Civilizaciones antiguas

Te explicamos cuáles fueron las civilizaciones antiguas en China, Mesopotamia, Egipto, Grecia, Roma, Fenicia y Asia, entre otras.

civilizaciones antiguas egipto
La civilización de Egipto es una de las más antiguas de la historia.

¿Qué fueron las civilizaciones antiguas?

Se conoce como civilizaciones antiguas a las sociedades que habitaron en diferentes partes del mundo durante la Edad Antigua (entre 3000 a. C. y 476 d. C.). Los especialistas identificaron más de cien civilizaciones con distintos niveles de complejidad social, política y cultural. Cada una tiene sus propias características e historia.

El término civilización se utiliza para hablar de sociedades humanas que desarrollaron una organización social compleja y crearon centros urbanos con estructuras administrativas y división del trabajo. En la Edad Antigua, algunas de estas comunidades tuvieron una organización estatal: el poder estaba concentrado en un grupo que tenía privilegios y una vida diferenciada del resto de la sociedad.

Entre las civilizaciones más antiguas se encuentran la del Antiguo Egipto en el norte de África y la de Súmer en la Mesopotamia asiática. También en Asia, se desarrollaron las civilizaciones antiguas de China y del valle del Indo. Luego, la civilización griega habitó las costas e islas del mar Mediterráneo oriental y la Antigua Roma llegó a ocupar toda la región que rodea ese mar.

Las civilizaciones antiguas de Mesoamérica fueron la cultura olmeca, que habitó las costas del golfo de México, la de Teotihuacán en el valle de México y la cultura maya en la península de Yucatán. En América del Sur, la más importante fue la cultura andina de Chavín.

Ver además: Primeras civilizaciones agrícolas

Características de las civilizaciones antiguas

Las civilizaciones antiguas se caracterizaron por construir centros urbanos o religiosos.

Cada civilización de la Edad Antigua tuvo su propia historia y cultura. Sin embargo, se pueden identificar algunas características comunes:

  • Producción de excedentes. Las civilizaciones antiguas tuvieron una economía productiva. Con el desarrollo de la agricultura, los excedentes (bienes producidos que superaban las necesidades de subsistencia) eran almacenados. Esto permitió acumular bienes, comerciar y contar con recursos para emergencias.
  • Centros urbanos. Las civilizaciones antiguas crearon ciudades con viviendas y edificios dedicados al almacenamiento de los excedentes de producción y a la administración de los recursos. La vida del centro urbano se diferenciaba del ámbito rural, dedicado a la producción agrícola y ganadera.
  • Arquitectura monumental. Las civilizaciones antiguas construyeron obras arquitectónicas de gran tamaño que implicaban un enorme gasto de los recursos acumulados. Algunas de ellas eran obras necesarias para la supervivencia de la comunidad (como canales y diques para el riego o murallas defensivas) y otras tenían usos religiosos o administrativos (como los templos y los palacios, respectivamente).
  • Organización estatal. Las civilizaciones antiguas fueron las primeras en desarrollar Estados con el poder centralizado. Un grupo social privilegiado se encargaba de establecer las leyes, mantener el orden social y administrar los recursos de la comunidad (es decir, cobrar tributos y redistribuir riquezas).
  • División social jerárquica. El grupo social que controlaba el poder político se diferenciaba del resto de la población. En la mayoría de los casos, se trataba de una casta social de sacerdotes o de guerreros. Los artesanos y campesinos producían bienes y pagaban tributo a cambio de seguridad y protección.
  • Estructura administrativa. Las civilizaciones antiguas crearon sistemas de escritura más o menos complejos, según cada caso, para registrar el pago de tributos y administrar los bienes. Estas sociedades tenían un alto nivel de organización que requería el trabajo de funcionarios dedicados de manera específica a esta tarea.
  • Arte. Cada civilización antigua se caracterizó por desarrollar un estilo artístico propio (con mayor o menor influencia de otras sociedades). Estos estilos se veían en sus producciones de cerámicas o utensilios, en la arquitectura y en las esculturas.

