Concepto de
Sabana

Te explicamos qué es la sabana, cómo se clasifica y sus diferentes climas. Además, la flora y fauna que habita este lugar.

Sabana
La sabana se caracteriza por sus pastizales color verde claro o amarillo.

¿Qué es la sabana?

La sabana es un tipo de ecosistema donde hay escasos árboles dispersos. Una sabana se encuentra ubicada en zonas tropicales y subtropicales. No obstante, hay sabanas que presentan cierta cantidad de vegetación arbolada, por lo que el paisaje en este tipo de ecosistemas es seco; entre semidesierto y selva.

La sabana se caracteriza porque su suelo, carente de nutrientes, se viste de pastizales pero, por las escasas lluvias, estos se tornan de un color verde claro o amarillo.

Las zonas donde predominan las sabanas son en el continente africano y se las conoce como sabana africana. Sin embargo, también hay zonas de América del sur y la India que son sabana. Así, en un 46% de la superficie terrestre tiene este tipo de ecosistema.

Existen cuatro tipos de sabanas:

  • Sabana intertropical. En este tipo de sabana existen dos estaciones bien contrastadas: una con precipitaciones y otro período seco. La sabana intertropical también recibe el nombre de llanura, chaparral, pampas, prados o pastizales. El suelo, cuando es época de precipitaciones, puede formar zonas pantanosas. Como característica diferente, el suelo tiene cierto color rojizo por su riqueza en hierro.
  • Sabana templada. Presenta un clima húmedo aunque en invierno es seco y frío.
  • Sabana mediterránea o semiárida. Su suelo es muy pobre aunque existen cierta cantidad de animales que habitan este tipo de ecosistema.
  • Sabana montañosa. Este tipo de sabana se encuentra en zonas muy elevadas (alpinas y subalpinas). Las condiciones climáticas especiales que ha evolucionado en este tipo de sabana, permite gran cantidad de especies endémicas.
  1. Clima de la sabana

El clima de la sabana está marcado por dos estaciones; una con muchas precipitaciones y otra de grandes sequías, lo que puede producir incendios de forma natural.

Esta última estación es la que predomina durante 5 meses cuyas precipitaciones promedio son de 750 a 1300 milímetros anuales.

Además, la sabana tiene una temperatura bastante cálida durante todo el año, teniendo una media de 17º C.

El tipo de suelo en la sabana es de tipo arenoso. En otras palabras, carente de nutrientes.

Más en: Clima.

  1. Fauna de la sabana

Sabana
La mayoría de los mamíferos en la sabana presentan patas largas y fuertes.

Si bien los animales de la sabana varían en función del tipo de sabana de la que se trate, la mayoría de los mamíferos presentan patas largas y fuertes.

En el caso de las aves, sus alas son amplias para poder recorrer grandes distancias a baja altura. En la sabana abundan muchos depredadores ya que, los pastizales permiten que estos tengan una visión amplia. En consecuencia hay pumas, chitas, leones, guepardos, hipopótamos, ciervos, cocodrilos.

Muchos de estos animales, migran a los límites de la sabana en busca de climas más propicios para su supervivencia.

Por último, en la sabana hay muchas criaturas pequeñas que se refugian debajo de la tierra como los escarabajos, saltamontes o termitas, víboras, culebras, arácnidos, etc.

  1. Flora de la sabana

Ya que en este tipo de clima es difícil la supervivencia, especialmente en épocas de sequía, la vegetación ha desarrollado técnicas de supervivencia. Las plantas de la sabana tienen raíces que almacenan mucha agua.

Además pueden éstas ser realmente muy profundas para capturar los nutrientes del suelo de cierta profundidad. En otras ocasiones, sus semillas son muy resistentes a las temperaturas frías y a la carencia de agua en épocas de sequía.

En cuanto a la vegetación, abundan los arbustos, espinosas y matorrales con escasa cantidad de árboles que pueden ser acacias (acacia arábica, acacia Senegal, acacia catechu), palmeras y/o abobad.

Ver más: Flora y Fauna.

  1. Sabana africana

Sabana
El clima en la sabana africana oscila alrededor de los 23º C.

Esta sabana se extiende en la parte central de África abarcando los países de Kenia, Tanzania, Zambia, Chad, Sudán, Etiopía, Somalia, Zimbabwe, Mozambique, Botswana y Sudáfrica.

El clima en la sabana africana oscila alrededor de los 23º C. Aquí no hay una línea fronteriza que distinga bien la separación entre el bosque y la sabana. La vegetación típica de la sabana africana consta de herbáceas, pastos y gramíneas.

El tipo de suelo de la sabana africana no es muy profundo y se distinguen dos tipos de capas: una capa que recibe el nombre de horizonte A donde el suelo se mezcla con materia orgánica en descomposición; y una segunda capa, denominada horizonte B donde prevalecen los minerales.

Por último, la fauna de la sabana africana es abundante: antílopes, jirafas, cebras, elefantes, rinocerontes, búfalos, carroñeros, leones, guepardos, hienas, entre otros.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Sabana". Recuperado de: https://concepto.de/sabana/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Sabana. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/sabana/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Sabana. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.