Concepto de
Creencia

Te explicamos qué es una creencia, su función, tipos y ejemplos. Además, qué son las creencias populares y las limitantes.

creencia tierra plana
Quien tiene una creencia la acepta aunque no haya sido demostrada.
  1. ¿Qué es una creencia?

Una creencia es una actitud mental que consiste en la aceptación de una experiencia, una idea o una teoría, considerándolas verdaderas sin que medien ni hagan falta demostraciones argumentales o empíricas. Es decir, es aquello que decidimos creer y afirmar sin que tengamos el conocimiento o las evidencias de que sea o pueda ser cierto.

Los seres humanos tenemos creencias de todo tipo. Están expresadas casi siempre como proposiciones o afirmaciones lógicas sobre el mundo real o imaginario, puesto que son una de las primeras formas de aproximación al mundo con que contó nuestra civilización en sus inicios. Hoy aún existen, aunque contamos con otras herramientas de conocimiento más fiables.

No toda creencia es necesariamente falsa, pero en el momento en que procedemos a comprobarlas fáctica o científicamente, dejan de ser creencias y pasan a ser conocimientos, leyes científicas u otro tipo de saberes. Incluso existen creencias profundas, de las que no somos del todo conscientes, y que sin embargo juegan algún rol en la configuración de nuestro modo de ver el mundo.

Puede servirte: Conocimiento popular

  1. Tipos de creencias

De acuerdo a su origen, las creencias pueden ser de dos tipos:

  • Externas. Cuando provienen de fuera del individuo, ya sea porque aceptamos las de nuestro entorno social para encajar mejor, o porque recibimos una herencia o educación informal al respecto. Es el caso de las creencias religiosas (concernientes a Dios y a lo divino), culturales (relacionadas con la propia tradición y la ajena), sociales (relacionadas con el trato hacia los demás) o políticas (que tienen que ver con el ejercicio del poder).
  • Internas. Cuando provienen de la propia mente del individuo, como fruto de su experiencia directa con el mundo, o de la interpretación (errada o no) que pueda hacerse una persona de algún evento. Es el caso de muchas creencias personales, especialmente durante la infancia.

También existen otras formas de clasificar las creencias, distinguiendo entre opiniones (que se sostienen sobre algún tipo de interpretación o elucubración a partir de lo real), las ideologías (que nacen a partir del sentido mismo de identidad del grupo al que se pertenece) o las religiones (que no poseen ningún vínculo apreciable con el conocimiento del mundo).

  1. Ejemplos de creencias

creencia holocausto negacionismo
La negación del holocausto es una creencia sostenida a pesar de las evidencias opuestas.

Algunos ejemplos de creencias son:

  • El colectivo terraplanista tiene la firme creencia de que el planeta Tierra es plano, en lugar de esférico.
  • En ciertas regiones de América Latina existe la creencia popular de que al barrerle los pies a una persona, se impide que dicha persona se case. En otros lugares se cree lo mismo, pero respecto de abrir un paraguas bajo techo.
  • El credo católico defiende la creencia de que Jesús de Nazaret fue el mesías, hijo de Dios, y que su muerte libró de sus pecados al mundo.
  • Existe un movimiento negacionista en distintos países de Occidente que defiende la creencia de que el Holocausto, o sea, el exterminio de casi 6 millones de personas judías por parte del régimen nazi de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, fue un engaño urdido por el sionismo judío para justificar la creación del Estado de Israel.
  • Algunos economistas tienen la creencia de que el mercado capitalista es regulado una “mano invisible” que tarde o temprano equilibra siempre la oferta y la demanda.
  1. Función de las creencias

Las creencias son aproximaciones al mundo real que intentan complacer nuestras necesidades, a través de algún tipo de explicación más o menos verosímil. Las creencias nos guían a través del mundo, nos orientan respecto a quiénes somos y qué queremos, sin por ello decirnos realmente qué son las cosas, sino quiénes somos los que las observamos.

En muchos casos, las creencias compartidas permiten una interacción social más amable, otorgan sentido de pertenencia. Pueden incluso servir para establecer cierta idea de la norma dentro de un colectivo, tal y como hicieron muchas religiones en las civilizaciones antiguas.

Toda creencia es, en el fondo, un intento por calmar la angustia que nos produce vivir en un mundo desprovisto de más sentido que aquél que nosotros mismos le otorguemos.

  1. Creencias populares

creencia popular
Las creencias populares son cosas que “se dicen”, como que trae mala suerte barrer de noche.

Se conoce como creencias populares a aquellas que pertenecen al colectivo, que se heredan de generaciones anteriores y carecen de autores o defensores singulares, sino que simplemente “se dicen”. Pueden deberse a restos de religiones extintas o tradiciones culturales perdidas en el tiempo, o bien pueden ser fruto del modo que tiene el inconsciente colectivo de encarar alguna realidad puntual.

Las leyendas urbanas son un ejemplo de creencia popular. Consisten en anécdotas supuestamente verídicas, ocurridas siempre a alguien ajeno a nuestro círculo, y que varían de acuerdo a cada sociedad.

Ocurre lo mismo con las creencias supersticiosas, como que barrer de noche atrae al demonio o que abrir el refrigerador luego de planchar, cocinar o alguna actividad próxima al calor, ocasiona pasmos o desmayos.

  1. Creencias limitantes

Se llama creencia limitante a una percepción de uno mismo que, a pesar de no tener mayor fundamento, nos impide llevar a cabo alguna acción que querríamos hacer, y nos ocasiona, por ende, sufrimiento. Es decir, se trata de creencias personales que nunca nos animamos a poner a prueba, porque estamos convencidos de su certeza.

Por ejemplo: un adolescente tiene la creencia de que su físico es desagradable y de que nunca podría interesar románticamente a una muchacha. Ello no es cierto, puesto que se trata de un joven promedio, ni muy guapo ni muy feo, pero que está tan convencido de su fealdad, que nunca se atreve a aproximarse a una muchacha ni mucho menos a invitarla a salir, lo cual eventualmente le haría darse cuenta de la verdad.

Sigue con: Escepticismo

Referencias:

Última edición: 12 de mayo de 2020. Cómo citar: "Creencia". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/creencia/. Consultado: 03 de agosto de 2020.

Publicidad
Artículos recomendados