Revolución Comunista china

Te explicamos qué fue la Revolución Comunista china, sus causas, etapas y consecuencias. Además, sus principales protagonistas.

revolucion comunista china
La Revolución Comunista china instauró la República Popular China en 1949.

¿Qué fue la Revolución Comunista china?

Se conoce como Revolución china de 1949, o Revolución Comunista china, al momento final de la guerra civil china, cuando los partidarios del Partido Comunista de China, liderados por Mao Zedong, vencieron a los nacionalistas del Kuomintang o KMT (Partido Nacionalista Chino), encabezados por el generalísimo Chiang Kai-shek. Los vencedores establecieron en 1949 un régimen comunista en China.

La guerra civil entre nacionalistas y comunistas tuvo dos etapas:

  • La primera etapa comenzó en 1927 y concluyó en 1936, cuando ambos bandos se vieron obligados a pactar una tregua y formar un frente común contra la invasión del Imperio del Japón.
  • La segunda etapa comenzó tras el término de la Segunda Guerra Mundial en 1945, cuando las tensiones entre ambos bandos se reavivaron, y terminó en 1949 con el triunfo comunista.

El 1 de octubre de 1949 se proclamó la República Popular China, que continúa vigente en la actualidad, mientras que el gobierno nacionalista se refugió en la isla de Taiwán. La victoria comunista en China amplió la influencia del comunismo en Asia y otras partes del mundo.

La República Popular China mantuvo inicialmente estrechas relaciones con la Unión Soviética (URSS), que lideraba el bloque comunista en la Guerra Fría. Sin embargo, en los años sesenta y setenta se produjo una ruptura entre ambas naciones, que marcó una división dentro del movimiento comunista internacional y permitió un acercamiento diplomático y económico entre China y Estados Unidos.

Puntos clave

  • La Revolución china de 1949 fue la fase final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas que dio la victoria al Partido Comunista.
  • Fue liderada por Mao Zedong, quien impulsó una “guerra prolongada” consistente en tácticas de guerrilla y movilización masiva de campesinos.
  • Llevó a la proclamación de la República Popular China el 1 de octubre de 1949, un régimen comunista que extendió su influencia a otras zonas de Asia.
  • Provocó la huida a Taiwán del líder nacionalista Chiang Kai-shek, quien estableció allí su propio régimen de gobierno.

Puede servirte: Modo de producción socialista

Etapas de la Revolución Comunista china

La Revolución Comunista china fue el resultado de un proceso que tuvo varias etapas:

El fin de las negociaciones de paz (1946)

Durante la guerra chino-japonesa (1937-1945) que se enlazó con la Segunda Guerra Mundial, el Partido Nacionalista Chino y el Partido Comunista de China lucharon juntos contra la invasión japonesa. En 1945, tras la derrota de Japón, los nacionalistas y los comunistas chinos llegaron a un principio de acuerdo que fue rápidamente roto por la reanudación de los enfrentamientos.

A pesar de los esfuerzos de Estados Unidos y la Unión Soviética por mediar entre las partes y lograr la conformación de un gobierno mixto, en 1946 las negociaciones de paz fracasaron y la guerra civil china continuó. En el contexto de la Guerra Fría, Estados Unidos apoyó al gobierno nacionalista chino y la Unión Soviética brindó ayuda a las fuerzas comunistas.

La ofensiva nacionalista (1946-1947)

Cuando se rompieron las negociaciones, los nacionalistas invadieron Manchuria y el norte de China, donde se apoderaron de muchas ciudades, mientras los comunistas mantenían su presencia en las zonas rurales.

A finales de 1946, la Asamblea Nacional China proclamó una Constitución democrática, sin que participaran representantes de los comunistas. La superioridad militar de los nacionalistas duró hasta 1947, cuando los intentos por derrotar al adversario fracasaron y su ofensiva finalmente se detuvo.

El contraataque comunista (1947-1948)

A mediados de 1947 se dio un viraje en el desarrollo de la guerra y se produjeron los primeros contraataques efectivos del Ejército Rojo de Mao Zedong, que reconquistaron ciudades y comenzaron a provocar deserciones masivas en el ejército nacionalista.

Las victorias decisivas comunistas (1948-1949)

En 1948, el Ejército Rojo comenzó a conseguir triunfos cruciales, que ocasionaron una gran cantidad de bajas a los nacionalistas y permitieron progresivamente la conquista de Manchuria y de la mayor parte del país.

