Surrealismo

Te explicamos qué es el surrealismo y sus orígenes. Además, características del movimiento, representantes y autores.

Surrealismo
El surrealismo aspiraba a romper las barreras de la mente consciente.
[René Magritte. La traición de las imágenes (La trahison des images), 1929. Créditos: Artshortlist]. 

¿Qué es el surrealismo?

El surrealismo fue un importante movimiento artístico surgido en Francia a finales de la década de 1910, que se proponía explorar de forma artística la mente humana y la dinámica de los sueños. Surgió a partir de la herencia del dadá y del impulso del escritor André Bretón (1896-1966), considerado su fundador y principal exponente. Tuvo una amplia expansión y presencia en todas las artes.

El surrealismo se nutrió de muy diversas fuentes estéticas y filosóficas: desde la transformadora y audaz poesía de Arthur Rimbaud (1854-1891), Alfred Jarry (1873-1907) y Lautréamont (Isidore Ducasse, 1846-1869), hasta la pintura de El Bosco (Jheronimus van Aken o Hieronymus Bosch, 1450-1516), pasando por las exploraciones del dadá y la influencia de las recientes teorías psicoanalíticas de Sigmund Freud.

Lejos de ser un movimiento estático y uniforme, el surrealismo se afianzó en la búsqueda constante de nuevas técnicas, objetos y perspectivas artísticas. En el campo literario supuso una enorme revolución del lenguaje. Se utilizaron métodos como la escritura automática (desde el flujo libre del inconsciente) y las visiones poéticas oníricas (propias de los sueños), para desafiar los límites de la lógica.

El surrealismo tuvo gran trascendencia en Europa y América y fue adoptadocomo un mecanismo artístico de liberación, capaz de dar voz a los silenciados y de decir lo que las normas sociales y políticas obligaban a callar.

Tuvo su apogeo antes de la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, la mayoría de los surrealistas europeos se trasladaron a Estados Unidos y a América Latina, e introdujeron estas ideas en sus nuevos contextos.

El término surrealismo proviene del francés surréalisme y se le atribuye al escritor Guillaume Apollinaire, quien en 1917 asignó el subtítulo “drama surrealista” a su obra dramática Las tetas de Tiresias.

Surrealismo significa literalmente “por encima” (sur-) del realismo (réalisme). Los surrealistas intentaban crear un arte que fuera más allá de las perspectivas limitantes del realismo. Fue definido por primera vez en el Manifiesto surrealista (1924) como:

“Automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, ya sea verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Dictado del pensamiento, en ausencia de todo control ejercido por la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral”.

(André Bretón. Primer manifiesto del surrealismo, 1924).

Características del surrealismo

Surrealismo
El surrealismo rechazó la percepción corriente de la realidad.
[Salvador Dalí. La persistencia de la memoria, 1931. Fuente: Wikiart].

El Manifiesto surrealista de 1924 de André Bretón fue el texto fundacional del surrealismo y su primera declaración de principios, que pueden sintetizarse así:

Exploraba el inconsciente

El surrealismo aspiraba a romper las barreras de la mente consciente y se inclinaba por eso que Sigmund Freud denominó inconsciente. Para eso, los artistas practicaban la escritura y pintura automática (sin pensar), o reproducían el ambiente de los sueños mediante relaciones, proporciones e invenciones difíciles de expresar con el lenguaje común.

Aspiraba a la libertad total

El surrealismo buscaba abandonar las reglas de la lógica convencional para acceder a un estado de absoluta imaginación y libertad creativa. Explorando los sueños, los deseos reprimidos y los miedos más íntimos, los surrealistas buscaban trascender las normas del arte y la sociedad, y crear nuevas maneras de expresarse.

Entendía la creación como una expresión colectiva

Entre las creaciones de los surrealistas están los juegos creativos en los que varios autores se combinan para componer una obra, sin acordar previamente su sentido.

Esta forma de expresión resume de alguna manera el espíritu del surrealismo, que heredó del dadá, especialmente de Tristan Tzara (1896-1963) la idea de que la creación es grupal, espontánea, intuitiva, lúdica y preferiblemente automática.

Incorporó y creó nuevas técnicas para liberarse del control consciente

Con el propósito de liberar el arte del control de la mente consciente, la razón y la lógica, los surrealistas se dedicaron a experimentar y ampliar sus formas de expresión. Así, desarrollaron una serie de técnicas innovadoras en pintura, literatura, escultura, fotografía y otras disciplinas.

Algunas de las técnicas más célebres desarrolladas por los surrealistas fueron la caja surrealista, la escritura y la pintura automáticas, el cadáver exquisito y la decalcomanía.

Representantes y autores del surrealismo

Surrealismo
El surrealismo indagó en el universo de los sueños.
[Joan Miró. Pintura (Hombre con pipa), 1925. Fuente: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía].

El surrealismo contó con muchos de los artistas europeos más célebres de la primera mitad del siglo XX y tuvo numerosos representantes. Algunos de los más significativos fueron:

Surrealismo literario

  • Guillaume Apollinaire (1880-1918). Fue un poeta, novelista, ensayista y crítico de arte francés, célebre por sus caligramas. Junto a André Bretón, es considerado uno de los fundadores del surrealismo.
  • André Bretón (1896-1966). Fue un escritor y poeta francés, fundador del movimiento y creador de la revista Surréalisme y de los Manifiestos surrealistas de 1924 y 1929.
  • Antonin Artaud (1896-1948). Fue un poeta, dramaturgo y actor francés, creador del Teatro de la crueldad.
  • Federico García Lorca (1898-1936). Fue un poeta y dramaturgo español, central en la generación del 27. Fue asesinado y desaparecido por las filas del franquismo.
  • Jacques Prévert (1900-1977). Fue un poeta, dramaturgo y guionista cinematográfico francés, célebre por su poesía humorística.
  • René Char (1907-1988). Fue un poeta francés, se distanció del surrealismo en 1938.
  • Octavio Paz (1914-1998). Fue un poeta y ensayista mexicano, premio nobel de literatura en 1990. Se volcó hacia el surrealismo tras su estadía en Francia en 1946 y participó en actividades del movimiento.

