Escorrentía

Te explicamos qué es la escorrentía y por qué es fundamental para el ciclo del agua. Además, los tipos de escorrentía que existen y cómo se calcula.

El agua escurre por la superficie a través de ríos y arroyos.

¿Qué es la escorrentía?

La escorrentía es el flujo de agua que, por no ser absorbida por la superficie, se desplaza sobre tierra. Este proceso es fundamental en el ciclo del agua porque representa la fase en la que el agua, que ha caído como precipitación, fluye sobre la superficie y regresa a los cuerpos de agua como lagos, mares y océanos para volver a ser evaporada.

Cuando llueve, parte del agua es captada por la vegetación y el suelo, pero si la intensidad de la lluvia es alta o si el suelo ya está saturado, el agua no puede ser absorbida completamente y comienza a moverse superficialmente.

El agua que se infiltra y circula debajo de la superficie constituye un tipo diferente de escorrentía que no es superficial sino subterránea. En ese caso, el agua circula debajo de la tierra y puede volver a emerger hacia la superficie, desembocar en mares u océanos o almacenarse en grandes cuerpos de agua subterránea denominados “acuíferos”.

La cantidad de escorrentía superficial depende de la cantidad y la intensidad de la lluvia, la pendiente y la capacidad de absorción del suelo.

Puede servirte: Ciclo del agua

La escorrentía en el ciclo del agua

La escorrentía transporta agua desde las áreas donde cae la precipitación hacia los ríos, lagos y océanos. Este movimiento es fundamental para mantener el flujo de agua sobre la Tierra y distribuirlo sobre la superficie.

Además, la escorrentía transporta nutrientes esenciales para la vida y el desarrollo de plantas, animales y microorganismos que conforman los ecosistemas terrestres y acuáticos del planeta.

También se produce escorrentía cuando el sol derrite el hielo que se encuentra en la cima de las montañas o en los glaciares, y se produce el fenómeno llamado “deshielo”. Este proceso es fundamental para el ciclo hidrológico, ya que el agua derretida circula sobre la superficie, desemboca en cuerpos de agua y puede ser evaporada nuevamente para que el ciclo tenga continuidad.

Tipos de escorrentía

Parte del agua que circula de manera hipodérmica puede emerger y sumarse a la escorrentía superficial.

Existen tres tipos de escorrentía:

  • La escorrentía superficial. Se produce por el agua de precipitación que el suelo no puede absorber. Impulsada por la fuerza de gravedad, el agua circula sobre la superficie desde las zonas más elevadas hacia las áreas más bajas. Este tipo de escorrentía incluye a los arroyos y ríos que circulan sobre la superficie de la tierra.
  • La escorrentía hipodérmica. Se produce cuando el agua circula debajo de la superficie pero a muy poca profundidad. Al circular en las capas superiores del suelo, suele volver a emerger y sumarse a la escorrentía superficial.
  • La escorrentía subterránea. Se produce cuando el agua infiltrada alcanza mayor profundidad y circula por las capas inferiores del suelo. Este tipo de escorrentía puede almacenarse en acuíferos subterráneos o circular debajo de la superficie hacia mares y océanos.

El coeficiente de escorrentía

El coeficiente de escorrentía es una medida que se utiliza para expresar la proporción de la precipitación que se convierte en escorrentía sobre la que es absorbida por el suelo.

Para calcular el coeficiente de escorrentía, generalmente se compara el caudal real (la cantidad de agua que circula sobre la superficie después de una lluvia) con el caudal teórico o potencial (la cantidad de agua que teóricamente podría haber fluido si toda la precipitación se hubiera convertido en escorrentía). La relación entre estos dos valores proporciona el coeficiente de escorrentía.

La escorrentía urbana

Los entubamientos subterráneos permiten la circulación de agua debajo de la superficie de las ciudades.

La escorrentía urbana presenta particularidades distintivas en comparación con las áreas rurales, ya que en la ciudad el agua de las lluvias circula por las calles y superficies asfaltadas en lugar de ser absorbida por el suelo.

El asfalto es un material impermeable que reduce drásticamente la capacidad del suelo para absorber el agua de lluvia. En lugar de infiltrarse, la precipitación se acumula en la superficie y se convierte en escorrentía.

Por esta razón, la mayoría de las áreas urbanas están equipadas con sistemas de alcantarillados diseñados para recoger y conducir la escorrentía hacia entubamientos que se encuentran debajo de las calles.

Las alcantarillas y los entubamientos subterráneos desempeñan un papel fundamental en la gestión de la escorrentía al quitar el agua de las calles y transportarla hacia su desembocadura por debajo de la superficie. De esa manera, se evita que el agua se acumule en la superficie y se produzcan inundaciones.

Sigue con:

Referencias

  • Pech, P y Regnauld, H (1997) Geografía Física. Fundación a Distancia Hernandarias. Editorial Docencia.
  • Tarbuck, E y Lutgens, F (2005) Ciencias de la Tierra. Una introducción a la geología física. Prentice Hall.
  • Valdivieso, A (s.f) ¿Qué es la escorrentía? https://www.iagua.es/
  • Vera, C. y Camilioni, A (s.f) El ciclo del agua. Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación Argentina. http://www.bnm.me.gov.ar/
  • Zapperi, P. (2014) Caracterización del escurrimiento urbano en la ciudad de Bahía Blanca. Revista Universitaria de Geografía. https://www.redalyc.org/

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Escorrentía". Autor: Gustavo Sposob. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/escorrentia/. Última edición: 16 de octubre de 2023. Consultado: 24 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 16 octubre, 2023
Revisado por Gustavo Sposob
Profesor de Enseñanza Media y Superior en Geografía (UBA).

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)