Concepto de
Holocausto

Te explicamos qué es el Holocausto, su historia y cuáles fueron sus causas y consecuencias. Además, quiénes participaron y cómo terminó.

Holocausto
El Holocausto ha sido interpretado como el lado más siniestro y peligroso de la razón humana.
  1. ¿Qué fue el Holocausto?

Holocausto es una palabra que significa “sacrificio” y que está vinculada en la Biblia con las ofrendas sangrientas a Dios del Antiguo Testamento. Sin embargo, en el contexto de la historia moderna de Europa, se conoce como el Holocausto (Shoá en hebreo, que traduce “Catástrofe”) al genocidio perpetrado por los gobernantes del régimen Nazi alemán durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) en contra de los pueblos que consideraban inferiores, en particular contra el pueblo judío.

Esta persecución y masacre del pueblo judío, conocida en la terminología nazi como la “Solución final” (Erdlösung) de la “cuestión judía”, fue perpetrada en campos de concentración y exterminio construidos en la Europa del Este, hacia donde se condujo en trenes inhóspitos a la población de origen hebreo de todos los países ocupados por el ejército alemán, junto a opositores políticos, gitanos, negros, homosexuales, criminales, pacientes psiquiátricos y pobladores de las regiones anexadas durante la expansión del III Reich alemán sobre la Unión Soviética, considerados según la filosofía nazi como “inferiores” y “dignos de extinguirse”.

Hasta el día de hoy se considera el Holocausto como la peor y más cruenta matanza sistemática de seres humanos de la historia contemporánea de la humanidad, en parte por el sistema milimétricamente planificado que el nazismo implementó para llevar a la muerte a millones de personas y luego disponer de sus cuerpos, cremándolos en hornos industriales, elaborando con ellos jabón, botones y otros materiales de uso común.

A pesar de que hubo pocos episodios de resistencia armada en contra del nazismo, el Holocausto se llevó a la práctica con una eficiencia brutal, lo cual ha sido interpretado posteriormente como el lado más siniestro y peligroso de la razón humana, que bien puede ser puesta a trabajar al servicio de fuerzas oscuras, en lugar de para el progreso de la humanidad.

Puede servirte: Fascismo.

  1. Historia del Holocausto

Campo de concentración - Holocausto
Los prisioneros eran tratados como animales y, en algunos casos, mucho peor que animales.

El Holocausto tiene importantes antecedentes en el antisemitismo de algunos países de Europa y Asia, generalizado en el siglo XX y agudizado específicamente en Alemania, cuando la ideología nazista llegó al poder de la mano de Adolfo Hitler y comenzó su campaña de satanización del pueblo hebreo, haciéndolo responsable de la crisis en que esta nación se hallaba sumergida luego de su derrota en la Primera Guerra Mundial. Esta dinámica empeoró a medida que el nazismo se adueñó de la república alemana y comenzó a fraguarla a su antojo, dictando leyes de corte racista que poco a poco fueron restringiendo las libertades civiles del pueblo judío, quitándole el derecho a ser dueños de negocios sin la participación de un socio alemán, forzándolo a llevar estrellas amarillas cosidas a la ropa, arrebatándole sus capitales y propiedades, y eventualmente forzándolos a vivir en guetos en diversos sectores de las ciudades.

Esta situación empeoró una vez iniciada la guerra, cuando los líderes nazis decidieron que sus enemigos raciales (principalmente judíos, pero también gitanos, negros y eslavos) y políticos (comunistas, opositores) debían trabajar en campos de concentración y de trabajo forzado, que fueron construidos en Alemania y en otros países del Este europeo. Esta emigración forzada de judíos a los campos de trabajo inició en 1938, bajo la planificación del teniente coronel Adolf Eichmann, persiguiendo la “limpieza” sucesiva de su población judía de Alemania, Austria, Polonia y de otros países ocupados.

El más tristemente célebre de estos campos de concentración fue el enorme complejo de Auschwitz-Bierkenau en Polonia, en donde no sólo se dispuso a los prisioneros para el trabajo, sino que se planificó su exterminio metódico a través de diversas técnicas, entre las cuales estaban las cámaras de gas, los experimentos médicos y las labores forzadas en condiciones de hambre, hacinamiento, enfermedad y frío. Los prisioneros eran tratados como animales y, en algunos casos, mucho peor que animales.

  1. Causas del Holocausto

Holocausto - Régimen nazi
El Holocausto brindó al régimen nazi la oportunidad de hacerse con muchas riquezas.

En principio, cuesta hallar causas verosímiles que expliquen semejante conducta en contra de otros seres humanos. Sin embargo, se sabe que los nazis responsabilizaron al pueblo judío de sus penurias y se convencieron a sí mismo de que formaba parte de una conspiración global en su contra, en una alianza improbable con el comunismo y con los socialistas alemanes de la República de Weimar. En la articulación de este pensamiento racista y violento fue clave la aparición de Adolfo Hitler, el líder y guía político, militar y espiritual del autodenominado III Reich Alemán.

