Modo de producción esclavista

Te explicamos qué es el modo de producción esclavista y sus características. Además, su origen, las clases sociales implicadas y su fin.

El modo de producción esclavista se basa en la explotación de mano de obra esclava.

¿Qué es el modo de producción esclavista?

El modo de producción esclavista es un sistema económico, político y social definido por el pensamiento marxista. Este régimen se basa en la explotación de la población a través de un orden jurídico estatal que establece la existencia de esclavos y su obligación de trabajar sin retribución.

De acuerdo al pensamiento marxista, el modo de producción esclavista fue uno de los modos de organización político-social de las sociedades precapitalistas. En ellas, la mayor parte de la producción era llevada a cabo por esclavos: personas despojadas de derechos y obligadas mediante la violencia a la servidumbre obligatoria sin retribución por su trabajo.

¿Qué significa “modo de producción”?
El término “modo de producción” refiere a un tipo de análisis histórico vinculado con el pensamiento de Karl Marx. Este autor describió la existencia de diferentes modos de producción a lo largo de la historia de la humanidad. Si bien hoy en día sigue vigente el análisis marxista de la historia, existen varias críticas respecto de la evolución lineal de los modos de producción previos al capitalismo.

Puede servirte: Marxismo

Preguntas frecuentes

¿Qué es el modo de producción esclavista?

Según Karl Marx, es un sistema político, económico y social en el que una clase social esclava es explotada por una clase social propietaria de esclavos.

¿Cuáles fueron las sociedades que tuvieron un modo de producción esclavista?

Según Marx, las sociedades de la Antigua Grecia y la Antigua Roma tuvieron un modo de producción esclavista. Marx también sostiene que en la América colonial existió un modo de producción esclavista que favoreció el crecimiento del capitalismo en Europa.

¿Cuáles son las clases sociales implicadas en el modo de producción esclavista?

En el modo de producción esclavista existen dos clases sociales que definen la organización política y económica de toda la sociedad: los esclavos y los propietarios de esclavos.

¿Qué otros modos de producción existen?

Además del modo de producción esclavista, Marx describió el modo de producción asiático, el modo de producción feudal y el modo de producción capitalista. También promovió la creación del modo de producción socialista.

Modo de producción esclavista y esclavitud

materialismo historico marx engels
El concepto de modo de producción esclavista fue creado por Marx y Engels.

El concepto de modo de producción esclavista no debe confundirse con el término “esclavitud. El primero es una categoría de análisis marxista y el segundo es un fenómeno social y político presente en numerosas sociedades.

El modo de producción esclavista refiere a un régimen socioeconómico que tiene como base la explotación de mano de obra esclava. Marx utilizó este término para describir las sociedades de la Edad Antigua, especialmente las civilizaciones clásicas de Grecia y Roma. Sostenía que este modelo productivo había sido responsable de su crecimiento político, económico y cultural.

El modo de producción esclavista es una organización social en la que los esclavos constituyen la principal fuerza de trabajo y de producción. En ese sentido, es un modelo de tipo preindustrial, en el que el esclavo no recibe un salario por su trabajo y su propietario solo le garantiza sus necesidades básicas.

En cambio, la esclavitud es un fenómeno que existió en diferentes sociedades a lo largo de la historia, más allá de las bases de su sistema productivo (como el feudal o el capitalista).

La esclavitud es una condición jurídica a través de la cual se priva a las personas de sus derechos elementales. Los esclavos son considerados una propiedad, están sometidos a través de la violencia y no reciben retribución por sus servicios. Esta privación de derechos tomó formas distintas en las diferentes sociedades en las que existió.

 Ver además: Esclavismo

Características del modo de producción esclavista

En la Antigua Roma, los esclavos eran exhibidos en mercados para su venta.

El modo de producción esclavista se sostiene en base a la existencia masiva de personas esclavizadas y forzadas al trabajo que no perciben ningún tipo de retribución. Los esclavos solo reciben comida y vivienda para garantizar su subsistencia, de parte del amo o propietario.

En el modelo esclavista, los esclavos eran figuras contempladas por la ley y reducidas formalmente a objetos de propiedad, sin derechos individuales ni colectivos. Sus hijos podían nacer esclavos también y pertenecer al mismo amo, o en algunos casos podían ser libres o ubicarse en alguna categoría intermedia.

En sociedades esclavistas como la de la Antigua Grecia, se podía llegar a la esclavitud por impago de deudas, por crímenes cometidos o por derrota militar. Incluso existían esclavos del Estado, dedicados a la función del servicio público.

Origen del modo de producción esclavista

Algunos autores sostienen que el modo de producción del Antiguo Egipto era esclavista.

Para el análisis marxista, las civilizaciones antiguas de Grecia y Roma fueron las principales sociedades que implementaron un modo de producción esclavista. Si bien los esclavos ya existían en sociedades anteriores, fue la civilización griega clásica (siglos V y IV a. C.) la primera en implementar un sistema social y político que basaba su supervivencia en la existencia de mano de obra esclava.

