Planeación estratégica

Te explicamos qué es la planeación estratégica, sus elementos y sus etapas. Además, por qué es importante, modelos de planeación estratégica y cómo hacer una con un ejemplo.

Planificación estratégica
La planeación estratégica busca el mejor uso de los recursos para cumplir una meta.

¿Qué es la planeación estratégica?

Una planeación estratégica es un proceso que consiste en determinar cuáles son los objetivos de una empresa o una institución y qué plan que se debe implementar para alcanzarlos. Es un tipo de planificación que busca indicar cuál es el mejor camino para lograr las metas que una organización o una persona se han propuesto.

La planeación estratégica es una herramienta organizacional en distintos ámbitos, como el militar, el de los negocios, el educativo, el académico, el gubernamental y el financiero.

Esto ocurre porque es un método que sirve para indicar claramente qué objetivo se pretende lograr a largo plazo, y qué tareas y recursos son los más convenientes para ello. Además, permite mejorar la toma de decisiones, prever posibles inconvenientes para intentar evitarlos y diseñar métodos para resolver problemas.

Cuando se elabora una planeación confiable y criteriosa, se establecen las bases para otros procesos administrativos que se realizan después, como la organización, la dirección y el control del trabajo posterior. De este modo, todas las personas de una empresa o una institución realizan diversas tareas siguiendo un único lineamiento.

Ver además: Objetivos organizacionales

Elementos de la planeación estratégica

Los elementos que integran una planeación estratégica son:

  • Misión. Es la razón de ser de una empresa o una institución, que se define por las características de la organización, aquello a lo que se dedica y quiénes participan.
  • Visión. Es el conjunto de metas de una empresa o una institución, que están determinadas por una versión ideal, es decir, aquello que la organización busca ser en un futuro o hacia dónde se dirige.
  • Objetivos. Son los cambios o los resultados que se busca obtener.
  • Estrategias. Son el conjunto de actividades que se deben realizar para lograr los objetivos.
  • Presupuesto. Es la cantidad de dinero con la que se cuenta para llevar adelante la estrategia planificada.
  • Recursos. Son los objetos, las personas, los lugares, los programas informáticos, entre otros, con los que se cuenta para realizar el plan.
  • Programa. Es el plan en el que se detallan las estrategias, donde se indican su orden, su duración, quién las realizará y con qué recursos.
  • Valores. Son los principios éticos que guían las acciones y el comportamiento de los integrantes de la empresa o la institución.

Otros elementos: En algunas planeaciones estratégicas, se tienen en cuenta otros elementos, como cuáles son las virtudes y las debilidades de la organización, cuál es la situación del mercado y cómo se caracteriza la competencia.

Etapas de la planeación estratégica

La planeación es la primera etapa de todo ciclo productivo, puesto determina qué se hará en adelante y de qué manera. Las etapas de la planeación estratégica son:

  1. Determinación de los objetivos generales. Se determina el resultado o el objetivo general que se busca lograr a largo plazo. Para ello, se deben tener en cuenta la misión, la visión y los valores de la empresa.
  2. Análisis de la situación. Se realiza un análisis de los recursos disponibles (materiales, humanos, tecnológicos, etc.) y de las variables externas (los retos, las dificultades, la competencia, etc.), porque no pueden emprenderse estrategias para las que no se dispone de recursos, ni conviene ignorar las potencialidades de la organización.
  3. Formulación del programa. Se realiza un plan o un programa con tareas o metas a corto plazo, fáciles de vislumbrar y de realizar en el tiempo, cuya articulación permitirá cumplir con el objetivo general o el resultado a largo plazo. En esta etapa, se explicita quién realizará cada actividad, cuánto tiempo llevará, cuánto costará, qué recursos se destinarán, entre otras indicaciones.
  4. Implementación del programa. Se lleva a cabo el programa en la organización. Es recomendable que haya uno o varios responsables que guíen el proceso. En algunos casos, antes de realizar este paso, se necesita capacitar a los individuos involucrados.
  5. Evaluación del programa. Se controla cómo se está implementando el programa, para saber qué tanto se aproximan sus resultados a lo proyectado inicialmente. Además, se puede determinar dónde están las fallas, las dificultades o los retos y de qué manera pueden solucionarse para obtener mayor eficiencia y resultados óptimos.

Sigue con: Gestión en administración

Importancia de la planeación estratégica

En muchas ocasiones, la diferencia entre el éxito y el fracaso depende de la estrategia implementada. En este sentido, la planeación estratégica se convierte en una herramienta organizacional de mucha importancia.

Si bien ningún plan es infalible, los mejores planes son aquellos que parten de una evaluación profunda de los recursos disponibles, de los retos que se enfrentarán y de otros factores que intervienen en la toma de decisiones. No se trata de prever el futuro, sino de tomar previsiones: evaluar el riesgo y elegir lo más seguro para que el trayecto hacia la meta sea lo más productivo y eficiente posible.