Surrealismo en artes plásticas

  • Marcel Duchamp (1887-1968). Fue un pintor y ajedrecista francés, célebre por su obra Fuente (entregada a una exposición bajo el seudónimo R. MUTT), que consistía en un urinario.
  • Joan Miró (1893-1983). Fue un pintor, escultor y grabador español. Su obra indagó en el universo infantil y en las tradiciones locales catalanas.
  • René Magritte (1898-1967). Fue un pintor belga que nutrió al surrealismo con sus pinturas de carga conceptual. Es célebre por su cuadro La traición de las imágenes, mejor conocido como “Esto no es una pipa” (Ceci n’est pas une pipe).
  • Salvador Dalí (1904-1989). Fue un pintor, escultor, escritor y cineasta español. Fue uno de los mayores y más célebres exponentes del surrealismo en el mundo.
  • Frida Kahlo (1907-1954). Fue una pintora mexicana célebre por su obra autorreferencial, en la que exploró temas como la feminidad, su dolor personal y la cultura mexicana.
  • Remedios Varo (1908-1963). Fue una pintora mexicana, considerada una de las surrealistas más importantes del siglo XX.

Surrealismo en el cine

  • Jean Cocteau (1889-1963). Fue un poeta, novelista, dramaturgo, pintor y cineasta francés. Tuvo una relación muy cercana con el surrealismo y una gran influencia en el movimiento.
  • Luis Buñuel (1900-1983). Fue un director de cine español-mexicano, conocido por su filme corto Un perro andaluz (1929) y sus numerosas colaboraciones con Salvador Dalí.

Técnicas del surrealismo

Surrealismo
El surrealismo desarrolló técnicas artísticas a partir del juego y la experimentación.
[Salvador Dalí. Bandeja de objetos, 1936. Fuente: SalvadorDalí.org].

Las técnicas surrealistas, muchas de ellas desarrolladas a partir del juego y la experimentación sin reglas preestablecidas, se convirtieron en herramientas fundamentales para la exploración artística del inconsciente. Algunas de ellas son:

La caja surrealista

La caja surrealista (en francés: boîte surréaliste) era un contenedor de objetos muy diversos, incongruentes e incluso perturbadores, que representaba el inconsciente. Estos objetos, superpuestos de forma inesperada, invitaban a cuestionar y desafiar las percepciones convencionales.

Las cajas surrealistas eran piezas de arte, pero también herramientas de experimentación e inspiración para otras obras.

La escritura y la pintura automáticas

La escritura y la pintura automáticas se basan en la idea de que el inconsciente alberga una gran riqueza creativa y que, al ser liberado de la censura de la mente racional, permite acceder a nuevas formas de expresión y conocimiento.

En la escritura automática, el artista escribe sin pensar, editar ni corregir lo que escribe. Solo captura el flujo de ideas y emociones que surgen espontáneamente y deja que las palabras broten libres desde su mente. En la pintura automática, el artista trabaja sin un plan previo. La idea es evitar la intervención de la mente consciente y trasladar al soporte las imágenes y sensaciones que surjan espontáneamente.

El cadáver exquisito

El cadáver exquisito (en francés: cadavre exquis) es una técnica de creación colectiva, inventada por los surrealistas, en la que varios participantes colaboran sin ver los aportes de los demás. Proviene de un juego de mesa llamado “consecuencias”, que solían jugar los miembros del movimiento.

Al no tener control sobre el resultado final, surgían ideas inesperadas y asociaciones inusuales, que era precisamente lo que los surrealistas buscaban. El nombre “cadáver exquisito” se debe a la primera frase que hicieron con esta técnica: «El cadáver exquisito beberá el vino nuevo».

La decalcomanía

La decalcomanía consiste en esparcir pintura espesa sobre un soporte y cubrirlo mientras aún está húmedo con otro material (como papel), que se retira antes de que se seque, para crear una mancha. Los surrealistas usaron la decalcomanía para crear imágenes abstractas inesperadas, que interpretaban como manifestaciones del inconsciente.

La decalcomanía inspiró también la creación de objetos y de otras técnicas surrealistas como el frottage (frotar los materiales sobre el soporte) y el grattage (raspar la pintura húmeda del lienzo). Además se convirtió en un ejercicio colaborativo, en el que varios artistas intervenían una misma superficie para crear diálogos visuales inesperados y hallazgos estéticos.

Sigue con:

Referencias

  • Breton, A. (2007). Diccionario de surrealismo. Losada.
  • Breton, A. (1985). Manifiestos del surrealismo. Labor.
  • Voorhies, J. (2004, October). Surrealism. Metmuseum.org; The Metropolitan Museum of Art. https://www.metmuseum.org/

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Surrealismo". Autor: Fanny Pirela Sojo. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/surrealismo/. Última edición: 24 de junio de 2024. Consultado: 13 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 24 junio, 2024
Revisado por Fanny Pirela Sojo
Licenciada en Artes (Universidad Central de Venezuela). Magíster en Comunicación y Creación Cultural (Instituto Walter Benjamín).

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)