Antigua China

Te explicamos qué fue la Antigua China, su origen, cultura, economía, inventos y otras características. Además, qué dinastías la gobernaron.

antigua china
Muchos aspectos de la cultura china antigua perduran en la actualidad.

¿Qué fue la Antigua China?

Con el nombre de “Antigua China” se hace referencia al pasado ancestral de la cultura china, una de las más antiguas de la humanidad. Se trata de una civilización surgida en la región oriental del continente asiático hace alrededor de 4000 o 5000 años, aunque sus más antiguos documentos escritos provienen de hace alrededor de 3500 años. Es una de las pocas civilizaciones que perduraron desde la Antigüedad hasta la Edad Contemporánea.

La Antigua China abarcó un inmenso territorio en el que vivían distintos pueblos. A partir del dominio de la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.), su historia fue especialmente influida por la etnia han, la más numerosa de las cincuenta y seis etnias chinas reconocidas, que actualmente comprende el 92 % de la población de China.

La Antigua China abarcó al menos dos etapas: una etapa preimperial, constituida por una sucesión de tres dinastías gobernantes: Xia (2100-1600 a. C.), Shang (1600-1046 a. C.) y Zhou (1046-256 a. C.); y una etapa imperial, que comenzó con la unificación bajo la dinastía Qin (221-206 a. C.) y siguió con la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.) y sus sucesoras.

Si bien la China imperial perduró hasta 1912, el final de la época imperial antigua puede situarse en la conquista mongola del siglo XIII.

Puntos clave

  • La Antigua China fue una civilización milenaria que surgió en torno al 2100 a. C. pero tuvo importantes antecedentes prehistóricos.
  • Se caracterizó por la sucesión de dinastías que suelen diferenciarse en una etapa preimperial (Xia, Shang y Zhou) y una etapa imperial (iniciada por las dinastías Qin y Han).
  • Se destacó por sus innovaciones en el arte, la medicina, la filosofía y la tecnología, como la invención del papel, la pólvora, un tipo de escritura y la imprenta.
  • En la Antigua China nacieron el confucianismo, el taoísmo y otras escuelas de pensamiento. Además, tuvo un impacto significativo el comercio de la seda.

Se cree que el nombre de “China” proviene de la transcripción al sánscrito (Cina) del nombre de la dinastía Qin (pronunciado “chin”). Este término se popularizó a través de la Ruta de la Seda, a pesar de que los antiguos romanos se referían a China como Seres (“de donde proviene la seda”). Durante mucho tiempo, China fue conocida en Occidente como Catay, término derivado del pueblo de kitán, establecido en el norte de China, y que fue utilizado por el viajero Marco Polo en su libro de viajes del siglo XIII.

Puede servirte: Primeras civilizaciones agrícolas

Culturas prehistóricas chinas

Los primeros grupos humanos neolíticos surgieron en torno a los valles del río Amarillo y el río Yangtsé entre el 6500 y el 5000 a. C. Existe evidencia arqueológica que sugiere un alto nivel de sofisticación en la cultura agrícola de estas poblaciones, como es el caso del famoso asentamiento neolítico de Banpo, descubierto en 1953 cerca de la ciudad de Xi’an.

Algunas de las culturas prehistóricas de China fueron:

  • La cultura Yangshao (c. 5000-3000 a. C.). Surgió en el valle del río Amarillo y se caracterizó por el cultivo del mijo, la formación de aldeas y la elaboración de un tipo de cerámica pintada.
  • La cultura Hongshan (c. 4700-2900 a. C.). Surgió en el noreste de China y se destacó por el cultivo del mijo, el tallado del jade y algunas construcciones de gran tamaño.
  • La cultura Liangzhu (c. 3300-2300 a. C.). Estuvo concentrada en el área del lago Tai, al sur del río Yangtsé, y sobresalió en el trabajo del jade y construcciones como grandes residencias, tumbas y talleres que sugieren cierto nivel de complejidad política.
  • La cultura Longshan (c. 3000-1900 a. C.). Apareció en torno al curso medio del río Amarillo y dejó evidencias que indican que fue una sociedad jerarquizada, con asentamientos amurallados, abundante intercambio comercial, intensa labor agrícola y guerras frecuentes.

Las dinastías de la Antigua China

antigua china dinastias
La Gran Muralla China fue edificada, ampliada y reconstruida por varias dinastías.