Así, realizar una planeación estratégica otorga una serie de beneficios:

  • Proporciona información relevante para tomar mejores decisiones.
  • En la mayoría de los casos, permite implementar cambios grandes con mucho éxito, pues se ha detallado cómo deben lograrse.
  • Sirve para idear mejores procedimientos, que sin un análisis previo no hubieran surgido.
  • Mejora el rendimiento, porque permite detectar qué se debe implementar, qué se debe evitar y qué se debe corregir.
  • Impacta de forma positiva en la comunicación de los individuos, ya que interactúan constantemente para lograr un mismo objetivo.
  • Permite que todas las personas implicadas sepan bien cuáles son sus tareas y cómo deben realizarlas.
  • Logra un trabajo más eficaz, porque se evita el desperdicio de tiempo, dinero y recursos.

Modelos de planeación estratégica

Existen diversos modelos conceptuales para pensar o definir la planeación estratégica. Cada uno está dotado de maneras de representación y de procedimientos más o menos didácticos.

Los modelos de planeación estratégica más conocidos son:

  • Balanced scorecard. Es un modelo en el que se tienen en cuenta cuatro perspectivas: la financiera, la del cliente, la de los procesos y la del aprendizaje y el desarrollo. Por un lado, se indican los objetivos de cada una de estas áreas y, por otro, se establecen objetivos generales para organizar el trabajo total.
  • Análisis Porter. Es un modelo que se centra en investigar la competencia para elaborar un proceso productivo o un plan de negocios. Para analizar la competencia, se tienen en cuenta cinco áreas, también denominadas fuerzas: amenazas de nuevos competidores, capacidad de negociación de los proveedores, capacidad de negociación de los clientes, amenazas de los productos sustitutos y rivalidad entre los competidores existentes.
  • Análisis FODA. Es un modelo que se usa para evaluar y realizar la planeación estratégica teniendo en cuenta cuatro factores: fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Los dos primeros atañen a lo interno y los dos últimos a lo externo, lo cual dibuja una cuadrícula bastante didáctica de la situación actual y permite diseñar un plan a futuro.
  • Análisis PEST. Es un modelo cuyo nombre proviene de las palabras político, económico, sociocultural y tecnológico. Estas son las cuatro áreas estratégicas que propone este modelo para comprender cualquier organización. Es un análisis que indica cómo influyen los factores externos, y es ideal para entornos industriales. En algunos casos, también se incluye la evaluación de los recursos naturales.
  • Matriz BCG. Es un modelo que combina el análisis de los productos y las inversiones. De esta forma, se puede determinar cuándo un producto dará ganancias y de cuánto será el monto aproximado.

Ejemplo de cómo hacer una planeación estratégica

Para hacer una planeación estratégica, se puede seguir una serie de pasos:

  • Definir el objetivo. Se debe determinar cuál es el objetivo central, es decir, aquello que se quiere lograr a largo plazo. Por ejemplo, una empresa textil quiere lanzar una línea de chaquetas que ofrezca un modelo diferente en cada comienzo de temporada.
  • Adaptar el objetivo a la visión, la misión y los valores de la organización. Se debe tener en cuenta que el objetivo debe ser consecuente con las características y la identidad de la empresa o la institución. Por ejemplo, las chaquetas deben ser de buena calidad, tener un diseño novedoso y estar elaboradas con materiales que permitan reducir el impacto ambiental.
  • Analizar las condiciones internas y externas. Se debe tener en cuenta cuáles son las fortalezas y las debilidades de la organización, y cuáles son las oportunidades y las amenazas externas. Para ello, se puede utilizar el modelo de la matriz FODA. Por ejemplo, en la compañía tienen buenos diseñadores y agentes de marketing, pero deben mejorar la calidad de los materiales. Además, este objetivo es una oportunidad para demostrar la identidad de la marca en el mercado.
  • Formular el programa. Se debe determinar qué actividades son necesarias, quiénes y cuándo las llevarán a cabo y cuánto costarán. Por ejemplo, se pueden asignar tareas en las áreas de diseño, producción, distribución y marketing.
  • Aplicar el programa. Se debe implementar el programa teniendo en cuenta que una o varias personas deben dirigirlo y revisar sobre la marcha qué se debe ir modificando para lograr el objetivo final de la manera más eficiente.

Puede servirte:

Referencias

  • Chiavenato, I. (2016). Planeación estratégica. Fundamentos y aplicaciones. McGraw Hill.
  • Lerma y Kirchner, A. E. y Bárcena Juárez, S. (2012). Planeación estratégica por áreas funcionales. Guía práctica. Alfaomega.
  • Palacios Rodríguez, M. Á. (2020). Planeación Estratégica, instrumento funcional al interior de las organizaciones. Revista Nacional de Administración, 11(2).
  • Pérez Brito, A. E. y Bojórquez Zapata, M. I. (2013). La planeación estratégica. Un pilar en la gestión empresarial. El Buzón de Pacioli, 81, 4-19.
  • Rojas López, M. D. y Medina, L. J. (2012). Planeación estratégica. Ediciones de la U.

¿Cómo citar?

"Planeación estratégica". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/planeacion-estrategica/. Última edición: 6 de abril de 2024. Consultado: 24 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 6 abril, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)