Concepto de
Comunismo

Te explicamos qué es el comunismo, su origen, características y países que lo practican. Además, diferencias con el socialismo y el capitalismo.

comunismo hoz martillo
La hoz y el martillo representan a la clase obrera que el comunismo propone defender.
  1. ¿Qué es el comunismo?

El comunismo es un sistema político y un modo de organización socioeconómica, en los cuales se propone una sociedad sin clases sociales y sin propiedad privada de los medios de producción (como fábricas, minas, etc.). Por el contrario, la actividad económica es organizada por el Estado.

Se trata en principio de un modelo radicalmente distinto al del capitalismo. Sus fundamentos provienen de la obra filosófica del alemán Karl Marx (1818-1883), autor entre muchos textos de El manifiesto comunista (1848) y El capital (1867), y una referencia incuestionable en el pensamiento de la sociedad industrial contemporánea.

En dicha obra comunismo y socialismo eran empleados como sinónimos, aunque más adelante surgirían distinciones a raíz de las diversas tradiciones de pensamiento marxista. De acuerdo a la perspectiva marxista, la historia ha de comprenderse como el resultado de una lucha de clases, desatada desde tiempos ancestrales con la aparición de la propiedad.

Los diversos estamentos de la sociedad compiten por hacerse con el control de los medios de producción, y poder así dirigir la concepción del Estado a su favor. De este modo, se da la explotación del hombre por el hombre, frase que quiere decir que los seres humanos requieren del trabajo de otros seres humanos para obtener beneficios y enriquecerse.

Siguiendo esta comprensión de la historia, la lucha de clases hace de “motor” del cambio social, económico y político, empujando las sociedades hacia la adopción de nuevos modos de producción: de la esclavitud de antaño, pasando por la organización feudal, hasta llegar a la época industrial y al nacimiento del proletariado (la clase obrera).

Marx vaticinaba la posterior llegada del comunismo, como una utopía liberadora e igualadora, que debería atravesar varias fases previas (las más célebre de ellas la que Marx llamó la “dictadura del proletariado”) hasta consolidarse como el sistema final de la humanidad.

Obviamente, desde los años de publicación de la obra de Marx hasta nuestros días, muchos partidos comunistas de tendencias muy diferentes han tenido lugar. Algunos de ellos han sabido llegar al poder de sus países, consolidando regímenes comunistas que, en su mayoría, han tenido resultados desastrosos.

Sin embargo, la visión de Marx, con o sin los añadidos de otros pensadores posteriores (Vladimir Lenin, León Trotsky, Mao Zedong, etc.) sigue estando vigente y sigue inspirando a muchos a luchar por una sociedad que consideran más justa.

Ver también: Comunismo científico

  1. Características del comunismo

comunismo marx engels
Marx y Engels son los fundadores del comunismo como lo entendemos hoy.

A grandes rasgos, el comunismo se caracteriza por lo siguiente:

  • Se trata de un modelo relativamente utópico de sociedad, desprovisto de clases sociales, en el que la acumulación de la riqueza en mano de pocos sea innecesaria e imposible.
  • Se fundamenta en la filosofía marxista y en su visión de la historia, como explicamos antes, aunque hubo antes de ella distintas experiencias de gestión comunitaria de los recursos, a raíz de grandes cambios sociales como la Revolución Francesa de 1789.
  • Posee diferentes vertientes o versiones, de acuerdo a la interpretación específica de los textos de Marx que se haga, y al modo concreto de aplicar sus teorías que se conciba. Así, dentro del comunismo, existen el marxismo-leninismo, el trotskismo, el maoísmo, etc.
  • Entre sus fundamentos suelen estar: la abolición de la propiedad privada (e imposición de la propiedad comunitaria en su lugar), la planificación de la economía desde el Estado (al margen de las “leyes” del mercado) y la generación de un “hombre nuevo” que anteponga el bien colectivo al individual.
  1. Origen del comunismo

El origen estricto del comunismo data de la Antigüedad, y puede rastrearse en numerosas experiencias de propiedad comunitaria y gestión igualitaria. Todas ellas, que pueden ser tan diversas como la propiedad de la tierra en el Imperio incaico, la doctrina espartana en la época clásica o la comunidad de bienes del cristianismo primitivo, se reúnen bajo el nombre de comunismo igualitario.

