Movimientos literarios

Te explicamos qué son los movimientos literarios, cómo se clasifican y sus principales características y ejemplos.

movimientos literarios goethe schiller romanticismo
Los escritores Johann Wolfgang von Goethe y Friedrich Schiller pertenecieron al movimiento literario romántico.

¿Qué son los movimientos literarios?

Los movimientos literarios son las distintas tendencias históricas y estéticas que conforman la historia de la literatura. Cada movimiento literario está formado por un grupo de escritores u obras que se agrupan (o son agrupados) porque comparten un estilo o ciertos rasgos o características. Por ejemplo: el Surrealismo, el Modernismo o el realismo mágico.

Existió una gran variedad de movimientos literarios a lo largo de la historia y en las distintas regiones del mundo. Algunos fueron más populares, duraderos o influyentes que otros y, a menudo, estuvieron acompañados de vertientes similares en otras artes, como la pintura, la música o la filosofía.

Cada movimiento literario está dotado de un sentido propio y reconocible, generalmente, en diálogo o contraposición a la tradición literaria del momento, o al espíritu general de su época. Cada movimiento se rige por algunos principios o fundamentos compartidos por sus autores, aunque expresados de manera individual.

Algunos movimientos surgieron por la unión de escritores que se juntaron por compartir un estilo u objetivo en común, pero, en muchos casos, los movimientos se crearon a posteriori, como una forma que tuvieron los especialistas y críticos literarios de interpretar y organizar la historia de la literatura, reuniendo bajo un mismo grupo a escritores y obras que compartían características comunes.

Puede servirte: Texto literario

Características de los movimientos literarios

movimientos literarios surrealismo
Algunos movimientos literarios, como el surrealismo, fueron creados deliberadamente.

Algunas características que comparten los movimientos literarios son:

  • Se utilizan para organizar la historia de la literatura. Los estudiosos de la literatura agrupan a los autores u obras que comparten rasgos en común bajo el nombre de un movimiento. Sin embargo, en muchas ocasiones, los movimientos se formaron por agrupaciones de escritores que expresamente se propusieron crear una filosofía literaria. Por ejemplo: Los surrealistas tenían mucha conciencia de su existencia como grupo artístico (no solo literario, sino también en las artes plásticas) y compartían un conjunto de técnicas de escritura que proponían y empleaban. En algunos casos, estas técnicas fueron novedosas e inauguraron prácticas que luego se siguieron ejecutando a lo largo de la historia.
  • No tienen límites temporales ni geográficos estrictos. Algunos movimientos están formados por autores que compartieron un estilo o características, pero que no fueron estrictamente contemporáneos o no vivieron en la misma región o territorio. En muchos casos, un mismo autor puede tener, a lo largo de su obra, una tendencia literaria inicial y luego cambiarla paulatinamente para terminar inaugurando algo nuevo.
  • Muchos de los movimientos literarios pueden apreciarse solo en retrospectiva. A diferencia de otras formas de arte, la literatura es una disciplina particularmente lenta: los libros deben escribirse, editarse, publicarse y darse a conocer, para luego ser leídos, apreciados y organizados en movimientos. Por esta razón, muchos movimientos fueron nombrados y reconocidos tiempo después de publicadas las obras, cuando los investigadores encontraron en autores rasgos en común.
  • Tienen un propósito y características determinadas. Los distintos movimientos literarios se distinguen entre sí por su concepción sobre la literatura, por su propósito o por la forma específica en la que emplean el lenguaje. Cada movimiento se caracteriza por el estilo o la forma de llevar adelante las obras, y los autores comparten objetivos o intereses.
  • Abarcan diferentes géneros. Los movimientos literarios, a lo largo de la historia, se manifestaron en géneros como la poesía, la narrativa y la dramaturgia.

Tipos de movimientos literarios

No existe una clasificación de los movimientos literarios porque cada uno tiene su espíritu, contexto e historia propia. Sin embargo, se suele hablar de:

  • Movimientos clasicistas. Son aquellos movimientos que propusieron la recuperación de valores tradicionales de la antigüedad. No debe esto confundirse, sin embargo, con el clasicismo como movimiento artístico (especialmente importante en la pintura).
  • Movimientos vanguardistas. Son aquellos movimientos que propusieron una ruptura expresa y voluntaria de los cánones literarios aceptados en su momento. Surgieron a principios del siglo XX y aspiraron a ser revolucionarios, crear algo nuevo e innovar.

También se puede clasificar a los movimientos literarios de acuerdo a su inscripción en los grandes movimientos intelectuales de la humanidad, como Renacimiento, Barroco, Romanticismo, Realismo, Clasicismo, Neoclasicismo, entre otros.

¿Cuáles son los movimientos literarios?

