Edad Media

Te explicamos qué fue la Edad Media, sus etapas, arte, literatura y otras características. Además, qué era el feudalismo.

La Edad Media fue un período de guerras, epidemias y nuevas formas políticas.

¿Qué fue la Edad Media?

La Edad Media, Medioevo o Medievo fue el período de la historia de Europa (y especialmente de Europa occidental) que comenzó con la caída del Imperio romano de Occidente en el año 476 y finalizó con la caída del Imperio bizantino en 1453 o con el descubrimiento europeo de América en 1492.

Sus mil años de duración se caracterizaron por cierta fragmentación política y por el predominio de la Iglesia católica, que rigió la cultura, puso límites al desarrollo de la filosofía y de las ciencias y ejerció una estricta vigilancia y persecución religiosa. Por esta razón, esta etapa fue muchas veces caracterizada como una época de oscurantismo religioso o “Edad Oscura”, aunque hoy en día se sabe que produjo importantes innovaciones técnicas y permitió el surgimiento de relevantes estilos artísticos.

La Edad Media recibió su nombre por ser considerada una etapa intermedia entre la Edad Antigua y la Edad Moderna. Durante este período, la sociedad se organizó principalmente de acuerdo a un orden feudal, esencialmente rural o campesino. Sin embargo, también experimentó un resurgimiento de las ciudades a partir del siglo XI y el nacimiento de una nueva clase social: la burguesía.

La vida medieval estuvo lejos de ser estática y uniforme. Fue escenario de numerosos desplazamientos humanos, epidemias (como la peste negra), guerras y nuevas formas políticas, incluida la formación y expansión de imperios más allá de las fronteras de Europa occidental, como los imperios musulmanes o el Imperio bizantino. Esto originó conflictos y conquistas, como la invasión musulmana de la península ibérica, las Cruzadas y la Reconquista española.

El término Edad Media, en tanto período histórico, no puede aplicarse a todas las civilizaciones del mundo. Fue una etapa específicamente europea, con características distintas a lo que sucedía en esa misma época en regiones como China, India, Japón o la cultura árabe.

La consideración de que la historia de Europa es la historia del mundo resulta un criterio histórico eurocéntrico. De todos modos, en ocasiones se usa el término “medieval” para referirse también a la historia de algunas sociedades no occidentales, como la India medieval o el mundo islámico medieval.

Puntos clave

  • La Edad Media fue un período de la historia europea que se ubicó entre la Edad Antigua y la Edad Moderna.
  • Comenzó tras la caída del Imperio romano de Occidente en 476 y terminó con la toma de Constantinopla por los otomanos en 1453.
  • Se caracterizó por el predominio cultural e ideológico de la Iglesia católica, por el sistema feudal y por las relaciones de vasallaje.
  • La sociedad medieval era esencialmente rural y estaba conformada por la nobleza, el clero y el campesinado, aunque también dio origen a la burguesía urbana.

Ver además: Modo de producción feudal

Características de la Edad Media

El Medioevo fue una época de fragmentación política en Europa occidental, caracterizada por la existencia de reinos cristianos en los que algunos señores feudales tenían más poder que el propio monarca. Además, la autoridad política dependía de la legitimación de la Iglesia católica, representada por el papa.

Fue una época de guerras y conquistas motivadas por razones políticas y religiosas, como la invasión musulmana de la península ibérica, las Cruzadas en Tierra Santa y la Reconquista española. Los castillos y los caballeros se convirtieron en motivos literarios, aunque se les añadieron aspectos imaginarios como la magia y especies fantásticas (elfos, orcos, duendes, dragones).

Estosseres sobrenaturales formaban parte del imaginario vigente en la época, en el que se enfrentaban o combinaban las tradiciones y creencias locales con la religión cristiana dominante. En general, en la Edad Media imperaba la fe (custodiada por la Iglesia) por sobre la razón, aunque hubo importantes filósofos medievales tanto cristianos como musulmanes y judíos.

Se trató de un período extenso, de transformaciones profundas pero lentas. Por ejemplo, el esclavismo característico de la Antigüedad clásica fue reemplazado por el modo de producción feudal, y el proceso inicial de ruralización fue seguido a mediados del Medioevo por una recuperación de la vida urbana que motivó el nacimiento de una nueva clase social: la burguesía.

En el Medioevo abundaron las epidemias, las invasiones militares y la superstición. También fue la época en la que nacieron las universidades, se comenzó a expandir el comercio y se elaboraron algunas importantes innovaciones técnicas y tecnológicas con fines prácticos (para la agricultura, la navegación y la guerra).

Feudalismo de la Edad Media

La sociedad feudal estaba formada por la nobleza, el clero y el campesinado.