De allí en adelante, en cambio, se hablará de socialismo utópico, para denominar a las doctrinas sociales propuestas por pensadores humanistas, durante el Renacimiento y luego la Ilustración. Estas ideas jugaron un importante rol en la Revolución Francesa de 1789 y la caída del Antiguo Régimen en Europa.

Como se verá, el término “comunista” es muy anterior a la obra de Karl Marx, y surgió en Francia, alrededor de 1840, para denominar a los seguidores de dos tendencias políticas igualitaristas: la de Étienne Cabet (1788-1856), llamada cabetismo, y la que reivindicaba el pensamiento de François Babeuf (1760-1797), llamada neo-babuvismo.

Aunque esos términos ya se había acuñado, las interpretaciones marxistas dieron al comunismo y el socialismo una sólida base teórica. Marx y Friedrich Engels (1820-1895), fundadores en Bruselas del Comité Comunista de Correspondencia, gestaron una obra que cambió para siempre la forma de entender al comunismo, que llevó las distintas experiencias socialistas del siglo XX.

  1. Países comunistas

comunismo paises comunistas china
Actualmente, China es una potencia mundial con un régimen comunista.

A lo largo de la historia, especialmente en el siglo XX y en el marco de la Guerra Fría, se crearon numerosos estados socialistas o comunistas. La mayor parte estaba asociada a la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) o en su mismísimo seno, pero también se encontraban en otras zonas de Asia, África y América Latina. Pero en su gran mayoría, estos estados ya no existen hoy en día.

Obviamente, una lista de países con esta orientación ideológica pasa por aquellos que se han declarado como tal, ya sea que adopten o no el término “socialista”, “comunista” o “popular” en sus nombres. Entre los proyectos comunistas ya extintos se encuentran:

La Unión Soviética (URSS), nacida en 1922 y disuelta en 1991, en donde se incluían las siguientes quince naciones, que tras la caída del bloque tienen ahora una existencia capitalista independiente:

  • La República Socialista Federativa Soviética de Rusia, la más grande, poblada y poderosa de todas las que formaban la unión.
  • La República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia, formada por las actuales Georgia, Armenia y Azerbaiyán, y cuya capital era Tiflis, pero sólo existió desde 1922 a 1936. En ese último año se disolvió y sus tres naciones integrantes se convirtieron en Repúblicas Soviéticas Socialistas independientes la una de las otras.
  • La República Socialista Soviética de Ucrania, más o menos equivalente a la actual Ucrania, aunque en la época de la Segunda Guerra Mundial, su territorio abarcó parte de la actual Polonia.
  • La República Socialista Soviética Bielorrusa, que atravesó distintas etapas: nació en 1919 y ese mismo año se transformaría en la República Socialista Soviética Lituano-Bielorrusa, para volver a llamarse República Socialista Soviética de Bielorrusia en 1920, y continuar siéndolo hasta su disolución junto a la URSS.
  • La República Socialista Soviética de Estonia, incorporada militarmente a la URSS en 1940 y no reconocida formalmente por las naciones occidentales, que seguían tratando con los representantes de un gobierno en el exilio.
  • La República Socialista Soviética de Kazajistán, la segunda más grande en extensión territorial de todas, luego de Rusia.
  • La República Socialista Soviética de Kirguistán, que formaba parte del territorio de la Rusia zarista y pasó a la Unión Soviética desde la Revolución de 1918.
  • La República Socialista Soviética de Letonia, ocupada por las fuerzas militares soviéticas en 1940 y anexionada desde entonces a la URSS, algo no considerado legal por las potencias europeas, que trataron a Letonia como Estado independiente.
  • La República Socialista Soviética de Lituania,
  • La República Socialista Soviética de Moldavia, inicialmente parte de Ucrania hasta 1924.
  • La República Socialista Soviética de Tayikistán, parte sureña del antiguo territorio de la Rusia zarista.
  • La República Socialista Soviética de Turkmenistán, que había sido parte hasta 1921 de la propia Rusia.
  • La República Socialista Soviética de Uzbekistán, creada por mandato del propio Iósif Stalin en 1924, sufrió distintas transformaciones a su territorio a lo largo de los años venideros.

La República Socialista Federal de Checoeslovaquia, nacida en 1948 y disuelta en 1989, en la cual coexistían los actuales Estados de República Checa y Eslovaquia.

