Concepto de
Movimiento Obrero

Te explicamos qué es el movimiento obrero, cuál es su origen y características. Además, sus consecuencias, logros e ideologías.

Movimiento obrero
Cuando no existía la legislación laboral, los empresarios decidían sobre los salarios.
  1. ¿Qué es el movimiento obrero?

El movimiento obrero es un fenómeno social y político que tiene sus orígenes en Inglaterra en el siglo XVIII. Este fenómeno tuvo como principal objetivo mejorar el bienestar de los trabajadores y surgió a partir de la Revolución Industrial y los cambios que trajo aparejada.

La primera etapa de la industrialización se caracterizó por la plena libertad por parte de los empresarios (sector denominado “burguesía”) sobre las condiciones laborales de sus trabajadores (sector denominado “proletariado”). En un contexto en el que no existía la legislación laboral, eran los empresarios quienes decidían sobre los salarios o la extensión de la jornada laboral de los trabajadores.

Ver además: Clase obrera.

  1. Origen del movimiento obrero

Movimiento obrero
Las jornadas de trabajo eran excesivas y no quedaban excluidos niños ni mujeres.

El origen del movimiento social responde a una serie de condiciones que llevaron a los trabajadores a tomar “conciencia de clase” y agruparse para reclamar una serie de mejoras. Algunas de las razones que llevaron a la conformación del movimiento obrero tienen que ver con:

  • Concentración. La clase proletaria se concentraba en los núcleos industriales, lo que les permitió mantener contactos entre sí.
  • Pésimas condiciones laborales. Las jornadas de trabajo eran excesivas y no quedaban excluidos niños ni mujeres.
  • Salarios bajos. Además de jornadas extremas, los trabajadores tenían salarios que ni siquiera les permitían cubrir sus necesidades básicas.
  • Hacinamiento. Los trabajadores vivían en suburbios en condiciones de hacinamiento y falta de higiene, donde se contagiaban de epidemias y enfermedades de todo tipo.

A este malestar que atravesaban los obreros se le sumó el impacto que tuvo la Revolución Francesa, en la que los valores como la democracia, la política y la solidaridad fomentaron la lucha por los Derechos Humanos.

En este contexto, trabajadores provenientes de diversos rubros (como los antiguos artesanos o los tejedores ingleses) se organizaron en hermandades tomando como modelo los gremios medievales. Así fue que los trabajadores comenzaron a ayudarse mutuamente y a reclamar mejoras laborales y, con el tiempo, comenzaron a cuestionar la industrialización.

Los primeros en repudiar las condiciones económicas fueron los ludistas, un movimiento sindical que surgió en la Gran Bretaña del siglo XIX y que se opuso de forma aguerrida a la incorporación de las maquinarias en los procesos de producción textiles.

Su rechazo los llevó a quemar maquinarias y esta actitud comenzó a ser imitada por los trabajadores rurales. Este proceso fue el inicio de los distintos movimientos que comenzaron a organizarse ya no en contra de las maquinarias sino de los empresarios, por las condiciones laborales que les imponían a los trabajadores.

  1. Características del movimiento obrero

Algunas de las características que identifican al movimiento obrero son las siguientes:

  • Dos luchas. El movimiento obrero luchaba, principalmente, para conseguir dos cuestiones:
    • Mejores condiciones laborales. Entre las mejoras se encuentran, por ejemplo, mejores salarios, jornadas laborales acotadas y seguridad.
    • Derechos políticos. Como libertad de expresión, el voto y la asociación.
  • Diálogo constante. El movimiento obrero se caracterizó por la amplia cantidad de debates y diálogos que fomentaron puertas adentro.
  • Negociación. La negociación fue el mecanismo que utilizaron para conseguir sus objetivos.
  • Sindicatos. Los trabajadores se agrupaban en sindicatos, por ejemplo, por rama o por empresa. Quienes integran estas agrupaciones, aún hoy, se conocen como sindicalistas.
  • Manifestaciones y huelgas. A la hora de reclamar, la rebeldía, las huelgas, las manifestaciones y otros actos públicos fueron moneda corriente dentro del movimiento obrero.
  • Trabajo en equipo. Una de las cualidades que más caracterizó al movimiento social era la idea de que, para conseguir algo, se trabajaba en equipo. A la hora de plantear un reclamo o mejora, siempre se hacía de manera colectiva, no individual.
  1. Consecuencias del movimiento obrero

Movimiento obrero
Algunas exigencias por parte de los sindicatos fueron exageradas para sus empleadores.

Más allá de los logros que tuvo la lucha del movimiento obrero en el día a día, la lucha y la rebeldía de los trabajadores trajeron algunos problemas y enfrentamientos con ciertos sectores sociales.

Los trabajadores fueron víctimas de la opresión por parte de sus empleadores, no solo por su accionar sino también por sus ideologías. También recibieron el rechazo de buena parte de la sociedad, por apelar a mecanismos poco pacíficos a la hora de luchar por sus reclamos, además de la represión por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Algunas exigencias por parte de los sindicatos fueron exageradas para sus empleadores, lo que ocasionó, además, despidos masivos.

  1. Logros del movimiento obrero

Algunos de los logros de la lucha obrera se vieron plasmados en mejoras laborales, como las siguientes:

  • Limitación de la jornada laboral.
  • Prohibición del trabajo infantil.
  • La aprobación de leyes que garantizan la seguridad en las fábricas.
  • La prohibición de que las mujeres y los adolescentes trabajen en minas.
  • El surgimiento de sistemas de seguridad social.
  1. Ideologías del movimiento obrero

Movimiento obrero - Karl Marx
El socialismo científico toma las ideas y teorías de Karl Marx. 

A raíz de la Revolución Industrial y la conformación del movimiento obrero surgieron algunas ideologías que abordaron las desigualdades e injusticias propias de la sociedad capitalista, como las siguientes:

  • Socialismo utópico. Los pensadores que se identificaron con esta proponían un sistema económico que no propiciara los mismos niveles de injusticia y desigualdad que caracterizaban al capitalismo. Lo llamaron “utópico” porque descreían de la existencia de un sistema así. Algunos de los referentes de esta corriente ideológica son Henry de Saint–Simon, Charles Fourier y Robert Owen.
  • El Babuvismo. Esta corriente ideológica surgió en Francia y la integraron referentes que apoyaban “la República de los iguales”. Su nombre se debe al apellido de su fundador, Gracchus Babeuf. Además de su lucha por una República de los iguales, tomaron medidas para mejorar la situación de los sectores sociales más pobres.
  • Anarquismo. Al igual que el socialismo, esta corriente ideológica plantea que el capitalismo debe ser erradicado. La diferencia con el socialismo radica en los modos de alcanzar esa eliminación: los anarquistas rechazan cualquier tipo de autoridad.
  • Marxismo o socialismo científico. Integran esta corriente quienes toman las ideas y teorías de Karl Marx.

Referencias:

Última edición: 29 de abril de 2019. Cómo citar: "Movimiento Obrero". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/movimiento-obrero/. Consultado: 16 de octubre de 2019.