Hacia el 2100 a. C. surgieron en China las primeras dinastías, que fundaron una tradición dinástica que llevó a la formación de un imperio.

Sin embargo, los relatos mitológicos chinos antiguos consideraban que China había sido gobernada anteriormente por ocho figuras míticas, conocidas como los tres augustos y los cinco emperadores, de los que no existe evidencia histórica. Según la versión más común del mito, estos gobernantes mitológicos eran:

  • Los tres augustos: Fu Xi (el primer hombre), Sui Ren (el inventor del fuego) y Shen Nong (el inventor del cultivo).
  • Los cinco emperadores: Huang Di (el “Emperador Amarillo”), Zhuan Zu, Dì Ku, Di Yao y Di Shun.

Las primeras dinastías históricas de la Antigua China se sucedieron la una a la otra desde el 2100 a. C. aproximadamente hasta la fundación del Imperio chino en 221 a. C..

Las tres dinastías antiguas fueron:

  • La dinastía Xia (c. 2100-1600 a. C.). Fue la primera, y estaba compuesta por diecisiete reyes sucesivos, aunque no existen testimonios escritos contemporáneos que permitan corroborarlo. Se la suele identificar con la cultura arqueológica Erlitou.
  • La dinastía Shang (c. 1600-1046 a. C.). Fue la segunda dinastía china, pero la primera de cuya existencia hay evidencia escrita contemporánea. Abarcó casi treinta reinados sucesivos.
  • La dinastía Zhou (c. 1046-256 a. C.). Fue la última dinastía china preimperial. Tuvo dos etapas: Zhou occidental (1046-771 a. C.) y Zhou oriental (771-256 a. C.). Coincidió con la era del surgimiento de la literatura china clásica y de pensadores como Confucio, y con la primera fase de construcción de la Gran Muralla China.

Durante la dinastía Zhou oriental tuvieron lugar dos períodos de guerras intestinas y descentralización del poder, conocidos como el Período de las Primaveras y los Otoños (771-476 a. C.) y el Período de los Reinos Combatientes (476-221 a. C.). Estos períodos de conflicto terminaron con el surgimiento de la primera dinastía imperial.

Las dinastías imperiales fueron:

  • La dinastía Qin (221-206 a. C.). Fue la primera dinastía imperial. Unificó China y sustituyó el título de rey por el de emperador.
  • La dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.). Fue una era de esplendor para la civilización china, que adoptó el confucianismo como ideología oficial y extendió sus fronteras a gran parte de lo que es actualmente China. Sin embargo, culminó con un período de caos en el que se enfrentaron tres reinos distintos y que se conoce como el Período de los Tres Reinos (220-280 d. C).
  • La dinastía Jin (265-420 d. C.). Los Jin lograron reunificar temporalmente China, pero cayeron ante los pueblos nómadas del norte, que dividieron el imperio en dieciséis reinos distintos (304-439 d. C.).
  • La dinastía Sui (581-618 d. C.). Una nueva reunificación china se produjo bajo la dinastía Sui del norte, tras derrotar a la dinastía Chen del sur en 589. En esta etapa se hicieron grandes obras de ingeniería, como el Gran Canal y la ampliación de la Gran Muralla China, y se expandió la influencia del budismo.
  • La dinastía Tang (618-907 d. C.). Esta época se considera de gran importancia para la cultura china, pues implicó un florecimiento de las artes, la tecnología y el comercio. A pesar de ello, el gobierno de los Tang fue interrumpido por el ascenso al poder de la consorte del emperador Gaozong, Wu Zetian, quien tras la muerte del emperador estableció su propia dinastía, la dinastía Zhou. Esta dinastía duró apenas 15 años, pues a sus 80 años de edad la emperatriz fue removida del poder y los Tang volvieron a gobernar. Doscientos años después, los Tang perdieron nuevamente el poder y China se sumergió en una etapa de caos y luchas internas conocido como el Período de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos (907-960 d. C.).
  • La dinastía Song (960-1279 d. C.). La siguiente reunificación de la Antigua China estuvo a cargo de los Song, quienes fueron los primeros en implementar un ejército permanente equipado con armamento que usaba pólvora. Durante esta etapa, la población china se duplicó y se alcanzaron revolucionarios avances científicos y tecnológicos. La dinastía Song cayó ante la invasión del Imperio mongol, que fundó una dinastía gobernante de origen extranjero en China, la dinastía Yuan (1271-1368 d. C.).

