Concepto de
Anarquismo

Te explicamos qué es el anarquismo, su origen, historia y objetivos. Además, sus características y diferencias con el marxismo.

Anarquismo
El anarquismo busca la abolición del Estado y de toda forma de gobierno.

¿Qué es el anarquismo?

Cuando se habla de anarquismo se refiere a un movimiento político, filosófico y social que tiene como objetivo principal la abolición del Estado y de toda forma de gobierno, al igual que toda forma de autoridad, jerarquía social o control que la sociedad le pretenda imponer a los individuos.

El anarquismo considera dichas formas de dominio como algo artificial, dañino y, además, innecesario, pues los seres humanos poseen una tendencia natural a un orden justo y equitativo, que se ha pervertido mediante los pactos sociales.

De esa manera, el anarquismo se interesa sobre todo en los asuntos del individuo y la sociedad que lo rodea, con la aspiración de promover la ruptura del orden establecido y permitir que surja un cambio social, que idealmente conduciría a una sociedad sin amos, sin propietarios, sin dominios de ninguna clase.

Tradicionalmente, se han agrupado bajo la bandera del anarquismo diversos movimientos políticos y sociales, de tendencias diferentes entre sí y sobre todo con procedimientos o metodologías distintas.

Existen así anarquismos más radicales, violentos, que aspiran a un rol activo en la caída del Estado; y ortos más sosegados, más cercanos a la resistencia pasiva y al pacifismo. Pero no hay una definición explícita y única de lo que es un anarquista o de lo que tiene que hacer.

  1. Origen

La palabra anarquismo como tal proviene del griego, y se compone de los vocablos an– (“sin”) y arkhé (“poder o mandato”), y surgió para nombrar a las etapas de vacío de poder que surgieron luego de la Revolución Francesa y la caída de la monarquía a finales del siglo XVIII. Era un término despectivo, para llamar a los partidarios del desorden y el terror revolucionario (tanto Robespierre como los Enragés fueron llamados anarquistas).

Ahora bien, los primeros movimientos anarquistas contemporáneos fueron hijos del movimiento obrero de principios del siglo XIX, cuya lucha buscaba mejorar las condiciones de trabajo del proletariado, que eran particularmente feroces a comienzos del capitalismo industrial.

El comunismo libertario y el llamado socialismo utópico, y vertientes si se quiere más radicales del sindicalismo, jugaron un rol fundamental en la creación del anarquismo, sobre todo cuando surgiera una izquierda revolucionaria pero autoritaria, que proponía un Estado fuerte y único.

Los anarquistas, enemigos de todo tipo de autoridad y opresión, verían con malos ojos la llamada dictadura del proletariado y se emanciparían para crear sus propias militancias y vertientes políticas y sociales.

  1. Características

Anarquismo
El anarquismo apoya la igualdad, por eso las formas de posesión le resultan inaceptables.

La mayoría de los anarquismos se fundamentan en tres grandes pilares políticos y sociales, que son:

  • El pensamiento libertario. El anarquismo es contrario a toda forma de dominación y autoridad, por lo que se opone al Estado, a las autoridades, al poder en sus múltiples formas, prefiriendo una sociedad que se regule a sí misma de manera natural y espontánea.
  • La abolición de las inequidades. La igualdad es otro cometido anarquista, por lo que las jerarquías, la propiedad privada y otras formas de posesión le resultan también inaceptables.
  • La solidaridad entre los seres humanos. La fraternidad entre los seres humanos es otro aspecto ideal del anarquismo, ya que la ausencia de leyes, autoridades y jerarquías permitiría la libre interacción entre las personas, lo cual conduciría según ellos a la solidaridad, la cooperación y el mutualismo.
  1. Diferencias entre marxismo y anarquismo

La principal diferencia entre el marxismo (llamado también comunismo científico) y las corrientes anarquistas tiene que ver en que el primero propone una sociedad gobernada por una única clase social: el proletariado, en lo que se llamó la “dictadura del proletariado”, paso previo al comunismo, es decir, la sociedad sin clases sociales, de igualdad absoluta. El marxismo parte de la idea de un Estado fuerte, de una autoridad única y central, que controle la economía y la cultura con puño de hierro.

Los anarquistas, en cambio, ven en el Estado su mayor enemigo y prefieren no pactar con la idea de una dictadura, sea cual sea la clase social imperante, pues su pensamiento de base es libertario.

Así, el anarquismo comparte con el marxismo su crítica al sistema, su oposición a la sociedad de clases y a la dominación y explotación de la clase trabajadora, pero no su propuesta de un Estado todopoderoso.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Anarquismo". Recuperado de: https://concepto.de/anarquismo/


Citar

Citado APA: (A. 2018,10. Concepto de Anarquismo. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,11, de https://concepto.de/anarquismo/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,10. Concepto de Anarquismo. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.