Concepto de
Pintura

Te explicamos qué es la pintura, su historia, sus distintos enfoques y tendencias. Además, las técnicas de pintura y sus características.

Pintura
La pintura es una forma de representar la realidad gráficamente.

¿Qué es la pintura?

Cuando hablamos de pintura o de artes pictóricas nos referimos a una forma artística que busca representar la realidad gráficamente, empleando para ello formas y colores sobre una superficie, a partir de pigmentos naturales y sintéticos mezclados con sustancias aglutinantes (pinturas).

En ese sentido, la pintura echa mano conceptualmente al dibujo, la teoría del color y la composición pictórica, así como a la perspectiva y a otros conocimientos que atañen a la visión y a la física de la luz.

Se trata de una de las Bellas Artes de la humanidad, junto con la literatura, la escultura, la música, la danza, la arquitectura, el cine, la fotografía y la historieta. Y es probablemente una de las más antiguas que se conocen.

Imprimiendo el color y la textura sobre un lienzo de papel, tela o cualquier otra superficie lisa que lo permita (una pared, un trozo de madera, etc.), la pintura representa las características de la luz a través de una diversidad de técnicas, más o menos figurativas (es decir, más o menos abstractas en su representación).

Dichas técnicas, además, han evolucionado históricamente y se han adentrado en las nuevas técnicas digitales y virtuales, como el videoarte o el arte digital. Las obras de los grandes pintores de la historia se preservan en museos e iglesias y forman parte del acervo histórico y artístico de las naciones, así como un patrimonio espiritual de la humanidad.

  1. Historia

Pintura
El arte abstracto surgió a mediados del siglo XX.

La pintura inicia como técnica de expresión humana hace 32.000 años, con las primeras pinturas rupestres en las paredes de las cavernas que habitaba el hombre primitivo. Empleaba para ello sangre y otras sustancias, que en lo sucesivo serían reemplazadas paulatinamente por aceites y pigmentos. Sus principales focos fueron, durante su historia, el paisaje, el desnudo humano, la naturaleza muerta (o bodegón) y finalmente, el abstraccionismo.

La pintura acompañó los lugares ceremoniales y funerarios de las civilizaciones antiguas, como los túmulos funerarios egipcios, los templos romanos o las catacumbas cristianas paleocristianas.

A partir del Renacimiento europeo, se impuso junto a la escultura como una de las grandes formas de expresión humana, siendo muy cultivada por artistas de la talla de Miguelángel, Rafael o Leonardo Davinci.

Un segundo momento de importancia lo tendría durante el siglo XIX, cuando las tensiones entre el Romanticismo alemán y la Ilustración francesa dieran lugar a numerosas expresiones pictóricas de importancia, y todavía un tercer momento de esplendor durante la época de las vanguardias, a inicios del siglo XX, bajo la conducción del Cubismo, Surrealismo y otras tendencias estéticas similares. Finalmente, el arte abstracto haría su entrada a la pintura a mediados del siglo XX.

  1. Técnicas de pintura

Pintura-Pasteles
Para pintar con pasteles se utilizan directamente las manos.

Las técnicas de pintura son los métodos usados para fijar los pigmentos en la superficie del soporte. Algunas de las más populares son:

  • Óleo. Empleando aceites y un disolvente llamado trementina, se elabora una pasta pigmentada, viscosa y de origen vegetal, con que se pueden adherir los colores al lienzo, empleando pinceles u otras herramientas. Al secar, los colores quedan fijos a la superficie.
  • Cera. Se pinta la superficie con ceras calientes, que contienen pigmentos aglutinados, aplicadas mediante pincel o espátula. Finalmente se le aplica un trapo de lino sobre una capa de cera sin pigmento a modo de protección y pulido.
  • Acuarela. Consiste en el uso de colores diluidos en agua, de consistencia transparente, que se aplican sobre papel o cartulina con pinceles. Con esto se logra una mayor soltura y brillantez, pero requiere de trazos libres e imprecisos.
  • Témpera. Llamada también gouache, es un material semejante a la acuarela pero con una carga de talco industrial o blanco de zinc, que aporta al pigmento una tonalidad opaca y no traslúcida, ideal para aplicar capas claras sobre otras oscuras y jugar con la luz representada.
  • Acrílico. Se llama así a una pintura de secado rápido, cuyos pigmentos se sostienen en una emulsión de acrílico (cola vinílica) y aunque son solubles en agua, al secarse son sumamente resistentes.
  • Tinta. Conocida como “tinta china”, se usa sobre papel y sobre todo en tonos negros o sepia, usando una pluma o plumín. Es muy frecuente en el arte oriental, sobre todo en su caligrafía pictórica.
  • Pastel. Se usan barras de colores fabricadas a partir de pigmentos en polvo diluidos en goma o resina hasta formar una pasta compacta y seca. No se necesitan herramientas para su uso, sino directamente se sujetan con la mano.
  1. Pintura rupestre

Pinturas rupestres
Las pinturas rupestres, generalmente, son marcas tribales y dibujos de animales.

Se conoce como pintura rupestre a las que dejó la humanidad primitiva en las paredes de cuevas y otras superficies, y que se preservaron en el tiempo para ser descubiertas siglos después. Se trata por lo general de marcas de manos, dibujos de animales de presa y otras formas de narración ritual o de marcas tribales. Las más conocidas fueron halladas en las cuevas de Altamira, en Francia, en 1868.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Pintura". Recuperado de: https://concepto.de/pintura/


Citar

Citado APA: (A. 2018,09. Concepto de Pintura. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,09, de https://concepto.de/pintura/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,09. Concepto de Pintura. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.