La sociedad del Medioevo era principalmente rural. En ella se distinguían tres grandes estamentos:

  • La nobleza. Era una aristocracia militar compuesta por terratenientes que administraban política, económica y jurídicamente sus territorios.
  • El clero. Era el conjunto de clérigos de la Iglesia católica, que también administraban tierras y además ejercían la autoridad religiosa, moral y jurídica en los reinos cristianos. A menudo la incorporación al clero era la única vía de ascenso social de las clases empobrecidas, ya que la pertenencia a la nobleza estaba determinada desde el nacimiento.
  • Los campesinos y otros trabajadores. Eran campesinos libres que pagaban tributos y siervos unidos a la tierra de un señor feudal, a quien debían pagar una renta y otras prestaciones. También pertenecían a este estamento los artesanos y mercaderes que trabajaban en las ciudades, aunque estos se mantenían fuera del orden feudal.

El feudalismo era un sistema de obligaciones mutuas por el que un señor feudal que poseía tierras concedía algunas de ellas a un vasallo, a quien también ofrecía protección, a cambio de diversas contraprestaciones(pagos, servicios militares y un compromiso de fidelidad). En algunas regiones, los señores feudales concentraban más poder que el propio rey.

El feudalismo encontró su límite con el surgimiento de la burguesía. Se trataba de una nueva clase social urbana que se dedicaba a los negocios y el comercio y que se fue consolidando como un poder político y económico desvinculado de la nobleza y del clero. El ascenso de esta nueva clase impulsó los cambios que llevaron al Renacimiento y la Edad Moderna.

Más en: Feudalismo

Etapas de la Edad Media

La Edad Media se divide comúnmente en tres etapas:

  • Alta Edad Media (siglos V al X). Comenzó con la caída del Imperio romano de Occidente y el progresivo abandono de muchas ciudades. El cristianismo se consolidó en Europa y se expandió a otros territorios, mientras que Jerusalén pasó a manos musulmanas en el contexto de las conquistas árabes del siglo VII. Finalizó con el comienzo de las instituciones feudales, el afianzamiento de la dinastía macedonia en el Imperio bizantino y el declive del califato abasí en el Oriente Próximo y el norte de África.
  • Plena Edad Media (siglos XI al XIII). Fue la etapa propiamente feudal del Medioevo, caracterizada por los vínculos de vasallaje y el crecimiento de la población y la economía. También fue la época en que se realizaron las Cruzadas (1096-1291) y en que se expandió el dominio musulmán en la península ibérica y otras regiones. Además, en esta etapa recuperaron su importancia las ciudades y surgió una nueva clase social, la burguesía urbana, que impulsó el comercio y algunos cambios favorables al surgimiento del capitalismo.
  • Baja Edad Media (siglos XIV a XV). Fue el período en el que se produjo la crisis del siglo XIV, que provocó la desestabilización de la sociedad medieval como consecuencia de los prolongados conflictos bélicos y de una serie de hambrunas y epidemias. La mayor epidemia fue la peste negra (1347-1352), que provocó la muerte de millones de personas en Europa y redujo su población a casi la mitad. Además, fue la etapa del crecimiento de la burguesía y el surgimiento de valores modernos que pusieron en crisis a la escolástica (la principal corriente filosófica de la Iglesia). Este fue el trecho final del Medioevo que llevó al inicio de la Edad Moderna.

Literatura de la Edad Media

La literatura medieval es bien conocida, especialmente por los ciclos de caballería, como el artúrico y el carolingio, en los que se contaban las aventuras legendarias de caballeros cristianos en un mundo repleto de magia y de misterios. Estos relatos y cantares solían contener símbolos y metáforas cristianos.

También se compusieronlos bestiarios medievales, libros complementados con imágenes en los que se enumeraban los animales reales e imaginarios que se consideraba que podían ser una amenaza para el ser humano y que eran interpretados desde la moral cristiana.

Otras formas literarias que predominaron fueron la hagiografía (vida de santos) y la poesía religiosa, géneros principales de la Europa cristiana que eran estrictamente controlados por la Iglesia. A mediados del Medioevo cobró importancia el amor cortés como elemento protagónico de muchos relatos, así como los cantares de gesta (poemas épicos extensos) y las fábulas.

Algunos títulos representativos de la tradición medieval son: Cantar de Rolando (anónimo, siglo XI), Beowulf (anónimo, entre los siglos VIII y XI), Cantar de mio Cid (anónimo, siglos XII o XIII), Cantar de los nibelungos (anónimo, siglo XIII), Cantigas de Santa María (corte de Alfonso X el Sabio, siglo XIII), Leyenda áurea (Jacobo de Vorágine, siglo XIII), Amadís de Gaula (anónimo, siglos XIII o XIV), la Divina comedia (Dante Alighieri, 1308-1321), Decamerón (Giovanni Boccaccio, 1348-1353) y Los cuentos de Canterbury (Geoffrey Chaucer, 1387-1400).

Arte de la Edad Media

edad media arte
El arte medieval ilustraba historias bíblicas y afirmaba el poder de la Iglesia.

