Concepto de
Estrategia

Te explicamos qué es una estrategia, qué tipos existen y en qué ámbitos se utiliza. Estrategia y táctica. Estrategia y competitividad.

estrategia
Una buena estrategia permite utilizar los recursos disponibles para alcanzar los objetivos.
  1. ¿Qué es una estrategia?

La palabra estrategia proviene del griego strategía, compuesto por stratós (“ejército”) y ago (“dirigir”). Es decir que desde su origen mismo contiene un significado vinculado con la planeación, la táctica, la toma de ventajas sobre el adversario.

Hoy en día, comprendemos por ella la acción y la disciplina de coordinar los esfuerzos y administrar los recursos, a través de la toma de decisiones óptimas en el proceso.

En el mundo empresarial, por ejemplo, se habla de estrategia (o estrategia empresarial) para referirse a la conducción de la empresa u organización para administrar los recursos y coordinar los esfuerzos, frente a un escenario específico o ante un rival determinado. De allí provienen también la planificación estratégica, la gerencia estratégica y entre otros términos.

Sin embargo, el concepto de estrategia puede aplicarse a prácticamente cualquier área, desde la conquista amorosa hasta el marketing, siempre y cuando se trate de la puesta en práctica de un plan, diseñado para sacar la mayor ventaja posible de las condiciones y de los recursos dados.

Ver también: Planeación estratégica

  1. Tipos de estrategia

Las estrategias pueden clasificarse de acuerdo a distintos criterios, como puede ser su área de aplicación (estrategias militares, empresariales, publicitarias, deportivas, etc.), su posicionamiento frente al adversario (estrategias ofensivas, defensivas, mixtas) o bien su área de aplicación en un proceso determinado (estrategias generales y específicas).

Otra clasificación posible y muy frecuente en el mundo corporativo distingue entre:

  • Estrategias funcionales. Enfocadas en el objetivo específico de un negocio o de un departamento dentro de una organización, determinan los enfoques específicos y las tareas que deben emprenderse para tener éxito a nivel local.
  • Estrategias operacionales. Por su parte, se enfocan en la operatividad de una empresa u organización, es decir, a sus actividades cotidianas y continuas, o sea, a su protocolo y sus procedimientos.
  • Estrategias organizacionales. Similarmente, se centran en la organización de la empresa, es decir, su jerarquía, sus subdivisiones, su distribución interna, etc.
  • Estrategias publicitarias. Aquellas referentes, claro está, a la publicidad y al mundo del marketing, y a todo lo que tiene que ver con la proyección pública de la organización.
  1. Ejemplos de estrategia

estrategia ejemplo deporte
Los equipos deportivos también necesitan estrategias para triunfar.

Algunos ejemplos de estrategia pueden ser:

  • El tipo de campañas publicitarias que una empresa asume para visibilizar su producto en un escenario de mercado determinado.
  • La planificación militar que un ejército asume antes de una batalla, tomando en cuenta sus fuerzas, las del enemigo y el terreno en el que se dará el combate.
  • Los criterios que un accionista de la bolsa financiera emplea para saber cuándo le conviene vender y cuándo comprar acciones, de acuerdo a un perfil de riesgos determinado.
  • Los mecanismos a los que acude un equipo de fútbol en su ataque y defensa al enfrentar a un rival en un campeonato internacional, tomando en cuenta las posible debilidades del equipo contrario y las suyas propias.
  1. Táctica y estrategia

Estos dos conceptos a menudo se emplean indistintamente, por lo que conviene explicarlos por separado. Por un lado, la estrategia consiste en una planificación y administración de recursos y fuerzas para diseñar un plan con mayores probabilidades de éxito. Es decir, la estrategia parte de una visión macroscópica del conjunto de elementos disponibles para la planificación.

En cambio, la táctica consiste en un método específico, una metodología, que se aplica frente a una situación puntual para obtener un resultado deseado. Es decir, que mientras las estrategias son abarcadoras y generales, las tácticas son singulares y específicas.

Mientras que una estrategia puede ser a mediano y largo plazo, una táctica es un camino hacia resultados relativamente inmediatos. Así, una estrategia puede consistir en el uso de cierto tipo de tácticas en lugar de otras, por ejemplo.

  1. Estrategia y competitividad

La competitividad de una organización o un equipo depende de su capacidad para enfrentar a sus rivales con éxito. Se dice, así, que una empresa, una institución o un equipo de fútbol son competitivos, cuando ofrecen a sus adversarios un reto, o sea, cuando no son fáciles de vencer. Y ello, a menudo, involucra el manejo de las estrategias.

Lo más frecuente es que una iniciativa desorganizada, carente de estrategias, no logre ser muy competitiva, mientras que una dotada de buenas estrategias y ardua planificación, sí lo sea. Esto es algo que aplica, obviamente, a cualquier campo de acción humana.

Más en: Competitividad

Referencias:

Última edición: 5 de noviembre de 2019. Cómo citar: "Estrategia". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/estrategia/. Consultado: 18 de noviembre de 2019.