Concepto de
Ecosistema Terrestre

Te explicamos qué es un ecosistema terrestre y cómo se clasifica. Además, sus principales características y ejemplos.

Ecosistema terrestre
Los ecosistemas terrestres tienen lugar en el suelo firme y en el aire.

¿Qué es un ecosistema terrestre?

Se llama ecosistemas terrestres a aquellos que tienen lugar en el suelo firme y en el aire, o en los accidentes geográficos (montañas, etc.), lugares en donde encuentran todo lo que necesitan para nacer, crecer y reproducirse.

Se distinguen de los ecosistemas acuáticos y de los mixtos en que no presentan una predominancia de grandes cuerpos de agua, como lagos, ríos o mares. Aun así, presentan diversos rangos de precipitaciones, dependiendo de sus características geográficas y climáticas.

La fauna terrestre, así, se ha adaptado hace millones de años a la rigidez del suelo y a la sequía del aire (comparada con el agua en donde se originó), mediante extremidades sólidas para caminar, en lugar de nadar, y pieles con capacidad de humectación propia, para no desecarse. Los animales voladores, terrestres y subterráneos cohabitan en los ecosistemas terrestres.

De manera similar, estos ecosistemas son algunos de los más afectados por la contaminación y por la incidencia de las actividades humanas, como la tala, la expansión urbana o la acumulación de desechos sólidos.

  1. Características

Ecosistema terrestre
La vida en la tierra cuenta con mayor presencia de luz y la limpieza del ambiente.

El agua resulta un factor de importancia capital para la vida en los ecosistemas terrestres, ya que sólo la reciben de parte de la lluvia, que en algunos ambientes puede ser muy escasa.

No obstante, la vida en la tierra cuenta con otras ventajas como la mayor presencia de luz y la limpieza del ambiente, así como enormes plataformas en las que crece la vida vegetal hasta las alturas y una gran diversidad climática y topográfica.

Al mismo tiempo, en los ecosistemas terrestres el viento es el principal agente de erosión, así como de transporte de ciertas especies, y en ellos convive la vida vegetal con la animal, la micótica, la microbiológica y la anfibia. En las selvas, por ejemplo, la biodiversidad alcanza algunos de sus mayores límites conocidos.

  1. Tipos de ecosistemas terrestres

Los ecosistemas terrestres son abundantes, y pueden clasificarse conforme a sus características climáticas y a los factores abióticos presentes en ellos:

  • Áridos. Aquellos de baja incidencia de precipitación y por lo tanto enorme sequía, con temperaturas altas durante el día y bajas de noche (o bajas y más bajas aún, como el desierto polar antártico) y condiciones difíciles para la vida. Suele haber poca vegetación y vida muy especializada a las condiciones.
  • Praderas. Ecosistemas de vegetación baja y por lo general en planicies, inundables o no durante la época de lluvia, en los que la vida animal abunda y suele haber gran variación climática durante las estaciones.
  • Selváticos. Por lo general presentan grandes acumulaciones de vegetación tupida, de gran tamaño, con sotobosque muy bajo y enormes acumulaciones de materia orgánica. Son hervideros de vida, con miles de especies de todo tipo y ciclos climáticos cálidos y húmedos, usuales del ecuador.
  • Montañosos. Usualmente mixtos, combinando otros ecosistemas pero tendiendo hacia el árido a medida que se asciende en la montaña, dada la baja del oxígeno y de las temperaturas.
  1. Ejemplos

Ecosistema terrestre
Los desiertos ocupan actualmente un tercio del planeta Tierra en total.

Algunos ecosistemas terrestres son:

  • Desiertos cálidos. Los ecosistemas áridos por excelencia, con vegetación xerófita adaptada al extremo calor diurno y a la poquísima precipitación, pero con una fauna muy particular que se refugia del calor como puede. Ocupan actualmente un tercio del planeta Tierra en total.
  • Selva tropical húmeda. Ubicada en las regiones del ecuador de América y África, se trata de enormes aglomeraciones de vida vegetal y animal, en hábitats cerrados y de abundantes precipitaciones. Suelen darse en regiones calurosas, sin estaciones más allá de una época seca y otra de lluvia. Son las regiones con más biodiversidad del planeta.
  • Pastizales. Llamados también herbazales o praderas, son ecosistemas en los que predomina una vegetación herbácea, es decir, de hierbas de baja altura. Suelen darse en lugares de baja precipitación y temperaturas templadas, con veranos intensos e inviernos fríos.
  • Taiga. También llamado bosque boreal o bosque de coníferas, se trata de grandes formaciones cerradas de vegetación alta, consideradas la mayor masa forestal del planeta. Se ubican en las zonas frías del norte de Rusia y Siberia, en el norte de Canadá y de Europa, y tienen temperaturas de 19 °C en verano y de -30 °C en invierno, es decir, una enorme variación térmica. Su fauna está compuesta de pequeños mamíferos y depredadores terrestres y aéreos, principalmente.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Ecosistema Terrestre". Recuperado de: https://concepto.de/ecosistema-terrestre/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Ecosistema Terrestre. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/ecosistema-terrestre/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Ecosistema Terrestre. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.