El ejército nacionalista sufrió derrotas particularmente significativas, como la batalla de Huai Hai. A finales de 1948 la situación favorecía claramente a los comunistas.

La ofensiva final (1949)

Luego de tomar Pekín (antigua capital imperial de China) a comienzos de 1949, los comunistas quedaron a un paso de obtener la victoria definitiva. Tras un infructuoso período de negociaciones con los nacionalistas, entraron en abril en Nankín, antigua capital de la República de China, y consiguieron el control pleno del país.

El 1 de octubre de 1949, Mao proclamó en Pekín la fundación de la República Popular China, y en diciembre Chiang Kai-shek junto a su ejército nacionalista se refugió en la isla de Taiwán, donde temió durante años un ataque comunista.

Causas de la Revolución Comunista china

Mao Zedong lideró a los comunistas chinos con el apoyo de la Unión Soviética.

Las principales causas de la Revolución Comunista china fueron el descontento social con el gobierno nacionalista por las condiciones de pobreza del campesinado y la corrupción del Estado, el enfrentamiento político e ideológico entre nacionalistas y comunistas (que tenían diferentes modelos de país), el apoyo económico y militar de la Unión Soviética al Partido Comunista de China, y la eficiente estrategia militar y política de los comunistas, que consistió en aplicar la guerra de guerrillas y prometer reformas agrarias para conseguir el apoyo de los campesinos.

  • El descontento social. Muchos problemas que existían desde los años de la dinastía Qing perduraban bajo el gobierno de la República de China, como la pobreza entre el campesinado y la corrupción estatal. Esto motivó el descontento con el gobierno nacionalista y el apoyo de algunos sectores sociales, especialmente campesinos, al Partido Comunista de China.
  • La rivalidad entre nacionalistas y comunistas. El país estaba dividido entre los partidarios de una China democrática y capitalista, representada por el Kuomintang (que gobernaba la República de China), y los seguidores del comunismo, liderados por Mao Zedong, que aspiraban a defender al campesinado chino y abolir la sociedad de clases. Esta rivalidad provocó la guerra civil china, en la que el Kuomintang fue postergando sus objetivos democráticos y el Partido Comunista de China fue sumando cada vez más apoyos.
  • El apoyo externo a los comunistas. Durante la guerra civil china, Estados Unidos apoyó al gobierno nacionalista y la Unión Soviética a los comunistas. Este apoyo fue diplomático, económico y militar. El apoyo soviético y la entrega a los comunistas del armamento incautado en Manchuria al ejército japonés al final de la Segunda Guerra Mundial tuvieron una importancia central para inclinar la balanza a favor del Partido Comunista de China. Por otro lado, el gobierno nacionalista recibía menos ayuda de la que esperaba de Estados Unidos, mientras perdía apoyo popular por su corrupción y sus malas decisiones militares.
  • La exitosa estrategia comunista. El Partido Comunista de China obtuvo el apoyo de muchos campesinos y trabajadores al prometer reformas agrarias y otras mejoras en las condiciones de vida. Además, aplicó la guerra de guerrillas, que resultó efectiva contra el ejército convencional del Kuomintang y permitió el éxito militar y el triunfo de la revolución.

Consecuencias de la Revolución Comunista china

El éxito de la Revolución Comunista china en 1949 tuvo las siguientes consecuencias: el gobierno nacionalista se vio obligado a trasladarse a Taiwán, donde formó un Estado separado de la China comunista que sigue existiendo en la actualidad; se creó la República Popular China, un Estado comunista liderado por Mao Zedong que instauró un régimen de partido único y se alineó inicialmente con la Unión Soviética (aunque años después ambos países rompieron relaciones); cambió el equilibrio de poder en Asia en el contexto de la Guerra Fría, pues la China comunista se convirtió en un poder dominante que influyó a otros movimientos revolucionarios de la región.