El arte del Medioevo surgió en un momento de la historia en el que no existía la noción del arte como un fin en sí mismo ni el concepto de bellas artes, sino que formaba parte de las artes mecánicas, vinculadas con el oficio, y tenía objetivos religiosos y políticos.

Así, el arte medieval tenía una función clara, que podía ser:

  • Servir de ofrenda a Dios.
  • Servir de acompañamiento pedagógico para el conocimiento de las historias bíblicas y de los ritos y creencias cristianos.
  • Servir como una afirmación del poder de la Iglesia (escenas religiosas) y del poder político (retratos de reyes y nobles).

En muchos casos, el arte medieval recibió la influencia de otras culturas, como ocurrió con el arte bizantino (influido tanto por la cultura grecorromana como por los estilos artísticos orientales) y el arte mozárabe (que combinó elementos estéticos cristianos y musulmanes). En este período fueron compuestas grandes obras de la pintura, la escultura, la arquitectura y la música. Los estilos predominantes de la Edad Media fueron el prerrománico, el románico y el gótico.

Filosofía de la Edad Media

La filosofía medieval abarcó diversas reflexiones que en ocasiones intentaron combinar las tradiciones del pensamiento de la Antigüedad clásica con la fe cristiana. La filosofía cristiana también recibió la influencia de las filosofías judía e islámica. Una de las disciplinas que emplearon los métodos filosóficos en la Edad Media fue la teología, que se ocupaba de la naturaleza de Dios a partir del estudio de textos religiosos.

Por la predominancia cristiana en la cultura medieval, la mayoría de los autores fundamentales de la Antigüedad, como Platón o Aristóteles, fueron sometidos a diversas formas de censura con la intención de prohibir lo que se consideraba como influencias “paganas”. Sin embargo, muchas obras de estos pensadores siguieron siendo estudiadas en los ámbitos eruditos (como las universidades) y otras perduraron por traducciones musulmanas, cuyos intelectuales se ocuparon también de comentarlas (como Ibn Rushd, también conocido como Averroes).

Esas traducciones permitieron el reingreso de Aristóteles en la Europa cristiana, cuya obra desde el siglo XII influyó a pensadores como Tomás de Aquino (principal representante de la escolástica), Ramón Llull, Juan Duns Scoto y Guillermo de Ockham, mientras que otros intelectuales previos, como Agustín de Hipona o Juan Escoto Erígena, eran de filiación platónica.

Los temas centrales de la filosofía medieval tuvieron que ver con la fe, la razón, la naturaleza y existencia divina, el problema del mal, el libre albedrío humano y otros asuntos que concernían a la relación entre el mundo divino y el terrenal. Las ideas modernas de ciencia, saber empírico y experimento no existían como tales en la mentalidad medieval, aunque pensadores como Guillermo de Ockham destacaron tempranamente la importancia de la observación empírica y los alquimistas fueron precursores directos de la química.

Iglesia de la Edad Media

Uno de los rasgos más característicos del Medioevo fue la omnipresencia de la Iglesia católica, cuyas intervenciones en la política y la cultura fueron constantes. Los reinos cristianos medievales tenían aspectos teocráticos, pues la Iglesia coronaba reyes y los consagraba como emisarios de Dios en la Tierra. La máxima autoridad de la Iglesia era el papa.

La Iglesia controló los libros y los saberes oficiales y ejerció funciones judiciales, ya que las leyes con las que se regía la sociedad eran principalmente las religiosas, aunque también había códigos seculares impuestos por los señores feudales o los monarcas en sus respectivos dominios. Las autoridades eclesiásticas podían incluso enjuiciar a reyes y nobles, pues se consideraba que la ley de Dios estaba por encima de la de los seres humanos.

La Inquisición fue una de las principales instituciones de la Iglesia católica en la Edad Media. Sus representantes actuaban como emisarios del poder eclesiástico y sometían a investigaciones y procesos judiciales a las personas acusadas de herejía, hechicería, pactos demoníacos o paganismo.

En estos procesos podía verse involucrada cualquier persona acusada por sus enemigos, intelectuales o científicos dedicados a investigaciones que desafiaran el dogma cristiano o mujeres acusadas de brujería, aunque esto último fue más característico de la Edad Moderna. Los métodos de la Inquisición incluían humillaciones, torturas, penas de prisión y ejecuciones.

Sigue con: Edades de la Historia

Referencias

  • Britannica, Encyclopaedia (2022). Middle Ages. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • García de Cortázar, J. A. & Sesma Muñoz, J. A. (2008). Manual de Historia Medieval. Alianza.
  • Hunt, L. et al. (2016). The Making of the West: Peoples and Cultures. 5a edición. Bedford/St. Martin’s.
  • Le Goff, J. (1999). La civilización del occidente medieval. Paidós

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Edad Media". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/edad-media/. Última edición: 24 de abril de 2024. Consultado: 22 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 24 abril, 2024
Revisado por Augusto Gayubas
Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)