Concepto de
Selva

Te explicamos qué es la selva, sus climas e impacto ambiental. Además, su variada fauna, vegetación y comparación con el desierto.

Selva
Las selvas son los más grandes centros de generación de oxígeno del mundo.

¿Qué es la selva?

Cuando hablamos de Selva, jungla o bosque lluvioso tropical, nos referimos fundamentalmente a un paisaje bioclimático, caracterizado por sus frecuentes precipitaciones, su clima cálido y vegetación abundante, organizada en distintos niveles de altura.

Sin embargo, no existe una definición clara que distinga o reconcilie a estos términos distintos, empleados más o menos arbitrariamente, usualmente con añadidos climáticos como selva tropical o selva ecuatorial, dependiendo de su ubicación geográfica.

En las distintas selvas del planeta se hallan prácticamente dos tercios de la biomasa total del planeta, lo que supone una biodiversidad increíble: millones de especies vegetales y animales, muchos aún por descubrir por la humanidad.

Las selvas son, además, los más grandes centros de generación de oxígeno del mundo (producen casi un 40% del mismo) y refugios ecológicos que albergan incluso a comunidades humanas premodernas, tal y como las tribus Yanomami en la Amazonía.

Sin embargo, grandes extensiones selváticas de la Tierra se hallan bajo asedio por industrias madereras o del papel, o por la expansión constante de la superficie urbana de nuestras grandes ciudades.

Actividades como la minería ilegal (los garimpeiros brasileños, por ejemplo, en el Amazonas) generan además un enorme impacto ambiental, mucho más drástico y acelerado, debido al uso de sustancias contaminantes como el mercurio, y a métodos de extracción que deterioran el suelo de modo semipermanente.

En la década de 1990 se produjo un aumento en el ritmo de la deforestación mundial, reduciendo la superficie cubierta por bosques y selvas de un 14% del total terrestre á apenas un 6%, perdiendo en promedio anual unos 58.000 kilómetros cuadrados. De continuar con este ritmo de destrucción vegetal, en el año 2050 habrán virtualmente desaparecido del planeta.

  1. Animales de la selva

Selva-Fauna
En la selva hay grandes depredadores como los jaguares, pumas y panteras.

La fauna de la selva varía según su ubicación geográfica y su historia evolutiva, pero suele ser variada, abundante y rica en intercambios entre especies. A grandes rasgos podríamos organizarlos en las siguientes categorías:

  • Grandes depredadores. Como los felinos de tamaño mediano y superior: jaguares, panteras, tigres, pumas, capaces de perseguir a la presa entre el follaje. También aves de rapiña como el gavilán, el águila o el búho nocturno o las serpientes cazadoras y constrictoras (boa, anaconda, etc.).
  • Herbívoros de mediano y gran tamaño. En especial cuadrúpedos como la danta o el tapir, o en las selvas africanas, los elefantes e hipopótamos, rumiantes de gran tamaño.
  • Insectos y arácnidos. Miles, quizá millones de especies de insectos y arácnidos componen todo un ecosistema en sí mismos, vinculándose con la flora de la que se alimentan (frutos, hojas, néctar, corteza, etc.) y dando alimento a roedores, aves y otros insectos o arácnidos. Las arañas, escorpiones y mantis religiosas no escasean tampoco.
  • Roedores. Abundantes en el entramado de los árboles o en la hojarasca de sotobosque, suelen abarcar toda una gama de trepadores, corredores y saqueadores de huevos. Muchos son carroñeros.
  • Aves pequeñas y medianas. Pájaros de diverso tamaño, por lo general dotados de plumajes vistosos y picos especializados en la obtención de comida dentro de troncos, el agua, la tierra o para la depredación de las especies menores.
  • Primates. Chimpancés, orangutanes y otros primos cercanos del hombre.
  1. Vegetación de la selva

Selva Vegetación
Usualmente se encuentran en la selva todos los niveles de vegetación.

La flora selvática es particularmente abundante, debido a los altos niveles de humedad y precipitación, cuando no derivados de ríos y lagunas o mangles. Usualmente se encuentran en la selva todos los niveles de vegetación, desde la rastrera y de arbusto, hasta los grandes árboles de frondosa copa, y las planas parásitas sobre ellos. Existe en estos casos una lucha feroz por la luz, por lo que muchas especies recurren a diversas estrategias para sobrevivir.

  1. Selva amazónica

Selva amazónica
La selva amazonica está ubicada en Suramérica.

La Amazonía está ubicada en Suramérica, en parte del territorio de las naciones del Brasil, Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú, Guyana, Guyana francesa y Surinam. Se trata de una de las mayores extensiones de selva tropical húmeda del mundo, en donde cohabitan millones de especies vegetales y animales, lo que le ha merecido la distinción de ser una de las siete maravillas naturales del planeta.

La selva amazónica se desarrolla en las adyacencias del río Amazonas y su cuenca fluvial, donde predomina el clima cálido y lluvioso, aprovechado por una vegetación siempre verde y abundante. En su aproximación al Perú y a la cordillera andina, la selva gana además de varios pisos de altura e incrementa todavía más su biodiversidad.

  1. Desierto

Desierto
El desierto es una zona árida, de poca o nula precipitación.

El desierto es a menudo considerado como la ecorregión contraria a las selvas. Se trata de una zona árida, de poca o nula precipitación, y por ende pisos poco fértiles y vida escasa, adaptada a las condiciones extremas de temperatura (calor intenso durante el día, frío durante la noche) y sequía. En la actualidad los desiertos ocupan alrededor de 50 millones de kilómetros cuadrados de la superficie terrestre, es decir, casi un tercio del planeta.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Selva". Recuperado de: https://concepto.de/selva/


Citar

Citado APA: (A. 2018,08. Concepto de Selva. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,09, de https://concepto.de/selva/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,08. Concepto de Selva. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.