Características de un texto literario

Te explicamos cuáles son las principales características de un texto literario con ejemplos, para que entiendas mejor este tipo de textos.

Los textos literarios ofrecen al lector una experiencia estética a través del lenguaje.

¿Cuáles son las características de un texto literario?

Un texto literario es aquel que persigue fines artísticos, es decir, que le ofrece al lector una experiencia estética a través del lenguaje. Por lo tanto, se caracteriza por hacer un uso singular del lenguaje, que refleja la subjetividad del autor y transmite de un modo original diferentes impresiones, sensaciones, reflexiones o anécdotas.

Los textos literarios se leen por disfrute, por el placer de apreciar las formas poéticas o de seguirle el ritmo a una historia. En este punto en particular, sobre todo, se distinguen de los textos no literarios, que utilizan el lenguaje con fines instrumentales, o sea, para transmitir de un modo más o menos eficiente una información.

De esta manera, los textos literarios presentan seis características principales, a saber: ofrecen una experiencia estética, predomina en ellos la función poética del lenguaje, representan una realidad de manera subjetiva, utilizan recursos estilísticos, se organizan en géneros literarios y capturan el espíritu de una época.

Ver también: Texto literario

1. Ofrecen una experiencia estética

El propósito de los textos literarios es brindarle al lector una experiencia artística a través del lenguaje. Esto quiere decir que, al igual que con otras formas del arte, con ellos se persiguen las múltiples formas de la belleza: un verso particularmente hermoso, una historia conmovedora o una descripción original, por ejemplo.

Por otro lado, esto significa que los textos literarios carecen de utilidad práctica. Es decir, no tienen un propósito útil, como enseñar a hacer algo, transmitir información científica o explicitar las normas a seguir en un lugar, sino que el único fin que tiene su lectura es, justamente, el placer que se obtiene de ellos.

2. Predomina la función poética del lenguaje

De las funciones del lenguaje descritas por el lingüista Roman Jakobson (1896-1982), la que predomina en los textos literarios es la función poética o estética, esto es, aquella que permite un uso artístico del lenguaje.

Esta función se enfoca en el mensaje y su forma, es decir, no en la información que contiene ni en su utilidad, sino en la manera en que se dice. La función poética se centra en el cómo, no en el qué, y lo mismo hacen los textos literarios: expresan sus contenidos de un modo singular, que el lector puede identificar y apreciar.

Ver también: Lenguaje literario

3. Representan la realidad de manera subjetiva

Al igual que otras formas artísticas, los textos literarios imitan o representan libremente la realidad, es decir, interpretan el mundo a partir de las consideraciones, las opiniones y los sentimientos del autor. En este sentido, un texto literario es una representación subjetiva: no aspira a describir la realidad en términos científicos, ni siquiera en términos reales, sino que utiliza plenamente la libertad creativa.

Así, un texto literario puede escapar de la realidad, reformularla a su antojo o describirla en su propio lenguaje. Dicho de otro modo, puede contar las cosas no como son o como sucedieron, sino como al autor se le ocurre que podrían ser o haber ocurrido: su mundo propio, a través de la ficción.

Ver también: Descripción literaria

4. Utilizan recursos poéticos y estilísticos

Uno de los rasgos más característicos de un texto literario tiene que ver con su manejo del lenguaje y su utilización de figuras poéticas y recursos estilísticos. Esto implica no solo la utilización de metáforas y comparaciones para embellecer lo dicho, sino también la flexibilización o incluso la ruptura de las normas cotidianas del lenguaje, hasta dar con una manera propia de expresarse. A esta manera propia de cada escritor se la conoce como estilo.

Entre las libertades que un autor puede tomarse por razones de estilo, se encuentran la reorganización de los elementos de la oración (hipérbaton), la eliminación de algunos de estos elementos (elipsis), el uso de marcas de oralidad, e incluso la exageración (hipérbole), la personificación y la creación de neologismos.

Ver también: Recursos literarios

5. Se organizan en géneros literarios

Dependiendo de su forma y su estructura, los textos literarios se organizan en categorías conocidas como géneros. Cada género literario establece los principios que rigen el contenido de sus obras, es decir, determina los parámetros de lo que el lector podrá encontrar dentro de cada categoría.

Los géneros literarios han existido desde la Antigüedad clásica, pero se han reformulado en distintas ocasiones a lo largo de la historia. En la actualidad, existen tres géneros literarios principales:

  • La narrativa, cuyo rasgo esencial es la presencia de un narrador, es decir, una voz que cuenta desde su punto de vista la sucesión de acciones que componen un relato, ya sea corto o largo. Dentro de este género se inscriben el cuento, la novela o la crónica.
  • La dramaturgia, cuyas obras representan una narración, pero carecen de narrador, pues están pensadas para su puesta en escena en un teatro. De este modo, cuentan con personajes que representan directamente las acciones que componen la trama de la historia.
  • La poesía, cuyo elemento esencial es la libertad del lenguaje, pues consiste en descripciones subjetivas de la realidad: un evento ocurrido, una persona amada o un paisaje sobrecogedor, por ejemplo. Estas descripciones se hacen mediante el uso del lenguaje figurado y de diversos recursos literarios, y también atendiendo a la musicalidad del idioma.

Ver también: Géneros literarios

6. Capturan el espíritu de la época

Tal y como ocurre con otras formas de arte, los textos literarios dialogan con su época y con su cultura, razón por la cual pueden ser leídos y valorados años e incluso siglos después de su escritura. De hecho, con el tiempo acaban convirtiéndose también en documentos históricos, a través de los cuales puede conocerse la sensibilidad predominante en un momento dado de la historia. En ese sentido, los autores son también portavoces de sus contemporáneos, más allá de que sus creaciones sean historias ficticias.

Sigue con:

Referencias

  • Chumaceiro, I. (2005). Estudio lingüístico del texto literario. Análisis de cinco relatos venezolanos. Fondo Editorial de la Facultad de Humanidades y Educación, Universidad Central de Venezuela.
  • Martínez, J., Palacios, C. y Saura, A. (Eds). (1996). Aproximaciones diversas al texto literario. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia.
  • Reisz de Rivarola, S. (1989). Teoría y análisis del texto literario. Hachette.

¿Cómo citar?

"Características de un texto literario". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/caracteristicas-de-un-texto-literario/. Última edición: 4 de mayo de 2024. Consultado: 24 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 4 mayo, 2024
Revisado por Gilberto Farías
Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)