Ver también: Historia

La Antigua China

Los guerreros de terracota simbolizan el poder imperial de la dinastía Qin. 

La civilización china habitó la cuenca de los ríos Amarillo y Azul, en el centro-este de la actual China. Los asentamientos urbanos más antiguos datan del 3000 a. C. y se cree que aproximadamente hacia el 2000 a. C. apareció la primera organización estatal, bajo el gobierno de la dinastía Xia.

Desde entonces, la historia china estuvo marcada por el ascenso y la caída de diferentes dinastías y por tener una división social con jerarquías muy marcadas. Es conocida por las ideas de pensadores como Confucio y Lao Tse, y por su estilo arquitectónico único basado en la simetría y la incorporación de símbolos en la construcción. También se destaca por la invención de la pólvora, la brújula y la crianza del gusano de seda.

Más en: Antigua China

La Antigua Mesopotamia

Los sumerios desarrollaron el sistema de escritura cuneiforme.

Mesopotamia era un territorio ubicado entre los ríos Tigris y Éufrates, en el oeste de Asia. Fue habitado por diferentes civilizaciones antiguas importantes, entre ellas, los sumerios, los acadios, los asirios y los babilonios.

Los sumerios

Desde el 3500 a. C., la civilización sumeria desarrolló técnicas complejas de agricultura con grandes obras de canales para controlar el flujo del agua. Además, los sumerios fundaron decenas de centros urbanos llamados “ciudades-Estado”. Cada ciudad sumeria tenía su propio gobierno, sus leyes y adoraba a un dios distinto. Las más importantes fueron Ur, Uruk, Eridu y Kish.

Los sumerios crearon el primer sistema de escritura (llamado cuneiforme) con el objetivo de registrar la administración de las ciudades. Otro rasgo destacado de su cultura fue la construcción de zigurats, que eran templos en forma de pirámides escalonadas. Además, de su cultura proviene el mito del diluvio universal, que se encuentra presente en el relato épico La epopeya de Gilgamesh.

Los acadios

Los acadios eran un pueblo semita que habitaba en Mesopotamia y que, a partir de 2350 a. C., logró someter a las diferentes ciudades de la zona. El rey Sargón I centralizó el poder y unificó la región bajo un solo reino que, con las sucesivas conquistas de los territorios vecinos, se convirtió en uno de los imperios más importantes de la época.

Por más de un siglo, los acadios difundieron su lengua y su cultura. Sin embargo, hacia 2150 a. C., no lograron mantener el control y las ciudades-Estado sumerias recuperaron su independencia.

Los asirios

Los asirios fueron otro pueblo de origen semita que habitó Mesopotamia. Desde mediados del tercer milenio antes de Cristo, algunas ciudades-Estado asirias se fueron unificando bajo un gobierno centralizado. Sin embargo, fue recién hacia los siglos VIII y VII a. C. que los asirios extendieron su poder y construyeron un imperio al conquistar varias regiones de Mesopotamia, Anatolia, Siria y el Levante. La caída de su poderío fue consecuencia de conflictos políticos internos y externos.

Los asirios fueron conocidos por su destreza militar y sus tácticas de guerra avanzadas. También se caracterizaron por el gran desarrollo de la cultura escrita y por su arte arquitectónico, con relieves muy detallados de escenas de batalla y escenas religiosas. 

Los babilonios

Los babilonios fueron otro pueblo semita que habitó en Mesopotamia. En 1792 a. C., su rey Hammurabi I conquistó las ciudades sumerias y fundó el primer Imperio babilónico. Sin embargo, durante los siglos siguientes la región fue invadida por pueblos de diferentes orígenes (hititas, casitas y asirios).

Hacia el siglo VII a. C., los babilonios recuperaron el control de la región y, bajo el reinado de Nabucodonosor II, ocuparon además Fenicia y Palestina y fundaron el Imperio neobabilónico, que se mantuvo vigente hasta la invasión del Imperio persa en 539 a. C.

Más en: Mesopotamia

El Antiguo Egipto

En el Antiguo Egipto, los faraones tenían un carácter sagrado.

