Leninismo

Te explicamos qué es el leninismo, cuáles son sus características, su historia y sus principios. Además, te contamos quién fue Lenin.

Lenin adaptó el pensamiento marxista a un contexto más industrializado.
El leninismo fue la versión dominante del pensamiento marxista en la Unión Soviética.

¿Qué es el leninismo?

El leninismo es la doctrina política, social y económica desarrollada a partir de los preceptos del marxismo por el revolucionario y filósofo comunista ruso Vladímir Ilich Ulianov (1870-1924), mejor conocido por su alias, “Lenin”. Se trata de una interpretación específica de los planteamientos del marxismo ortodoxo y una síntesis de su aplicación en las condiciones particulares de la sociedad agraria de la Rusia imperial a comienzos del siglo XX.

El leninismo fue la versión dominante del pensamiento marxista en la Unión Soviética, a raíz de la imposición por el partido bolchevique de un gobierno unipartidista que suprimió la oposición política, incluidas las demás facciones del marxismo: el anarquismo y los mencheviques (facción moderada del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia).

Puede entenderse como un modelo específico de construcción del comunismo, en cuyos fundamentos estaba la creación de un “partido de vanguardia revolucionario” que debería proveer a las clases proletarias de la educación y conciencia de clase necesarias para emprender posteriormente la superación del capitalismo.

Estas ideas fueron inspiradas en Lenin por la lectura de El Manifiesto Comunista (1848) de Karl Marx y Friedrich Engels, en donde se describe al partido comunista como “el sector más avanzado y resuelto de los partidos de la clase trabajadora”. Cosa que Lenin interpretó como el llamado a conformar una élite intelectual altamente comprometida con el proceso político revolucionario, que alcanzara y conservara el poder a través de cualquier medio necesario, y desde allí impulsara las dinámicas de cambio idóneas para construir el comunismo.

El término “leninismo” y los preceptos en torno al comunismo que esta doctrina propone fueron aceptados por los sectores revolucionarios de izquierda en el quinto congreso de la Internacional Comunista (1924), y más adelante sirvieron de base para el desarrollo de nuevas corrientes comunistas, como el marxismo-leninismo, el trotskismo, el maoísmo y el estalinismo.

Si el leninismo constituyó una contribución o una corrupción del pensamiento marxista de base es algo que se debate entre los teóricos y académicos de la izquierda, pero su importancia en la configuración de los gobiernos comunistas en el siglo XX resulta un hecho reconocido e indiscutible.

Ver además: Comunismo científico

Origen del leninismo

El leninismo surgió formalmente como corriente marxista como parte de la Revolución de Octubre de 1917, año en que Lenin expuso sus “Tesis de abril”, en el Palacio Taúride tras su regreso desde el exilio.

En este discurso Lenin llamaba a dar el siguiente paso en la revolución que ya había comenzado con éxito: la conquista del poder político por parte del proletariado y el campesinado de los soviets, los consejos de trabajadores de la Revolución rusa de 1905. Además, proclamaba que esta revolución no era un mero acontecimiento nacional, sino la primera revolución socialista de la historia, destinada a inspirar eventos similares en otros pueblos del mundo.

Ya en ese entonces Lenin era un influyente pensador y político comunista, y desde el inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914 se convirtió en una voz importante en el llamado a la revolución proletaria internacional en Europa. Pero a partir de 1917, Lenin se convirtió en el principal dirigente de los bolcheviques en el poder, y ocupó el cargo de Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, con la autoridad política suficiente como para firmar la paz con el Imperio alemán en 1918 (la Paz de Brest-Litovsk).

Los cambios durante el gobierno de Lenin se adecuaron a su entendimiento de la transición hacia el comunismo, pero desde un punto de vista muy pragmático y firmemente anclado en la realidad rusa. Por ejemplo, entre 1918 y 1921 Lenin instauró el “comunismo de guerra”, para enfrentar la Guerra Civil Rusa. Mientras que en 1921, propuso la Nueva Política Económica (NEP), una forma de capitalismo de Estado (o sea, de economía mixta) que sirviera para recuperar la golpeada economía rusa.

