Concepto de
Animales de la Sabana Africana

Te explicamos cuáles son los animales de la sabana africana y te damos ejemplos detallados. Además, características de este bioma.

animales de la sabana africana elefante
Los animales de la sabana africana están adaptados a fuertes cambios climáticos.
  1. ¿Cuáles son los animales de la sabana africana?

La sabana es un bioma caracterizado por una gran extensión de pastizales, que resulta una zona de transición entre la selva y el semidesierto. La vegetación dominante está conformada por pastos, arbustos y árboles pequeños. La sabana más grande se encuentra en África y, en menor escala, se despliega en regiones de Asia, Australia y América del sur.

La sabana africana presenta variaciones debido a su gran extensión (atraviesa el centro del continente, a lo ancho, y gran parte de Sudáfrica). Tiene zonas tropicales y subtropicales.

Allí, las condiciones climáticas se diferencian en dos estaciones muy contrastadas: la seca que, predomina la mayor parte del tiempo, y la húmeda, que perdura unos pocos meses al año y presenta abundantes lluvias.

En la sabana africana viven numerosas especies de animales, desde mamíferos (como el elefante, el león, el guepardo, la jirafa y la suricata), reptiles (como la tortuga leopardo, la serpiente tigre oriental y la mabuya rayado) hasta insectos (como hormigas y termitas).

Puede servirte: Animales salvajes

  1. Características de la sabana africana

animales de la sabana africana rinoceronte negro
En la sabana africana viven los últimos rinocerontes negros.

La sabana se clasifica según la ubicación geográfica y el clima (que generan variaciones en el suelo, la flora y la fauna), y puede ser:

  • Sabana intertropical. Se encuentra a la altura del ecuador y se caracteriza por tener dos estaciones: una seca (que se prolonga la mayor parte del año y el suelo permanece muy árido) y otra, húmeda y lluviosa (que es más breve y pueden formarse pantanos). Un ejemplo de sabana intertropical y una de las más grandes del mundo es el Parque Nacional de Etosha en Namibia, África.
  • Sabana templada. También denominada pradera, se caracteriza por tener las dos estaciones del año, aún más contrastadas (con veranos muy intensos e inviernos fríos) lo que provoca que el suelo sea poco fértil. Un ejemplo de sabana templada es La Pampa, en Argentina.
  • Sabana mediterránea. Se encuentra en las latitudes medias de los continentes y se caracteriza por tener zonas escasas de agua y de vegetación. Sin embargo, puede estar habitada por una gran variedad de especies animales, como elefantes, jirafas, ciervos y leopardos. Un ejemplo de sabana mediterránea es la Meseta Central en la Península Ibérica, España.
  • Sabana montañosa. Se encuentra en zonas elevadas y montañosas, que presentan condiciones climáticas más exacerbadas, vegetación dominante arbustiva y una diversidad de animales adaptados a las condiciones de aridez (como las cebras y los últimos rinocerontes negros). Un ejemplo de sabana montañosa es la sabana arbustiva de Kenia, en África.

Las regiones de la sabana africana que se ubican sobre la línea del ecuador, tienen días y noches que duran la misma cantidad de horas. La temporada de lluvia ocurre durante el período de verano (o húmedo) mientras que, la estación seca (que dura la mayor parte del año) establece condiciones difíciles para la supervivencia de la flora y la fauna.

La vegetación de la sabana africana se ha adaptado para soportar el clima, por lo que abundan especies de árboles de tipo gramíneos (como la acacia, el baobab y la palma) y variedades de hierbas que alcanzan alturas entre los 80 y los 350 centímetros (como la hierba Rhodes y la roja de avena).

Más en: Sabana

  1. Animales de la sabana africana

animales de la sabana africana tortuga
La tortuga sulcata puede llegar a medir 85 centímetros de longitud.

Algunos ejemplos de animales de la sabana africana son:

  • El guepardo. Es el mamífero terrestre más rápido del mundo, con la capacidad de acelerar de cero a noventa y seis kilómetros por hora, en apenas tres segundos. Su excelente vista le permite detectar a sus presas (como antílopes o liebres) entre los pastizales.
  • El león. Es uno de los felinos más grandes (después del tigre), que suele vivir y cazar en manada. Es un hábil cazador que emplea estrategias para acorralar a su presa. Sin embargo, no es muy activo ya que suele descansar unas veinte horas al día (descansa más que cualquier otro felino).
  • El leopardo. Es el felino de menor tamaño dentro de su categoría. Suele ser confundido con el guepardo, pero tiene patas más cortas y puede alcanzar una velocidad de cincuenta y siete kilómetros. Es muy hábil para cazar y para trepar a los árboles (puede treparlos, mientras carga una presa del doble de su peso corporal).
  • El ñu. Es de la familia del antílope, puede alcanzar los dos metros y medio de altura y un peso de doscientos setenta y cinco kilogramos. Se alimenta de pastos y, durante la estación seca que arrasa con la vegetación, suele migrar en búsqueda de pastos más verdes. Cuando migra, lo hace en grandes manadas que alcanzan el medio millón de ñus, y van acompañados por otros animales (como las cebras y las gacelas).
  • El avestruz. Es un ave nativa de África y una de las especies más grandes. Tiene alas, pero no vuela. Sin embargo, es muy hábil para correr y puede alcanzar los sesenta kilómetros por hora (gracias a sus largas y fuertes patas). Para cambiar de dirección mientras corre, se ayuda con sus alas.
  • La cebra. Es de la familia del caballo, pero mucho más salvaje. Presenta un pelaje muy particular, con rayas negras y blancas. Su tipo de alimentación es herbívora y, según la disponibilidad en la zona, puede ingerir hierbas, hojas, tallos, ramas y corteza de los árboles. Siempre está en alerta para evitar a sus depredadores: las hienas y los leones.
  • El elefante. Es uno de los mamíferos más grandes, exclusivamente herbívoro, que requiere de trescientos kilogramos de alimento y ciento sesenta litros de agua por día. Se caracteriza por su larga trompa, sus enormes orejas y su gran inteligencia. Su expectativa de vida es de setenta años y el período de gestación de sus crías es de dos años. Suelen dormir tres horas por día.
  • La mamba negra. Es la serpiente venenosa de mayor longitud de África (puede alcanzar los cuatro metros y medio) y es una de las especies más rápidas del mundo (puede deslizarse a veinte kilómetros por hora). Su nombre no se debe al color de la piel (que es verde o gris), sino al color negro azulado del interior de su boca, que abre cuando se siente amenazada.
  • La tortuga sulcata. Es una tortuga de gran tamaño, capaz de alcanzar los ochenta y cinco centímetros de longitud. Durante varios meses, cuando el clima resulta muy caluroso y seco, suele vivir bajo tierra para protegerse de la deshidratación (su madriguera le proporciona una humedad suficiente para vivir).
  • El escarabajo pelotero. Es un insecto africano capaz de orientarse con la luna y las estrellas. Tiene un comportamiento atípico, del cual deriva su nombre. Realiza bolas (o pelotas) con su propio estiércol, que luego transporta hasta un hueco que fue cavado con anterioridad. La hembra deposita sus huevos en esas pelotas de estiércol. Una vez que éstos se convierten en larvas, pueden comer y desarrollarse.

Sigue con:

Referencias:

Última edición: 5 de noviembre de 2019. Cómo citar: "Animales de la Sabana Africana". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/animales-de-la-sabana-africana/. Consultado: 18 de noviembre de 2019.