Descripción literaria

Te explicamos qué es la descripción literaria, sus características y qué tipos existen. Además, te contamos cuáles son sus funciones.

descripcion literaria
La descripción literaria hace hincapié en el lenguaje y la manera en que está siendo usado.

¿Qué es la descripción literaria?

La descripción literaria o descripción subjetiva es una forma de descripción, propia de los textos poéticos o literarios, en la cual se presta más atención a las impresiones y sensaciones que el objeto o la situación descritos suscitan en quien los describe, que a la caracterización real y objetiva de cómo son.

Dicho de otra forma, se trata de una manera de describir que no hace tanto énfasis en decir cómo es la cosa en realidad, sino más bien en cómo se la aprecia o cómo se la puede pensar subjetivamente, con el fin de obtener así un efecto estético. En esto la descripción subjetiva, propia de textos literarios o poéticos, se distingue de otras formas de descripción propias de textos periodísticos, científicos y prácticos.

Como ocurre en los textos de tipo literario, en una descripción subjetiva se hace hincapié en el lenguaje y la manera en que está siendo usado, más que en los rasgos objetivos de la cosa que está siendo descrita. Así, mientras una descripción científica y objetiva probablemente arrojaría mediciones exactas de las dimensiones de un objeto (su peso, sus proporciones, su composición), una descripción literaria y subjetiva podría decir a qué otro objeto se asemeja o qué situaciones evocan en un personaje que lo observa.

Este tipo de descripciones pueden apreciarse en un poema, como en el caso de “En memoria de Angélica” (1975) del autor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986), donde dice:

…busca mi sombra los gastados mitos
de una patria que siempre dio la cara.
Un breve mármol cuida su memoria;
sobre nosotros crece, atroz, la historia.

En este extracto podemos ver la descripción poética que se hace a partir de los adjetivos, como en “gastados mitos” y “breve mármol”, dos metáforas que describen de un modo singular a los sustantivos (“mitos” y “mármol”): la primera le atribuye un rasgo corpóreo (lo gastado) a algo incorpóreo (los mitos), mientras que la segunda le atribuye a una cosa física (el mármol) un rasgo propio de la temporalidad (la brevedad). No sería lo mismo decir que los mitos son antiguos y que el mármol es duro, por ejemplo, lo cual sería una manera más convencional de describir dichos referentes.

Lo mismo ocurre con la frase “…una patria que siempre dio la cara”, en la cual se atribuyen rasgos humanos a la patria y se describe figuradamente su historia política o militar. Este tipo de descripciones pasan, necesariamente, por la subjetividad y las sensibilidades del autor.

Ver además: Descripción objetiva y subjetiva

Características de la descripción literaria

La descripción literaria se caracteriza por lo siguiente:

  • Consiste en ofrecer al lector los rasgos de un objeto, una situación o un referente determinado. Pero a diferencia de otras formas de descripción, en este caso se utiliza un lenguaje poético, subjetivo.
  • No se propone describir de manera objetiva y comprobable la cosa, brindando sus detalles y mediciones, sino causar en el lector una impresión estética, artística.
  • Acude muy a menudo a las metáforas como formas de establecer descripciones comparativas y atribuir rasgos fuera de lo común a los referentes descritos. Asimismo, utiliza figuras retóricas como la hipérbole, la humanización, el oxímoron, entre muchas otras.
  • No suele utilizar el lenguaje técnico ni métodos formales de descripción, y no aspira a ser útil o aplicable al mundo real.

Tipos de descripción literaria

La descripción literaria se puede clasificar en dos tipos: estática y dinámica.

  • Descripción estática. Es aquella en la que el tiempo del relato se enlentece o se detiene, es decir, se deja de lado la acción de la historia narrada para enfocarse en la descripción del ambiente o de los sentimientos del momento. Se la puede reconocer porque emplea verbos de reposo y observación, como “parecer”, “ser”, “haber”, “situarse”, “verse”, o bien porque el tono general es enunciativo.
    Un claro ejemplo de este tipo de descripción podemos verlo en el siguiente párrafo de la novela Doña Bárbara (1929) del autor venezolano Rómulo Gallegos (1884-1969):
    “Tierras áridas, quebradas por barrancas y surcadas de terroneras. Reses flacas, de miradas mustias, lamían aquí y allá, en una obsesión impresionante, los taludes y peladeros del triste paraje. Blanqueaban al sol las osamentas de las que ya habían sucumbido, víctimas de la tierra salitrosa que las enviciaba hasta hacerlas morir de hambre, olvidadas del pasto, y grandes bandadas de zamuros se cernían sobre la pestilencia de la carroña”.
  • Descripción dinámica. Es aquella en la que el tiempo de la narración no se detiene o enlentece tanto, sino que transcurre gracias a la incorporación de ciertos elementos dinámicos. Esto quiere decir que la descripción permite que la acción avance, en lugar de detenerla para explicar cómo lucen las cosas. Este tipo de descripción es muy común a la hora de narrar situaciones de cambio o en las que acontecen sucesos simultáneos.
    Un ejemplo de este tipo de descripción lo tenemos en el relato “Ciudad de Dios” del autor brasileño Rubem Fonseca (1925-2020):
    “Su nombre es João Romeiro, pero es conocido como Zinho en la Ciudad de Dios, una favela en Jacarepaguá, donde controla el tráfico de drogas. Ella es Soraia Gonçalves, una mujer dócil y callada. Soraia supo que Zinho era traficante de drogas dos meses después de que empezaron a vivir juntos en un condominio de clase media alta en la Barra de Tijuca. ¿Te molesta?, preguntó Zinho, y ella contestó que ya había tenido en su vida un hombre dedicado al Derecho que no pasaba de ser un canalla”.

Funciones de la descripción literaria

La descripción literaria cumple con las siguientes funciones dentro del texto literario:

  • Permite crear una atmósfera. Es decir, brinda detalles necesarios para que el lector pueda sumergirse en el universo del relato y pueda imaginar más vívidamente el modo en que las cosas ocurren en la ficción.
  • Permite generar suspenso. Dado que ralentiza la acción del texto literario, la descripción permite dilatar o enlentecer la llegada de la resolución de la anécdota o alargar momentos climáticos para que generen así más intriga y mayor respuesta emocional del lector.
  • Permite aproximar al lector a un personaje. En general, en los textos literarios, los personajes más y mejor descritos son aquellos que más próximos emocionalmente le resultan al lector, y con los que más se identifica. En cambio, aquellos que le resultan más oscuros y desconocidos, le importan menos y juegan por ende un rol más secundario en su lectura.
  • Permite recrear el punto de vista del narrador. Especialmente cuando el relato es contado por un personaje, se necesitan detalles y descripciones para que la manera de contar luzca verdaderamente suya, y no como un relato contado por una voz neutra, genérica.

Sigue con: Texto descriptivo

Referencias

¿Cómo citar?

"Descripción literaria". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/descripcion-literaria/. Última edición: 17 de enero de 2024. Consultado: 18 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 17 enero, 2024
Revisado por Gilberto Farías
Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)