La civilización del Antiguo Egipto se asentó en el valle del río Nilo, en el norte de África. Se estima que hacia el 3000 a. C. se fundó la primera dinastía, liderada por el faraón Nemes. Bajo un mismo gobierno existían diferentes ciudades que se comunicaban a través del río Nilo.

La historia de los egipcios dura más de tres mil años y está marcada por el ascenso y descenso de diferentes dinastías. Se creía que el faraón era sagrado porque conectaba a la sociedad con los dioses.

La civilización egipcia desarrolló diferentes sistemas de escritura, como la jeroglífica, y es conocida por la construcción de grandes pirámides.

Puede servirte: Dioses del Antiguo Egipto

La Antigua Grecia

Cada polis griega tenía su centro urbano y sus templos religiosos.

La civilización griega habitó la región que se encuentra al sur de los Balcanes (sureste de Europa), las islas del mar Mediterráneo oriental y las costas de Asia Menor. Fundó decenas de ciudades-Estado llamadas polis, que eran unidades políticas y territoriales independientes. Entre las más importantes estaban Atenas, Esparta, Corinto, Tebas y Mileto.

La civilización griega es conocida por la gran influencia de su desarrollo cultural y político en otras sociedades, contemporáneas y posteriores. Se destacan sus grandes construcciones (como el templo Partenón de Atenas), su mitología (las historias del panteón de dioses como Zeus o Hércules y de héroes como Odiseo y Aquiles) y sus filósofos (como Sócrates, Platón y Aristóteles). También se distingue por haber creado la democracia como sistema político.

Más en: Cultura griega

La Antigua Roma

civilizaciones antiguas roma
La civilización romana tuvo una gran influencia de la cultura griega.

La civilización romana surgió alrededor de la ciudad de Roma, que fue fundada en el siglo VIII a. C. en la península itálica. Se expandió hasta ocupar la mayor parte de Europa, el norte de África y Oriente Medio. Durante su historia, tuvo tres tipos de organización política: la monarquía (753 a. C.-509 a. C.), la república (509 a. C.-27 a. C.) y el imperio (27 a. C.-476 d. C.).

Fue una de las civilizaciones más importantes e influyentes de la Edad Antigua. Con la conquista de territorios, los romanos expandieron su cultura, construyeron ciudades e impusieron algunas de sus costumbres (como por ejemplo el uso del latín, que dio origen a toda la familia de lenguas romances: italiano, español, portugués, francés, rumano, gallego, catalán, entre otras). Hacia el siglo IV d. C., el gobierno imperial adoptó el cristianismo como religión oficial.

En 476 d. C., la caída del imperio ante la invasión de pueblos germánicos marcó el final de la Edad Antigua y el comienzo de la Edad Media.

Más en: Imperio romano

Los fenicios

Tiro fue una de las ciudades fenicias más importantes.

La civilización fenicia o fenicio-púnica fue un pueblo semita que habitó las costas orientales del Mediterráneo, en la región del Levante. Entre los siglos X y VI a. C., la cultura fenicia llegó a ocupar parte de los actuales territorios de Siria, Líbano, Palestina e Israel.

Los fenicios eran especialmente conocidos por su comercio marítimo, que conectó diferentes ciudades y colonias de todo el Mediterráneo. Su organización política era en ciudades-Estado, de las cuales las más importantes fueron Biblos, Tiro y Sidón.

El Imperio aqueménida

civilizaciones antiguas aquemenida persepolis
Persépolis fue la ciudad principal del Imperio aqueménida.

El Imperio aqueménida fue otro de los imperios más grandes de la Antigüedad. Los persas aqueménidas eran una tribu de origen indoeuropeo que habitaba la meseta de Irán.

En 550 a. C., el rey Ciro II, apodado el Grande, unificó a las diferentes tribus persas y derrotó al Imperio medo que gobernaba la región. Luego, se dedicó a expandir sus dominios y conquistar los reinos vecinos, entre ellos Babilonia, Judea, Siria y otros territorios de Asia Menor.

