constituyen un reino entero, cuyas características generales pueden resumirse en las siguientes:

  • Son seres vivos eucariotas, más cercanos evolutivamente a los animales que a las plantas.
  • Carecen de movilidad y sentidos, como las plantas, pero a diferencia de ellas no poseen una nutrición autótrofa (fotosíntesis o quimiosíntesis), sino que consumen materia orgánica disponible (nutrición heterótrofa). Pero a diferencia de los animales, no pueden ingerir el alimento, sino que deben absorberlo.
  • Las células de los hongos poseen una pared celular (al igual que las células vegetales), pero en lugar de estar compuesta de celulosa, está compuesta de quitina, la misma sustancia que emplean muchos animales para sus cubiertas y caparazones.
  • Pueden ser unicelulares y microscópicos, o pluricelulares y macroscópicos, dependiendo de la especie, y habitar hábitats muy distintos, terrestres o submarinos, o también parasitar los cuerpos de plantas y animales.
  • Generalmente ocupan un nicho ecológico descomponedor, o sea, detritófago, ayudan a descomponer la materia orgánica de desecho.
  • Suelen formar asociaciones simbióticas con algas y plantas, dando origen así a los líquenes.
  • Sirven de alimento a numerosas especies de animales, incluidos los seres humanos.

Reproducción de los hongos

hongos reproduccion
Las esporas pueden resistir hasta que las condiciones sean propicias para germinar.

Los hongos se reproducen a través de esporas, que son formas resistentes al entorno capaces de perdurar, esperando al momento en que las condiciones sean propicias para germinar. Dichas esporas pueden producirse sexual o asexualmente, en órganos conocidos como esporangios, y son liberados al entorno, donde el viento, el agua y otros factores ambientales contribuyen a dispersarlas.

Más en: Reproducción de los hongos

Tipos de hongos

La clasificación de los hongos ha variado mucho en el tiempo, a medida que se conoce más y mejor sobre estos seres vivos tan peculiares. En general, se diferencian los siguientes cinco grandes tipos de hongos:

  • Basidiomicetos (Basidiomycota), hongos que desarrollan setas, de las cuales nacen las esporas del hongo.
  • Ascomicetos (Ascomycota), hongos que en vez de setas tienen ascas, que son células sexuales productoras de esporas.
  • Glomeromicetos (Glomeromycota), conocidos como micorrizas, o sea, uniones simbióticas entre un hongo y las raíces de una planta, en las que se intercambia agua y nutrientes, por carbohidratos que el hongo no puede sintetizar.
  • Zigomicetos (Zygomycota), mohos capaces de formar zigoesporas, o sea, esporas que perduran activas mucho tiempo hasta finalmente puedan germinar.
  • Quitridiomicetos (Chytridiomycota), hongos microscópicos y primitivos, generalmente acuáticos, cuyas esporas son flageladas (zoosporas), o sea, capaces de movimiento propio.

Hongos parásitos

hongos parasitos
Los hongos que provocan la candidiasis son microscópicos.

Los hongos no sólo son capaces de defenderse a través de venenos y toxinas (algunas de ellas alucinógenas), capaces de causar daños o la muerte en los animales que los ingieren, sino que también son posibles causantes de enfermedades, especialmente las levaduras y otros hongos microscópicos.

Estas afecciones micóticas son tratables en su gran mayoría, y en algunos casos son transmisibles, como es el caso del Candida albicans (responsable de la candidiasis de transmisión sexual). Otro caso común es el llamado “pie de atleta” (Tinea pedis) que se aloja en la piel, como resultado de condiciones continuas de humedad, producto de la sudoración. Para este tipo de afecciones existen medicamentos antimicóticos.

Sigue con: Esporulación

Referencias:

Última edición: 27 de noviembre de 2020. Cómo citar: "Hongos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/hongos/. Consultado: 15 de abril de 2021.