La República Alemana Democrática, también conocida como Alemania Oriental, que comenzó a existir luego del fin de la Segunda Guerra Mundial y la división del territorio alemán bajo control de los Aliados vencedores, en 1949. Finalmente se disolvió al unirse a su república hermana occidental en 1990.

La República Democrática de Camboya, instaurada a la fuerza por el ejército campesino de los Jemeres Rojos liderados por Pol Pot. Fue el escenario de uno de los genocidios más atroces del siglo XX. Existió desde 1975 a 1979.

La República Federativa Socialista de Yugoslavia, fundada luego de la Segunda Guerra Mundial bajo la influencia de la URSS, luego se alejó cuando Iósif Stalin y el dictador yugoslavo Josip Broz Tito tuvieron sus desavenencias. Tras la muerte de Tito en 1980 las tensiones étnicas del país comenzaron a desestabilizarlo y finalmente dejó de existir en 1992.

Por otro lado, actualmente existen cinco países bajo régimen comunista:

  • La República Popular China, en pie desde que emergiera de la Guerra Civil China en 1949, bajo el mandato de Mao Zedong, hasta el día de hoy. Luego de la muerte de Mao, sufrió una serie de reformas hacia el capitalismo en 1978, de la mano de Deng Xiao Ping, que la convirtieron en una potencia económica e industrial.
  • La República Popular Democrática de Corea, conocida mejor como Corea del Norte, comenzó a existir tras el fin de la Guerra de Corea, en la que sus vecinos del sur se independizaron gracias al apoyo estadounidense. Siguen su propia versión de la ideología marxista-leninista, con añadidos autóctonos llamados “Juche”.
  • La República Socialista de Cuba, fundada por Fidel Castro en 1961, tras derrocar la dictadura de Fulgencio Batista, se mantuvo en pie gracias a la ayuda económica de la Unión Soviética. Tras su desaparición, entró en un “período especial” de inmensa pobreza, en la que millones de sus habitantes emigraron en balsas hacia los Estados Unidos. Entonces se vio obligada a implementar reformas hacia una liberalización del Estado, las cuales se aceleraron tras la muerte de Fidel Castro en 2016.
  • La República Democrática Popular de Laos, fundada tras una cruenta guerra civil que culminó en 1975, ha flexibilizado sus preceptos ideológicos para permitir el surgimiento de la libre empresa desde 1980.
  • La República Socialista de Vietnam, vencedora de la terrible Guerra de Vietnam contra los Estados Unidos, luego de un conflicto independentista contra Francia, fue en parte creada por su líder Ho Chi Minh. Esta nación de la antigua Indochina también ha debido liberalizarse paulatinamente desde finales del siglo XX, bajo la figura de una “economía de mercado orientada al socialismo”.
  1. Comunismo y socialismo

En principio, los términos de socialismo y comunismo eran empleados como sinónimos, incluso por el propio Karl Marx. Aún hoy la diferencia entre uno y otro es motivo de debate, ya que muchos consideran el comunismo una suerte de socialismo revolucionario. Por otro lado, las doctrinas marxistas más ortodoxas lo entienden como una primera etapa de transición entre el capitalismo y el comunismo venidero.

En  general se asocia el socialismo con formas menos rígidas y más democráticas de gobierno, mientras que el comunismo representa su ala “dura” o “pura”. También hay quien prefiere emplear el término “socialdemocracia” para lo primero. En todo caso, hay mucho debate respecto a esta terminología.

Más en: Socialismo

  1. Comunismo y capitalismo

comunismo capitalismo
El comunismo rechaza la propiedad privada y el capitalismo se sustenta en ella.

El comunismo es considerado como el enemigo tradicional del capitalismo, ya que mientras el primero se propone abolir la propiedad privada, el segundo se sustenta precisamente en ella.

Mucho de este antagonismo proviene del hecho de que los Estados Unidos y sus aliados, las democracias liberales de Occidente, se opusieron durante casi todo el siglo XX posterior a la Segunda Guerra Mundial a sus enemigos ideológicos, que conformaban el Bloque del Este o Bloque comunista, liderados por la URSS. Este conflicto se denominó la Guerra Fría.

Más en: Capitalismo

Referencias:

Última edición: 12 de mayo de 2020. Cómo citar: "Comunismo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/comunismo/. Consultado: 31 de mayo de 2020.

Publicidad