El modo de producción esclavista también corresponde a los siglos de mayor crecimiento del Imperio romano, entre el II a. C. y el II d. C. El sistema económico imperial se alimentó principalmente de la explotación masiva de esclavos en la extracción de excedentes agrícolas.

El análisis marxista resalta que la decadencia de ambas culturas (tanto la griega como la romana) estuvo vinculada con el deterioro del sistema productivo basado en la explotación de la esclavitud.

Clases sociales en el modo de producción esclavista

En el análisis marxista de los modos de producción, cada sistema socioeconómico contiene diferentes clases sociales que se oponen. Una de ellas coerciona a la otra a través de diferentes sistemas de dominación extraeconómicos.

En el modo de producción esclavista, el marxismo diferencia principalmente dos clases sociales:

  • Los hombres libres. Eran personas que podían tener territorio, bienes, derechos civiles y heredar a sus descendientes su patrimonio, en el que podían incluirse esclavos al igual que otras propiedades.
  • Los esclavos. Eran personas desprovistas de derechos y libertades. En los diferentes sistemas tuvieron distintas condiciones jurídicas, pero en todos los casos eran consideradas una propiedad. Eran convertidas en esclavos de manera forzada y a través de la violencia. Esto podía suceder por no pagar sus deudas o por ser capturadas como botín de guerra por soldados extranjeros, entre otras causas.

Fin del modo de producción esclavista

Para el análisis marxista, el modo de producción esclavista entró en crisis cuando se inició el periodo de decadencia del Imperio romano. Este proceso estuvo vinculado con la crisis económica del siglo III d. C. que llevó a la transformación de las bases del sistema agrario y el aumento de la cantidad de trabajadores agrícolas libres o semilibres.

Los especialistas debaten acerca de cómo se dio la transición de un modo de producción esclavista a un modo de producción feudal. De manera general, se establece una correspondencia entre la Edad Antigua con el sistema de producción esclavista y la Edad Media con el sistema de producción feudal. Sin embargo, este esquema es una generalización, y los historiadores debaten sobre las características de esa transformación en las diferentes sociedades europeas.

Otros modos de producción

Marx sostenía que la esclavitud en América permitía el crecimiento del capitalismo en Europa.

Además del modo de producción esclavista, el análisis marxista identifica el modo de producción asiático, el modo de producción feudal y el modo de producción capitalista.

De manera general, los diferentes modos de producción tienen las siguientes características:

Modo de producción asiático

El modo de producción asiático refiere al sistema socioeconómico descrito para las sociedades conocidas como “imperios fluviales”. Se basa en la existencia de una clase social que establece un régimen económico y político a través del control del agua, el recurso elemental para la supervivencia de toda la sociedad.

Este modelo fue utilizado para describir a las sociedades del Antiguo Egipto, Sumeria y Babilonia, entre otras.

Modo de producción feudal

El modo de producción feudal es aquel que se vincula con la explotación de la población agrícola a manos de la clase social terrateniente de los señores feudales. Los señores son dueños de los medios de producción (esencialmente las tierras, los molinos, los caminos y otras herramientas) y los campesinos tienen la condición de siervos semilibres, que deben entregar los excedentes de producción y trabajar las tierras de los señores.

Este modelo se utiliza para describir a las sociedades europeas de la Edad Media.

Modo de producción capitalista

El modo de producción capitalista es el modelo propio de la burguesía, en el que los dueños del capital controlan los medios de producción y la clase trabajadora les ofrece su fuerza de trabajo a cambio de un salario con el que consumir los bienes y servicios que necesitan.

Este modo de producción es el que caracteriza a las sociedades europeas industriales de los siglos XIX y XX.

Modo de producción socialista

El modo de producción socialista es un modo de producción que Marx propone como alternativa al capitalismo, en el que el control de los medios de producción está en manos de la clase obrera o trabajadora, para impedir que sean explotados por la burguesía.

En el modelo socialista, el Estado asume la abolición de la propiedad privada y del capital para anteponer los intereses colectivos a los individuales y, de manera gradual, lograr la creación de una sociedad sin clases.

Sigue con:

Referencias

  • Marx, K. (1990). Contribución a la crítica de la economía política. Siglo XXI.
  • Prats, I. S. (1998). El modo de producción como estructura de explotación: esclavismo y tributación. Hispania, 58(199), pp. 705-711.
  • Suárez, D. P. (2009). Los modos de producción y las transformaciones del mundo clásico. Anales de Historia Antigua, Medieval y Moderna, 41, pp. 9-20. Instituto de Historia Antigua y Medieval.
  • Volle, Adam. (2023). Historical materialism. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Modo de producción esclavista". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/modo-de-produccion-esclavista/. Última edición: 15 de abril de 2024. Consultado: 13 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 15 abril, 2024
Revisado por Teresa Kiss
Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)