Características de la Antigua China

China fue una potencia económica y militar durante la mayor parte de su historia.

A grandes rasgos, la Antigua China tuvo las siguientes características:

  • Fue una de las civilizaciones más antiguas de la historia, surgida en torno al valle del río Amarillo alrededor del 2100 a. C., aunque con una prehistoria de poblaciones neolíticas surgidas entre los milenios VII y VI a. C.
  • Fue una civilización agrícola, especialmente dedicada al cultivo del arroz y el mijo, y presentó una importante diversidad étnica, lingüística y religiosa.
  • Estuvo caracterizada por la sucesión de grandes dinastías gobernantes, organizadas como monarquías hereditarias, en las que se centralizaba el poder político, aunque también hubo períodos de inestabilidad, luchas internas y descentralización del poder.
  • Fue la cultura más influyente del Asia antigua, creadora de un modelo de escritura mediante pictogramas y logogramas que fue adoptado y adaptado por las culturas vecinas, como la japonesa o la coreana. Además, fue una potencia económica y militar durante la mayor parte de su historia.
  • La etnia han fue la predominante en la política de la Antigua China, a pesar de la diversidad étnica que caracterizó a la región.

Ubicación geográfica de la Antigua China

El territorio de la Antigua China no tuvo siempre las mismas fronteras. Algunas dinastías gobernaron sobre un territorio más acotado al este de China mientras que otras extendieron su dominación a gran parte del actual territorio chino. Sin embargo, la cultura china se expandió y mantuvo cierta unidad a pesar de los cambios territoriales y las fragmentaciones políticas.

A grandes rasgos, la Antigua China llegó a abarcar desde el límite con el desierto de Gobi en el norte hasta el actual mar de China meridional en el sur (incluida parte de la península de Indochina), y desde el mar de China oriental en el este hasta las montañas del Tíbet y el Turquestán en el oeste. También ocupó la isla de Hainan y llegó a expandir su influencia a regiones de las actuales Corea, Birmania, Laos, Vietnam y Tailandia, donde en ocasiones se formaron Estados tributarios de China.

Organización sociopolítica de la Antigua China

Como la mayoría de las grandes sociedades agrícolas de la antigüedad, la sociedad china estaba organizada en estratos sociales claramente diferenciados. Estos estratos eran la dinastía gobernante, la aristocracia militar, los funcionarios y eruditos, los comerciantes y artesanos, y el campesinado.

Durante la dinastía Shang, los monarcas se encargaban de los rituales y el culto a los antepasados. Durante la dinastía Zhou, se introdujo la idea del “mandato del cielo” (el gobernante contaba con el favor divino siempre y cuando gobernara correctamente). Además, se definió el orden social de los estratos que no eran aristocráticos en cuatro categorías de personas, conocidas como las “cuatro ocupaciones”: los funcionarios (shi), los agricultores (nong), los artesanos (gong) y los comerciantes (shang).

El sistema tradicional de organización sociopolítica suele ser considerado como de tipo feudal, dado que se basaba en una jerarquía de linajes y el poder era ejercido por los terratenientes. Sin embargo, la conformación del imperio bajo la dinastía Qin estableció un régimen de gobierno centralizado.

A partir de la era imperial, la Antigua China se rigió por una monarquía centralizada encabezada por el emperador y se dividió el imperio en 36 provincias, regidas por gobernadores civiles y militares. Además, la administración del Estado quedó a cargo de una eficiente burocracia, cuyos funcionarios debían pasar rigurosos exámenes y evaluaciones. A partir de la dinastía Han, el confucianismo se convirtió en la ideología oficial del Estado chino.

Cultura de la Antigua China

El confucianismo se convirtió en la ideología oficial del Estado durante la dinastía Han.

La cultura china antigua fue responsable de muchas innovaciones en el ámbito de la tecnología. Además, fue una cultura con mucha diversidad debido a las distintas etnias que la integraron, lo que se manifestó en la gastronomía, la lengua y los ritos.

Sin embargo, en los momentos de mayor centralización, como en el auge de las dinastías Han y Tang, se afianzó una identidad china más o menos común, asociada a las doctrinas del confucianismo (posteriormente también el neoconfucianismo) y el taoísmo.