Algunos de los movimientos literarios más populares son:

  • Renacimiento. La literatura renacentista formó parte de un movimiento artístico que se dio durante el siglo XV y XVI, y sus temas principales fueron el amor, la mitología y la naturaleza. La literatura de este período se caracterizó por el antropocentrismo y por la reivindicación de los valores de los autores clásicos. Algunos ejemplos de obras de este movimiento son Macbeth, del autor inglés William Shakespeare; Don Quijote de la Mancha, del autor español Miguel de Cervantes y La Divina Comedia, del autor italiano Dante Alighieri.
  • Barroco. La literatura barroca se dio durante el siglo XVII y una de las más destacadas fue la española. Las obras barrocas se caracterizaron por el uso abundante de figuras y recursos literarios, y sus temas recurrentes eran el amor, la mentira, el desengaño y la muerte. Algunos ejemplos de obras de este movimiento son Fuenteovejuna, del autor español Lope de Vega; El burlador de Sevilla, del autor español Tirso de Molina y La vida es sueño, del autor español Pedro Calderón de la Barca.
  • Neoclasicismo. La literatura neoclásica se dio durante el apogeo de este movimiento en varias disciplinas durante el siglo XVIII. Fue un movimiento que buscó imitar la perfección de los antiguos clásicos de Roma y Grecia y se caracterizó por el predominio de la razón y por trasmitir valores como el orden, la armonía y la belleza. Fue crítico de otras corrientes como el Barroco.
  • Romanticismo. La literatura romántica compartió los mismos preceptos filosóficos que las otras artes que formaron parte de este movimiento, nacido durante el siglo XVII y que se extendió hasta el siglo XIX. Se trataba de una literatura que valoraba por encima de todo la sensibilidad del autor, especialmente en la poesía, y que se alejaba del mundo racional y cosmopolita del realismo. Se preferían los imaginarios nacionales (leyendas, mitos, tradiciones) y los relatos en los que la interioridad de los personajes era lo más importante. Algunos ejemplos de obras de este movimiento son: Los Miserables, del escritor francés Victor Hugo; la novela Las desventuras del joven Werther, del autor alemán Johann Wolfgang Goethe y Frankenstein, de la escritora inglesa Mery Shelley.
  • Realismo. La literatura del realismo estuvo muy influenciada por los ideales filosóficos de la Ilustración francesa y se opuso al Romanticismo. Su concepción de la literatura aspiraba a un arte capaz de representar fielmente la realidad, por lo que centró su atención en la narrativa, especialmente en la novela. Empleó un lenguaje preciso, meticuloso, así como narradores objetivos y desinteresados por el mundo de las emociones. Algunos ejemplos de obras de este movimiento son: La novela Madame Bovary, del autor francés Gustav Flaubert; Crimen y castigo, del autor ruso Fiódor Dostoyevski y Guerra y paz, del autor ruso León Tolstói.
  • Surrealismo. La literatura surrealista se caracterizó por agrupar a poetas y dramaturgos, más que narradores. Como el resto del movimiento artístico, que involucró la pintura, el teatro y el cine, los escritores surrealistas buscaban reproducir en la obra el estado de sinsentido aparente del sueño, con sus conexiones misteriosas y su creatividad salvaje. Valoraban la locura, el delirio y la ruptura de las formas, por lo que fueron asiduos practicantes de las técnicas del cadáver exquisito y de la escritura automática. En algunos casos, buscaron combinar la poesía con la pintura o con otras experiencias, como el performance. Una de las obras más emblemáticas de este movimiento es Manifiesto del surrealismo, escrita por el autor francés André Breton, considerado el padre del surrealismo en esta disciplina.
  • Modernismo. La literatura del modernismo surgió en el siglo XIX en América Latina, aunque fue muy influyente en España. Tanto es así, que se la conoció como “La vuelta de las carabelas”, ya que su forma de escribir clasicista y barroca fue luego imitada en España. Los modernistas aspiraron a una renovación del lenguaje literario y, para eso, introdujeron cierto preciosismo en sus formas y temáticas, especialmente en la poesía. Este movimiento no se debe confundir con el movimiento filosófico de la modernidad. Algunas obras modernistas son: El poemario Azul, del autor nicaragüense Rubén Darío y Platero y yo, del autor español Juan Ramón Jiménez.
  • Realismo mágico. La literatura del realismo mágico surgió a raíz de un movimiento artísticonacido en el siglo XX en la pintura y luego introducido a la literatura. Este tipo específico de realismo buscaba incorporar lo fantástico y maravilloso a los relatos, sin hacer hincapié en su carácter asombroso, y contando historias de una manera realista y cotidiana. El más conocido exponente de este movimiento fue el autor colombiano Gabriel García Márquez, con su novela Cien años de soledad.

Importancia de los movimientos literarios

Los movimientos literarios forman parte imprescindible de la historia de la literatura y son los encargados de enriquecerla. A lo largo de la historia, los movimientos posibilitaron la aparición de nuevos géneros de expresión y formas de relacionarse con la palabra, y estuvieron emparentados con otras expresiones artísticas que se dieron a la par. Fueron movimientos que se fueron retroalimentando porque surgieron como inspiración o como rechazo a otros movimientos.

Los movimientos literarios son importantes porque expanden las formas y los usos que se le puede dar a la palabra. Permiten, en la actualidad, hacer uso de las temáticas y de los recursos planteados y seguir ampliando el alcance de estos movimientos, que no son algo estático sino que sirven de inspiración para nuevos textos y son influencia para escritores y movimientos de la actualidad.

A lo largo de la historia surgieron diferentes movimientos literarios que acompañaron los cambios políticos y sociales de cada época. Esto permite que, a través de las obras, se pueda conocer acerca del entorno y momento histórico en el cual fueron escritas. De acuerdo a los temas abordados por cada movimiento y al uso del lenguaje y de los recursos, los movimientos literarios dejan evidencias sobre los cambios e hitos históricos y culturales y la forma de ver el mundo del ser humano en cada período.

Sigue con: Recursos literarios

Referencias

¿Cómo citar?

"Movimientos literarios". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/movimientos-literarios/. Última edición: 29 de noviembre de 2021. Consultado: 29 de noviembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 29 noviembre, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)