Características generales del leninismo

Las características principales del leninismo son:

  • Se trata de una forma de implementación de los preceptos del marxismo, o sea, de construcción del comunismo. Como su nombre lo indica, el gran ideólogo de esta corriente fue Vladimir Lenin.
  • Concibió la revolución como un hecho internacional, no meramente nacional, y como un proceso a largo plazo, cuyos cambios debían materializarse a través del autoritarismo y la voluntad del partido, pues dejados a su suerte podían no llegar a producirse nunca.
  • Propuso la creación de un Partido Comunista de Vanguardia, compuesto por una élite intelectual y que detentara todo el poder (a través de la llamada “dictadura del proletariado”) y ejerciera un rol pedagógico y de guiatura ideológica para el resto de la clase obrera.
  • Actualizó el diagnóstico del sistema capitalista de Marx, ya que el mundo industrial había variado significativamente desde mediados del siglo XIX. Así, a pesar de que Rusia era un país eminentemente agrícola, la revolución tuvo como protagonista a la clase obrera industrial.
  • Fue una forma de comunismo muy pragmática y oportunista, que realizó concesiones (como el capitalismo de Estado) con tal de prolongar el gobierno revolucionario.
  • Tuvo como consecuencia la creación del primer estado totalitario moderno (la Unión Soviética), dado que la imposición del comunismo debía darse a través de la conquista de todas las resistencias posibles de la sociedad, para lo cual era necesaria la fiscalización social, económica y cultural por parte del partido de vanguardia revolucionaria.

Principios del leninismo

Lenin proclama el poder soviético en el Instituto Smolny, en la pintura de Vladimir Serov.
El leninismo implementó la democracia directa a través de asambleas de trabajadores.

La implementación del comunismo de acuerdo a los preceptos y la visión de Lenin se guio por los siguientes puntos generales:

  • Centralismo democrático. Al mando de Lenin, los bolcheviques se organizaron como un partido democráticamente centralizado, es decir, en el que el consenso político constituía el único límite de la libertad de expresión. Así, el debate político fue siempre la herramienta de organización del partido, ya que Lenin nunca detentó el poder de manera absoluta.
  • Dictadura del proletariado. El gobierno de la Rusia revolucionaria implementó lo que Lenin llamó “la dictadura democrática del proletariado”, que operaba de acuerdo a los principios de la democracia directa y de los soviets o asambleas de trabajadores. En estas estructuras la clase social capitalista, sin embargo, estaba excluida.
  • Pragmatismo económico. Si bien el leninismo estaba comprometido con la construcción del comunismo, sus prácticas económicas siempre tuvieron los pies en la tierra. Así, no dudó en hacer concesiones respecto de sus principios teóricos, y para ello consideró que la revolución debía ser un proyecto a largo plazo. Por ejemplo, durante la NEP se nacionalizó la economía rusa, pero se permitió la existencia de un capitalismo de Estado.
  • Autodeterminación nacional. El leninismo se opuso al chauvinismo ruso (que consideraba al resto de las etnias que habitaban el territorio del Imperio ruso como inferiores) ya que consideraba dicho etnocentrismo como un obstáculo cultural para el establecimiento de la dictadura del proletariado. Lenin defendió el derecho de las naciones a la autodeterminación y consideró el marxismo y el bolchevismo como formas políticas inherentemente internacionales, tal y como Marx lo predicaba con su “Trabajadores del mundo, uníos”.
  • Cultura socialista. Dado que el Partido de Vanguardia Revolucionaria propuesto por Lenin tenía el rol de educar ideológicamente a la clase obrera, su control sobre la cultura fue enorme. Sus principales tareas fueron fomentar la cultura socialista, haciéndole una férrea oposición a los valores religiosos tradicionales y al statu quo cultural de la burguesía. Sin embargo, el Comité Central del Partido Bolchevique se opuso, por ejemplo, al Proletkult surgido en 1917, una federación de organización culturales de filiación revolucionaria que aspiraba a crear una nueva estética proletaria.

¿Quién fue Lenin?

Lenin en su estudio, fue un pensador y político influyente.
Vladimir Ilich Ulianov, alias Lenin, fue un destacado intelectual revolucionario.

Vladimir Ilich Ulianov, alias Lenin, fue un político y filósofo ruso, nacido en Simbirsk en 1870. Tuvo una larga trayectoria política en su país, siempre afiliado a sectores antizaristas, y fue un destacado intelectual revolucionario.

Fue fundador en 1895 de la Liga de Lucha para la Emancipación de la Clase Obrera, una organización de corta vida que le valió la cárcel y luego el destierro a Siberia desde 1897 hasta 1900. Luego formó parte del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR) y, posteriormente, fundó el periódico Iskra durante una temporada de exilio entre Londres y Ginebra.

Regresó a Rusia en 1905, gracias a una serie de indultos obtenidos a raíz de la Revolución rusa de ese año, pero volvió a marcharse tras el fracaso revolucionario en 1908. Su rol en la política rusa no fue menor, sin embargo, y hasta 1910 fue sumamente activo en el debate político y teórico revolucionario, en especial, fue partidario de la separación de los bolcheviques y mencheviques.

