Factores bióticos

Te explicamos qué son los factores bióticos y cómo se clasifican. Ejemplos de factores bióticos y cómo se relacionan con los abióticos.

factores bioticos - elefantes
Los animales son seres vivos, por lo tanto son factores bióticos.

¿Cuáles son los factores bióticos?

Los factores bióticos son todos aquellos que poseen vida, es decir, que están contemplados en alguno de los reinos de la vida y cuyas interacciones apuntan a la supervivencia y la reproducción de su especie. En otras palabras, los factores bióticos son todos los seres vivos que forman parte de un ecosistema y todas las interacciones que se producen entre ellos. Usualmente se refieren a lo contemplado en la flora y la fauna de un ambiente determinado, pero también incluyen a los hongos y los microorganismos.

Los factores bióticos se encuentran comúnmente organizados en poblaciones, es decir, conjuntos de individuos de la misma especie que comparten un hábitat específico. A su vez, las poblaciones de un mismo sitio interactúan entre sí formando una comunidad.

Ver también: Adaptación de los seres vivos

Relaciones entre los factores bióticos

El compartir un ambiente da como resultado el establecimiento de distintos tipos de relaciones entre los factores bióticos.

  • Entre la misma especie:
    • Relaciones de competencia (por el alimento, por el espacio o por otros recursos).
    • Relaciones de cooperación (para protegerse de los depredadores, para orientarse en los procesos migratorios o para dividirse el trabajo).
  • Entre distintas especies (interespecíficas)
    • Relaciones de competencia por los mismos recursos: comida, luz, espacio, humedad, etc.
    • Relaciones que suponen un perjuicio para alguna de las especies: depredación, herbivorismo, parasitoidismo.
    • Relaciones que suponen la obtención de un beneficio para ambas: de mutualismo y simbiosis.
    • Relaciones en en las que una de las especies implicadas obtiene un beneficio o un perjuicio mientras que la otra no es favorecida ni perjudicada: comensalismo y el amensalismo respectivamente.

Las relaciones alimentarias que se dan entre los seres vivos que comparten un hábitat se representan en cadenas tróficas (o cadenas alimentarias) que reflejan el flujo de materia y energía en los ecosistemas.

Los factores bióticos se distinguen de los factores abióticos en que estos últimos son inertes, es decir, no están relacionados con la vida sino con la materia circundante y sus procesos (químicos, climáticos, físicos, etc.) son de tipo no orgánicos. Los factores abióticos son los que determinan el medio físico en el cual habitan los seres vivos.

Puede servirte: Factores bióticos y abióticos

Clasificación de los factores bióticos

Los factores bióticos se pueden clasificar en tres tipos, según la forma en que se alimentan y el lugar que ocupan en las cadenas alimentarias:

  • Organismos productores. También llamados autótrofos, estos seres vivos son capaces de producir su propio alimento a partir de materia inorgánica y una fuente de energía. Los organismos productores pueden ser de dos tipos:
    • Fotoautótrofos. Son aquellos que fabrican su alimento mediante la fotosíntesis, proceso por el cual sintetizan azúcares a partir de dióxido de carbono y agua, aprovechando la luz. Por ejemplo: las plantas.
    • Quimioautótrofos. Son aquellos que obtienen la energía para fabricar su alimento a partir de distintas reacciones químicas exotérmicas de compuestos inorgánicos. A diferencia de los fotoautótrofos, estos organismos no utilizan agua en el proceso de quimiosíntesis y tampoco producen oxígeno. Dentro de este grupo se incluyen algunas bacterias que viven en ambientes extremos.
  • Organismos consumidores. También llamados heterótrofos, son aquellos seres vivos que necesitan alimentarse de otros, es decir, deben consumir materia orgánica para sostener su metabolismo y lo obtienen de otros seres vivos. Los consumidores pueden ser de dos tipos:
    • Herbívoros. Son aquellos que se alimentan de organismos productores, por ejemplo, comen plantas, semillas, raíces, algas o vegetales. Este grupo incluye desde animales pequeños, como el conejo, hasta otros de gran tamaño como la jirafa.
    • Carnívoros. Son aquellos que se alimentan de otros organismos consumidores (herbívoros o incluso de otros carnívoros). Este grupo incluye desde insectos y arácnidos, hasta grandes mamíferos, como el león.
    • Detritívoros. También llamados detritofagos, se alimentan de detritos, que es materia orgánica muerta. Esta incluye cadáveres, hojarasca y heces. Dentro de este grupo están los protozoos, las lombrices, los moluscos, los crustáceos, los miriápodos (como los milpiés) y una gran variedad de insectos como los escarabajos y las moscas.
  • Organismos descomponedores. También llamados saprótrofos, son aquellos seres vivos que se abastecen de energía a partir de la materia orgánica presente en los cadáveres y restos corporales de todos los miembros de la cadena alimentaria, y llevan a cabo el proceso de “reciclaje” de la materia y la energía. En términos generales liberan moléculas simples, como dióxido de carbono y sales minerales, que pueden ser reutilizadas por los productores. Dentro de este grupo se incluyen heterótrofos microbianos como bacterias, hongos y levaduras.