En materia religiosa, el pueblo chino profesaba su propia religión tradicional y sincrética (es decir, que incorporaba aspectos de diversas religiones y creencias), y muchos de sus aspectos sobreviven en la actualidad. El culto a los ancestros jugaba un papel muy importante, así como la conexión con divinidades o elementos de la naturaleza y prácticas chamánicas o adivinatorias.

El budismo llegó a China desde la India y tuvo también un rol importante en la cultura china tradicional, al hacer contribuciones en áreas como la medicina, la literatura, la filosofía y la política. Durante la dinastía Tang nació la variante china del budismo conocida como budismo chan o budismo zen.

Otro aspecto de la antigua cultura china fue su gastronomía, especialmente el empleo del arroz que fue uno de sus elementos unificadores, cultivado en China desde el Neolítico. Por su parte, la antigua arquitectura china evidenció una mirada estética en la que predominaron las pagodas y la simetría, así como la influencia de la filosofía del feng shui en el diseño de las edificaciones y los grandes jardines imperiales.

Economía de la Antigua China

antigua china economia
La seda permitió comerciar con persas, indios, árabes e incluso con Occidente.

La Antigua China fue una civilización principalmente agrícola, que además practicó desde épocas muy tempranas el comercio y la ganadería. Además, desarrolló sus propias técnicas de trabajo del jade y la metalurgia, especialmente del hierro. Entre sus principales productos estuvieron el arroz y el té, y posteriormente la seda, un producto que les permitió a los chinos comerciar a través de la llamada Ruta de la Seda con persas, indios, árabes e incluso con Occidente.

Por otro lado, la cultura china imperial desarrolló un modelo de burocracia que permitía una eficaz recolección de impuestos y un registro detallado de las actividades oficiales. Había funcionarios encargados de la recolección del tributo, funcionarios dedicados a las decisiones de la guerra y una amplia red de mensajeros imperiales, lo que permitía al imperio un manejo eficaz de su información y de sus recursos.

Inventos y aportes de la Antigua China

antigua china inventos papel
En China se inventó el papel, cuyos primeros indicios datan del siglo II a. C.

A la Antigua China se le atribuyen numerosas invenciones y aportes a la humanidad, entre los que destacan:

  • El papel. En China se descubrieron los primeros indicios de fabricación de papel, que datan del siglo II a. C., mucho antes de la fecha establecida para la invención de la técnica de fabricación de papel con pulpa de celulosa por parte del consejero imperial Cai Lun (50 a. C.-121 d. C.). Ya en el siglo III d. C. el papel había empezado a desplazar a otros soportes tradicionales de la escritura en toda China, como las tiras de seda o de bambú.
  • La imprenta. Si bien la imprenta moderna fue creada por Johannes Gutenberg en el siglo XV, en China se hallaron documentos impresos mediante un sistema de sellos de madera que datan del siglo VI o VII y una imprenta de tipos móviles artesanal del siglo XI. Con estos sistemas se imprimían textos religiosos, edictos imperiales, calendarios y libros de diversas temáticas.
  • La pólvora. La fabricación de explosivos tuvo muchos usos en la Antigua China, como la elaboración de fuegos artificiales para las celebraciones o su uso militar en bombas incendiarias, cañones o diversas armas para lanzar proyectiles. Los primeros manuscritos con la fórmula de la elaboración de la pólvora datan de la dinastía Song, aunque existe evidencia de su uso algunos siglos antes.
  • El papel moneda. La primera cultura en utilizar billetes con valor monetario fue la cultura china durante la dinastía Song, aunque tuvo como antecedentes una letra de cambio usada por los comerciantes durante la dinastía Tang. Los billetes fueron conocidos como “jiaozi” y se emitían por el Estado a través de sus distintas fábricas, que empleaban a cientos o miles de trabajadores. Esto fue un reflejo del inmenso poder económico de la China de los Song.

Sigue con:

Referencias

  • Blunden, C. y Elvin, R. (1994). China. Gigante milenario. Folio.
  • Chang, K. C. (2009). Arte, mito y ritual. El camino a la autoridad política en la China antigua. Katz.
  • Franke, H. et al. (2023). China. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/place/China
  • Gernet, J. (2018). El mundo chino. Crítica.
  • Mark, J. J. (2012). Ancient China. World History Encyclopedia. https://www.worldhistory.org/china/

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Antigua China". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/antigua-china/. Última edición: 9 de mayo de 2024. Consultado: 16 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 9 mayo, 2024
Revisado por Augusto Gayubas
Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)