El apogeo del Imperio aqueménida ocurrió alrededor del año 500 a. C. y su caída se produjo frente a las tropas de Alejandro Magno en 330 a. C., cuando el rey Darío III fue vencido. Los griegos fueron sus más importantes rivales, y se enfrentaron con ellos durante las guerras médicas (490-449 a. C).

Su ciudad principal fue Persépolis (fundada entre 518 y 516 a. C), y estaba conectada a los distintos rincones del imperio por una extensa red de caminos llamada “calzada real”.

Los persas hablaban un dialecto persa antiguo que inicialmente no tenía escritura, aunque convivía con muy distintas lenguas en la sociedad. Luego de la conquista de Mesopotamia, el arameo pasó a ser una lingua franca entre las diversas partes del territorio.

La civilización del valle del Indo

La civilización del valle del Indo tenía una escritura que aún no fue descifrada.

La civilización del valle del Indo habitó en parte de los actuales territorios de Pakistán, Afganistán e India entre el 3300 a. C. y el 1300 a. C. Sus ciudades más importantes fueron Harappa y Mohenjo-Daro.

Los especialistas creen que la civilización del valle del Indo tenía una organización administrativa compleja, ya que construía centros urbanos con viviendas diferenciadas y centros ceremoniales. Sin embargo, no formó una casta monárquica con monopolio del poder político.

De esta civilización se destaca su producción de estatuillas de terracota con formas femeninas estilizadas. También tuvieron un sistema de escritura con símbolos y sellos, que aún no pudo ser descifrado. 

La civilización olmeca

El estilo artístico de la civilización olmeca influenció a otras poblaciones mesoamericanas.

La civilización olmeca es de las más antiguas de América. Habitó las costas del golfo de México entre 1500 a. C. y 400 a. C. Sus centros más importantes fueron los de San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes. Tenían una organización social y política jerárquica, cuyo poder se encontraba en manos de una casta de sacerdotes.

Los olmecas fueron los primeros en crear un sistema de escritura en América y tuvieron un panteón religioso que luego fue tomado por otras culturas mesoamericanas. Además, crearon el calendario ritual religioso basado en el movimiento lunar de 260 días.

Más en: Cultura olmeca

La civilización de Teotihuacán

La ciudad de Teotihuacán fue el primer gran centro urbano de Mesoamérica.

La civilización de Teotihuacán ocupó el noroeste del valle de México entre los años 200 d. C. y 550 d. C. Esta ciudad fue el primer centro urbano de grandes dimensiones en la región y se distinguió por sus inmensos palacios y pirámides.

Son características de esta civilización las vasijas de cerámica con dibujos que representaban sucesos de la mitología de sus dioses y los murales que adornaban los templos religiosos con formas de pirámides.

Más en: Cultura teotihuacana

La civilización de Chavín

El estilo arquitectónico de Chavín influenció a otras culturas locales.

La civilización de Chavín fue una cultura andina que habitó la cuenca del río Marañón entre el 1200 a. C. y el 400 a. C. Construyó centros religiosos y habitó diferentes ecosistemas de los Andes. Se trató de una civilización que unió diversas poblaciones bajo un mismo sistema de creencias religiosas, pero no se sabe con certeza si implicó la creación de un Estado unificado.

Esta civilización tuvo un estilo artístico y arquitectónico que influenció a otras poblaciones de la región, como las de Kotosh y Kuntur Wasi. Se destaca por la construcción de templos con decorados de motivos religiosos, figuras humanas y escenas fantásticas.

Sigue con:

Referencias

  • Ackermann, M. (2008). Prehistoric Eras to 600 c.e. Encyclopedia of World History, vol. I: The Ancient World. Prehistoric Eras to 600 C. E. Facts on File.
  • Marquez, M. y Cassano, K. (2010). Las primeras sociedades de la Antigüedad; Estados e imperios de la Antigüedad; Estados y civilizaciones de América. Ciencias Sociales 1. Mandioca.
  • The Editors of Encyclopaedia Britannica. (2020). List of Ancient Civilizations. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

"Civilizaciones antiguas". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/civilizaciones-antiguas/. Última edición: 10 de mayo de 2024. Consultado: 28 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 10 mayo, 2024
Revisado por Teresa Kiss
Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)