De este modo, el holocausto vendría a ser consecuencia de la necesidad de un chivo expiatorio que justificara la pobreza a la que Alemania se vio reducida luego de la Primera Guerra Mundial y los abusivos términos del Pacto de Versalles, que fue vivido como una humillación por el pueblo germano. A esto habría que añadir que el holocausto brindó al régimen nazi la oportunidad de hacerse con riquezas, propiedades y mano de obra esclava, lo cual enriqueció ilícitamente a sus dirigentes y contribuyó con los esfuerzos de la guerra.

  1. Consecuencias del Holocausto

La consecuencia más evidente del Holocausto fueron los 6.000.000 de judíos asesinados de un modo u otro en los casi 25.000 campos de concentración construidos en esa época, junto a otros tantos de miles y millones de asesinados de otras etnias y nacionalidades.

Semejante monstruosidad no sólo impactó al mundo entero una vez terminada la guerra, sino que justificó las medidas tomadas por los aliados victoriosos (como la bipartición de Alemania) y representó, junto a la bomba atómica arrojada en Hiroshima por los Estados Unidos, el punto máximo del horror al que la inteligencia humana puede conducirnos como especie.

Esto último tuvo consecuencias filosóficas importantes en Occidente y el mundo. Las doctrinas filosóficas posteriores al Holocausto se asumieron profundamente desencantadas con la vida y con la idea del progreso, ya que la invención tecnológica y el descubrimiento científico, como quedó demostrado con el Holocausto, no son garantía de bienestar ni felicidad. La fe en la humanidad pareció quebrantada y, en el caso particular de Alemania, los símbolos del nacionalsocialismo (Nazi) se han convertido en una vergüenza nacional y en tabú.

  1. ¿Quiénes participaron en el holocausto?

Adolf Hitler - Holocausto
Adolf Hitler fue el ideólogo de todo el proceso, líder político y militar del partido nazi.

En el holocausto fue diseñado por diversos integrantes de la plana mayor del nazismo, especialmente:

  • Adolf Hitler. Ideólogo de todo el proceso, líder político y militar del partido nazi;
  • Heinrich Himmler. Director del cuerpo militar de seguridad interna SS, organizador y supervisor del sistema de deportación y exterminio;
  • Hermann Göring. Mariscal del Aire del Reich, encargado de las directrices ejecutivas del “reasentamiento judío”;
  • Reinhard Heydrich. Director de la Oficina Central de Seguridad del Reich, quien diseñó el plan Aktion Reinhard y los grupos paramilitares de liquidación llamados Einsatzgruppen.
  • Odilo Globocnik. General de las SS que implementó, administró y supervisó los primeros campos de concentración en Polonia y ejecutor del Aktion Reinhard en diversos países;
  • Adolf Eichmann. Teniente coronel organizador de los planes de deportación forzosa en los países ocupados, empleando redes ferroviarias para ello;
  • Friedrich Wilhelm Kritzinger. Político y jurista responsable de la pérdida de derechos civiles de la población judía en Europa, legalizando la confiscación de sus bienes;
  • Eugen Fischer. Médico y antropólogo nazi, cuyos estudios teóricos contribuyeron a la construcción y diseño de los campos de concentración;

Y muchos otros funcionarios del régimen nazi alemán, así como eventuales colaboradores en los países ocupados, que celebraron o contribuyeron directamente con el exterminio de judíos en Europa.

  1. El final del Holocausto

El Holocausto terminó formalmente con la caída de la Alemania nazi en 1945, cuando sus tropas fueron vencidas por el combate en ambos frentes: el soviético y el aliado. El primer campo de concentración en ser liberado fue el de Majdanek, cerca de Lublin, Polonia, en julio de 1944, a manos del ejército soviético. A pesar de los esfuerzos del personal nazi por destruir en su huida la evidencia de los horrores allí cometidos, las cámaras de gas fueron halladas intactas. En el verano de ese mismo año el Ejército Rojo liberó los campos de exterminio de Belzec, Sobibor y Treblinka, y en enero de 1945 liberó Auschwitz-Biernkenau en Oswiecim, Polonia. El relato de lo que hallaron allí recorrió el mundo entero.

Los aliados, por su parte, liberaron por primera vez un campo de concentración en abril de 1945, cuando tropas británicas y canadienses liberaron el campo de Bergen-Belsen, en Alemania. Ese mismo mes los estadounidenses liberaban el campo de exterminio de Ohrdruf, en Alemania, mucho más pequeño pero repleto igual de horrendas evidencias del Holocausto.

Los responsables del Holocausto fueron apresados en su mayoría (muchos de la alta cúpula se suicidaron junto a Hitler) y procesados por la comunidad internacional en lo que se conoció como los Juicios de Nuremberg, entre noviembre de 1945 y octubre de 1946. En su mayoría fueron condenados a muerte o a cadena perpetua. Posteriormente, entre 1963 y 1965, se llevaron a cabo los Juicios de Auschwitz de Frankfurt, primer juicio enteramente alemán a los oficiales SS y personal que colaboró con el exterminio en el campo de Auschwitz y sus otros sub-campos. 789 individuos fueron juzgados en esa ocasión.

Referencias:

Última edición: 26 de abril de 2019. Cómo citar: "Holocausto". Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/holocausto/. Consultado: 21 de mayo de 2019.