Ejemplos de factores bióticos

Algunos ejemplos de factores bióticos pueden ser:

  • Los bosques. Son grandes aglomeraciones de árboles de diferentes tamaños y estratos, que sirven de hábitat a muchos animales y suministran materia orgánica constante a los detritófagos del suelo.
  • Los hongos y bacterias. Son dos de los grandes tipos de descomponedores, que obtienen energía a partir de la materia orgánica muerta (hojas muertas, trozos de corteza, restos de animales muertos, mudas de piel, excrementos) y asimilan todos los nutrientes presentes en ella, dejando el resto a disposición de los organismos productores.
  • Los grandes depredadores. Son los grandes felinos, serpientes, aves de rapiña, es decir, los grandes consumidores de carne animal, que se alimentan exclusivamente de animales más pequeños. Mantienen controladas las poblaciones y eventualmente mueren, sumándose a la materia orgánica por reciclar.
  • El fitoplancton. Presente únicamente en los entornos acuáticos, se trata de una variedad de microorganismos fotosintéticos, en su mayoría algas y cianobacterias flotantes, que constituyen la base de la mayor parte de las redes alimentarias acuáticas. Son alimento para organismos mayores como peces, crustáceos (krill) e incluso grandes animales como las ballenas.
  • Los herbívoros de buen tamaño. Son aquellos que se alimentan de toneladas de materia orgánica vegetal, que luego sirve de sustento a los grandes depredadores y a los carroñeros que vendrán después. Algunos herbívoros de gran tamaño son los bueyes, los antílopes, los elefantes y los nus.

Factores bióticos y abióticos

Los factores bióticos y abióticos se distinguen en que los bióticos tienen que ver con las formas de vida y sus relaciones, mientras que los abióticos se relacionan con las características  fisicoquímicas  de un ecosistema. Así, mientras que los animales y las plantas son factores bióticos, el pH del suelo, el clima y la composición del suelo son factores abióticos.

Sin embargo, ambos tipos de factores están fuertemente vinculados, ya que el estado de uno se refleja en el del otro. La composición química del suelo, por ejemplo, incide directamente en su fertilidad y, por lo tanto, en la capacidad de sostener vida vegetal, que sostendrá a su vez a consumidores y detritófagos. Pero la existencia de estas formas de vida añadirá, con el tiempo, capas de materia orgánica al suelo, manteniéndolo fértil y rico en nutrientes que a su vez fijarán su composición química.

En conclusión, podemos afirmar que los factores bióticos y los abióticos son fundamentales para el desarrollo de las especies y su hábitat: no es posible concebir la existencia de uno sin el otro.

Más en: Factores abióticos

Referencias

  • Biología: Solomon E., Berg L., Martin D. (2013) 9ª Edición. Editorial Cengage Learning.
  • Ecología. Smith T. y Smith R. (2007) 6a Edición. Editorial Pearson Educación.
  • Ecología I: Introducción. Organismos y poblaciones. Escolástico León C., Cabildo Miranda M. del P., Claramunt Vallespí R. M., Claramunt Vallespí T. (2013) Edición digital. Universidad Nacional de Educación a Distancia.

¿Cómo citar?

"Factores bióticos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/factores-bioticos/. Última edición: 14 de julio de 2022. Consultado: 20 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 14 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)