En 1912 pasó a integrar el Comité Central del partido y en 1914 predicó en contra de la participación rusa en la Primera Guerra Mundial, por considerarla un enfrentamiento capitalista entre imperios y burgueses. En cambio, fue un entusiasta de la Guerra Civil que comenzó en 1917 y que lo llevaría al poder de la mano de los bolcheviques.

Como parte del comité directivo de la recién fundada Rusia socialista, Lenin fue una figura central y el máximo pensador revolucionario. Nunca ejerció el poder directamente, a pesar de ocupar cargos importantes hasta su fallecimiento en 1924, víctima de una serie sucesiva y debilitante de accidentes cerebrovasculares.

Diferencias entre marxismo, leninismo, trotskismo y estalinismo

Tras el fin del leninismo, se enfrentaron Trotski y Stalin.
Trotski postulaba la «revolución permanente» mientras que Stalin buscaba el control absoluto.

Para entender la diferencia entre estos términos, es importante comprender primero qué es el marxismo, pues los demás constituyen variantes dependientes de este concepto principal.

El marxismo es una corriente de pensamiento filosófico, político, económico y social, creada por Karl Marx y Friedrich Engels en la segunda mitad del siglo XIX, y que proponía un modelo de comprensión de la historia en base a la lucha de clases por el control de los medios de producción. A esto se lo llamó “La explotación del hombre por el hombre”.

Según la mirada del marxismo, cada época histórica se sostenía en un modelo específico de producción, y el del siglo XIX era el capitalismo, mediante el cual la burguesía explotaba al proletariado para adueñarse de la plusvalía, el excedente del trabajo realizado, sin hacer esfuerzo alguno. Este régimen inherentemente injusto conduciría, en la opinión de Marx, a la Revolución del proletariado y a la construcción eventual de una sociedad sin clases sociales, a la que bautizó “comunismo” o “socialismo”.

A pesar de conformar una obra filosófica, los escritos de Marx inspiraron a numerosos políticos revolucionarios, muchos de los cuales construyeron sus propias versiones, adaptaciones locales o maneras de implementación.

La primera de ellas en el siglo XX fue el leninismo, fruto de Vladimir Lenin, también conocida como “marxismo-leninismo”, y que tuvo vigencia durante la participación de este político ruso en el destino de la joven Rusia Soviética. Pero a partir de 1924, año de la muerte de Lenin, nuevas formas de interpretar la doctrina marxista-leninista surgieron, en especial dos que resultaron ser antagónicas: el trotskismo y el estalinismo.

El trotskismo fue una corriente desarrollada por León Trotski (1879-1940), otro político y revolucionario ruso, de origen judío y organizador de la Revolución de Octubre de 1917. Representó la oposición de izquierdas al estalinismo en la Unión Soviética, y propuso la idea de la “revolución permanente”, esto es, que el éxito de la revolución comunista se basaba en delegar el poder únicamente al proletariado y en asumir un carácter internacional que garantizara su permanencia.

Entre sus medidas centrales estaban la oposición al burocratismo y el afianzamiento del centralismo democrático, medidas totalmente opuestas a las del estalinismo y que le valieron a Trotski la persecución, el exilio y la muerte.

Por su parte, el estalinismo fue la corriente desarrollada por Iósif Stalin (1878-1953), quien fue el dictador de facto de la Unión Soviética desde la década de 1930 hasta su muerte. El estalinismo sostenía que Stalin era el legítimo sucesor de Lenin a cargo del mando del partido, y que todos sus opositores buscaban desvirtuar el proceso revolucionario.

Así, el estalinismo incentivó el dogmatismo político y el culto a la personalidad, ejerció un control feroz sobre la burocracia comunista y afianzó aún más los rasgos autocráticos y autoritarios del sistema. Stalin implementó la socialización y colectivización forzada, la industrialización acelerada y los planes quinquenales (idea propuesta inicialmente por Trotski) como método para avanzar hacia la implementación del comunismo, y desarrolló una feroz propaganda patriótica e ideológica.

Todo esto se desarrolló de la mano de un sistema de espionaje de la ciudadanía que hoy en día es comparable con el fascismo alemán e italiano, y que le otorgó al término “estalinismo” una connotación peyorativa.

Sigue con: Revolución Comunista china

Referencias

¿Cómo citar?

"Leninismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/leninismo/. Última edición: 10 de enero de 2024. Consultado: 29 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 10 enero, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)