  • El traslado del gobierno nacionalista a Taiwán. El Kuomintang fue vencido militarmente y se refugió en la isla de Taiwán, donde mantuvo la República de China, reconocida a sí misma como el gobierno legítimo de China y presidida por Chiang Kai-shek hasta 1975. En la actualidad sigue siendo un Estado separado de la China comunista pero reclamado por esta como un territorio propio.
  • La creación de la República Popular China. Las tropas de Mao conquistaron el poder político y llevaron a la creación de la República Popular China, con soberanía sobre toda la China continental. Este nuevo Estado era de tipo comunista, alineado internacionalmente con el bloque soviético (hasta la ruptura entre China y la Unión Soviética en las décadas del sesenta y setenta) y liderado por Mao. Este implementó medidas socialistas, como la nacionalización de la industria y la colectivización de la tierra, e instauró un régimen político autoritario de partido único.
  • El cambio en el equilibrio de poder en Asia. El éxito de la revolución comunista en China alteró el equilibrio de poder en Asia en el contexto de la Guerra Fría. Si bien inicialmente contó con el apoyo de la Unión Soviética, la China comunista pronto se convirtió en un poder dominante en la región e influyó en otros movimientos revolucionarios y regímenes comunistas.

Ver además: Revolución Cultural china

Protagonistas de la Revolución Comunista china

Chiang Kai-shek debió refugiarse en Taiwán, donde gobernó hasta su muerte.

Los principales líderes de las facciones que se enfrentaron durante la guerra civil china, que llevó a la Revolución Comunista china en 1949, fueron:

  • Mao Zedong (1893-1976). Máximo dirigente del Partido Comunista de China desde la década de 1930, fue el líder supremo de la República Popular China desde 1949 hasta su muerte en 1976. De familia campesina, luchó desde joven contra los invasores japoneses y luego contra el gobierno nacionalista chino, una vez que se convenció de que solo el comunismo podía salvar a su país. Elaboró una versión propia del marxismo-leninismo, adaptada a las particularidades de la sociedad china, en la que planteó que el campesinado era fundamental para la revolución (a diferencia del comunismo soviético, que puso el énfasis en el proletariado urbano).
  • Chiang Kai-shek (1887-1975). Líder militar y político de los nacionalistas chinos opuestos a Mao Zedong, fue sucesor de Sun Yat-sen, fundador del Kuomintang, y presidente de la República de China durante la guerra civil. Luego de ser derrotado por los comunistas en 1949, se refugió en Taiwán y gobernó allí hasta su muerte, a la espera de la caída del comunismo en China continental (hecho que nunca sucedió).
  • George Marshall (1880-1959). Militar estadounidense, fue jefe del Estado Mayor del Ejército durante la Segunda Guerra Mundial y autor del plan económico para la reconstrucción de Europa luego del fin de la guerra (el llamado Plan Marshall). Esto le valió el Premio Nobel de la Paz en 1953. Fue el emisario de Estados Unidos en China para mediar entre las facciones confrontadas, pero se retiró en 1947 al no conseguir el fin de las hostilidades.

Importancia de la Revolución Comunista china

La Revolución Comunista china de 1949 fue una de las tres grandes revoluciones comunistas del siglo XX, junto con la Revolución rusa (1917) y la Revolución cubana (1959). Tras la caída de la Unión Soviética en 1991, la República Popular China se convirtió en la única gran potencia comunista del mundo, si bien desde finales de la década de 1970 adoptó una economía que algunos estudiosos identifican como capitalista. En la actualidad, China es la segunda mayor economía del mundo.

La Revolución Comunista china fue un evento histórico singular que marcó la política internacional por varias décadas. A medida que la China comunista se hacía más influyente a nivel internacional, llegó a constituirse como un modelo distinto del que imperaba en la Unión Soviética.

La doctrina comunista china, que reunía las ideas de Mao sobre la “guerra prolongada” (un tipo de guerra de guerrillas) y la centralidad del campesinado, recibió el nombre de maoísmo. Uno de los movimientos que adoptaron el maoísmo en Asia fue el de los Jemeres Rojos, que instauraron una dictadura en Camboya entre 1975 y 1979 y provocaron un genocidio.

Sigue con:

Referencias

  • Britannica, Encyclopaedia (2023). Chinese Civil War. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Dueñas, M. C. (2015). La Revolución China. Una revolución permanente. Gárgola.
  • Roberts, J. A. G. (2008). Historia de China. Publicacions de la Universitat de València.
  • Schram, S. R. (2023). Mao Zedong. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Revolución Comunista china". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/revolucion-comunista-china/. Última edición: 27 de febrero de 2024. Consultado: 19 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 27 febrero, 2024
Revisado por Augusto Gayubas
Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)