Concepto de
Hombre

Te explicamos qué es el hombre y su significado a lo largo de la historia. Además, sus definiciones según la filosofía, antropología y biología.

hombre
La existencia del hombre en el planeta proviene de hace 315.000 años.
  1. ¿Qué es el hombre?

El ser humano, antiguamente referido de modo general como el hombre (descartado por referir únicamente a los seres humanos de sexo masculino), es el único animal consciente y capaz de lenguaje que existe en la Tierra. Su existencia en el planeta proviene de hace 315.000 años, cuando surgió entre otras especies de homínidos hoy extintos y se esparció a lo largo y ancho de los continentes.

El rango distintivo de nuestra especie es el desarrollo de una consciencia compleja, capaz de generar un lenguaje articulado y a la vez de un razonamiento inteligente, lo cual nos ha permitido comprender y forjar el mundo a nuestro alrededor del modo que nos resulte más conveniente. Para ello hemos desarrollado herramientas, artefactos e incluso elementos químicos anteriormente inexistentes.

Sin embargo, el ser humano está solo en su planeta y carece de respuesta para sus preguntas más trascendentales sobre la existencia, la vida y la muerte, por lo que ha desarrollado a lo largo de los siglos de civilización humana diferentes filosofías y sistemas de creencias, que entre otras cosas le han permitido definirse a sí mismo.

En ese sentido, los seres humanos compartimos rasgos mentales y cognitivos esenciales, como la consciencia de nosotros mismos y de nuestra muerte segura, la capacidad de recordar nuestro pasado y de prever el futuro, así como de vincularnos simbólicamente con el universo (a través del arte, o de las religiones, por ejemplo).

Sin embargo, resulta siempre un reto definir qué es lo humano, y al respecto se han tejido a lo largo del tiempo numerosas perspectivas.

Puede servirte: Evolución del Hombre.

  1. El hombre en la filosofía

hombre-filosofía
La pregunta esencial de la filosofía es “¿qué es el hombre?”.

La rama de la filosofía que se ocupa de pensar el sentido esencial de lo humano, abarcarlo, contemplarlo totalmente, es la antropología filosófica. Su pregunta esencial, en ese sentido, es “¿qué es el hombre?”, y desde épocas antiguas ha ofrecido numerosas respuestas posibles.

Así, para el filósofo francés René Descartes (1596-1650), padre del pensamiento racionalista, el ser humano debía definirse como un ser pensante; mientras que para Immanuel Kant (1724-1804), primer filósofo del criticismo y precursor del idealismo alemán, el rasgo distintivo del ser humano debía ser su capacidad para autodeterminarse moralmente.

En cambio, el poeta, dramaturgo y filósofo alemán Friedrich Schiller (1759-1805), figura central del clasisismo de Weimar, proponía que el hombre era “un ser que puede querer”, una definición muy vinculada con el Romanticismo, que valoró las emociones y la subjetividad humanas por encima de cualquier otro rasgo de su persona.

Otras definiciones de lo humano lo vinculan con su capacidad de construir herramientas (Benjamin Franklin), de simbolizar (Ernst Cassirer) o de elaborar un lenguaje propio articulado (Ferdinand de Saussure). Por su parte, el concepto marxista (en la doctrina del materialismo dialéctico de Karl Marx), lo propone como el protagonista de la historia: el ser capaz de crear, producir y transformar la realidad a su alcance.

  1. El hombre en la antropología

hombre-ser humano
El ser humano ha mitificado desde siempre su origen con fábulas y relatos fundacionales.

El ser humano es un ser gregario, que prefiere la compañía de sus congéneres a la soledad, y por eso desde épocas remotas se agrupó en tribus, comunidades y estructuras sociales cada vez más grandes y organizadas.

Gracias a su capacidad de lenguaje y comunicación compleja, pudo concebir y transmitir a su descendencia un conjunto de creencias, leyes y perspectivas vitales, que hoy en día conocemos como cultura.

En sus diversas ramas culturales, el ser humano ha mitificado desde siempre su propio origen, a través de fábulas y relatos fundacionales que, por lo general, poseen un carácter mágico o religioso. La creencia en un dios creador (o varios) está ampliamente difundida en la civilización humana, y de allí también una idea de sí mismo como la cumbre de la creación, el dueño del mundo.

  1. El hombre en la biología

Hombre
El hombre mantiene relaciones sexuales de manera independiente al ciclo reproductivo.

El ser humano es un ser viviente del reino animal, perteneciente al orden de los primates y a la familia de los homínidos. El nombre científico de la especie es Homo sapiens (que traduce “hombre sabio”), y ésta se originó durante el pleistoceno medio, entre 0,781 y 0,126 millones de años.

Se trata de una especie bípeda, de notorio dimorfismo sexual (diferenciación física entre los sexos) y de reproducción sexual que tarda alrededor de 9 meses en engendrar un nuevo individuo.

Es, además, una de las pocas especies de la Tierra que mantiene relaciones sexuales de manera independiente al ciclo reproductivo.
Su nutrición es omnívora y su expectativa de vida ronda los 80 años, aunque en ello incidan condiciones genéticas y de su entorno.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Hombre". Recuperado de: https://concepto.de/hombre-2/


Citar

Citado APA: (A. 2018,11. Concepto de Hombre. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,12, de https://concepto.de/hombre-2/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,11. Concepto de Hombre. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.