Mito

Te explicamos qué es un mito y cuál es el origen de este relato tradicional. Además, sus características principales y algunos ejemplos.

Mito - Literatura
Los mitos ofrecen respuestas a los grandes interrogantes.

¿Qué es un mito?

Un mito es un relato tradicional, sagrado, dotado de carácter simbólico, que narra, como si fueran reales, acontecimientos extraordinarios y trascendentes, asociados a la cosmogonía de un pueblo, es decir, a su concepción del universo.

Los mitos ofrecen respuestas a preguntas tales como: ¿cuál es el origen del mundo?, ¿cómo surgieron los seres humanos?, ¿por qué existe el mal?, ¿qué ocurre después de la muerte? Sus historias involucran a seres sobrenaturales o fantásticos (como dioses y semidioses, sirenas, faunos, ninfas, etc.) y transcurren en un tiempo primordial, anterior al tiempo histórico. A través de estas historias, una cultura transmite sus valores y creencias a las generaciones venideras.

Con el avance del pensamiento científico, el término mito adquirió una connotación negativa, y comenzó a ser usado para subrayar el carácter fantasioso de una explicación, vinculada a la religión, en contraposición al pensamiento racional, propio de la ciencia.

De manera más general, mito es usado muchas veces como sinónimo de invento, ficción o falsedad. Al mismo tiempo, en un sentido positivo, el término se emplea para referirse a los relatos centrales e importantes de una comunidad determinada y a las personas y los hechos sobresalientes que se erigen en modelos o arquetipos.

Ver además: Epopeya

Origen de los mitos

Los mitos tienen un origen oral y anónimo, y se transmiten de generación en generación también de manera oral. En los pueblos antiguos, que carecían de escritura, era habitual que los mitos adquirieran la forma de poemas o canciones, y que se recurriera a la repetición de ciertas frases o fórmulas fijas, con el fin de recordarlos más fácilmente.

Los mitos no son fijos ni inmutables. Por el contrario, a medida que pasa de una generación a otra, se modifica en función de las experiencias y necesidades de cada época. De esta manera, los mitos evolucionan a lo largo del tiempo y, por lo general, existen distintas versiones de un mismo mito.

Características de los mitos

Los mitos presentan las siguientes características:

  • Narran historias relacionadas con el origen de las cosas, la creación del hombre, la existencia del bien y del mal, etc.
  • Están protagonizados por dioses, semidioses, otros seres sobrenaturales, y en algunos, también por los primeros seres humanos.
  • Poseen un carácter sagrado, que los vincula con la religión y que se consolida cuando se asocian a un ritual (por ejemplo, los mitos que explican el origen de una celebración).
  • Ocurren en una temporalidad imprecisa, fuera de la historia humana.

Tipos de mitos

Si bien cada cultura ha creado sus propios mitos, existen marcadas similitudes entre los mitos de diferentes culturas, lejanas en el tiempo y el espacio. Por ejemplo, en muchos pueblos es popular el mito del diluvio universal. Sobre la base de estas coincidencias, es posible establecer algunos tipos de mitos:

  • Mitos cosmogónicos. Narran la creación del mundo. Por ejemplo: el mito egipcio de la creación, en el que el mundo es creado por voluntad de Atum-Ra.
  • Mitos teogónicos. Relatan el origen de los dioses. Por ejemplo: el nacimiento de los dioses nórdicos, como Odín y sus descendientes, según se narra en las Eddas.
  • Mitos antropogónicos. Cuentan el origen de la humanidad. Por ejemplo: el mito maya de la creación de los hombres a partir del maíz, recogido en el Popol Vuh.
  • Mitos fundacionales. Relatan la fundación de una ciudad o de una comunidad. Por ejemplo: el mito de la fundación de Roma por los gemelos Rómulo y Remo.
  • Mitos escatológicos. Explican cómo terminará el mundo. Por ejemplo: el mito nórdico del Ragnarök, la batalla del fin del mundo en la que combatirán los dioses y en la que todo el universo será destruido.
  • Mitos del cataclismo. Narran la destrucción del mundo por un diluvio u otra catástrofe, y su posterior regeneración. Por ejemplo: el mito chino de la gran inundación, que fue controlado por el dragón Yu.
  • Mitos de la aparición de la enfermedad y la muerte. Explican cómo la humanidad pasó de una situación dichosa a un estado desdichado. Por ejemplo: el mito griego de las tres edades (oro, metal, hierro) o de Pandora, que abrió la caja que contenía todos los males.

Ejemplos de mitos

  • Mito egipcio de la Creación. Una de las versiones egipcias del origen del mundo cuenta que, al principio, solo existía el agua primordial. Atum, el dios creador, surgió por sí mismo del agua. De él nacieron Shu, el dios del aire seco, y Tefnut, diosa del aire húmedo, a quienes envió al otro lado del agua. Posteriormente, Atum envió a su ojo, la diosa Hathor. en busca de sus hijos. Ella los trajo de regreso y Atum, emocionado, lloró. Sus lágrimas se convirtieron en los primeros seres humanos.
    Shu y Tefnut tuvieron dos hijos: Geb, dios de la tierra, y Nut, diosa del cielo. Nut se colocó sobre Geb y, de esa unión, surgieron las estrellas. Shu, su padre, separó a la pareja y sostuvo a Nut con sus manos. Así, el aire se interpuso entre la tierra y el cielo. Una vez al día, Nut se tragaba al Sol para luego darlo a luz nuevamente. Este fue el origen del día y la noche.
  • Mito griego de Orión. Orión fue un célebre cazador y héroe nacido en Beocia. Era hijo de Poseidón, el dios de los mares, y Euríale, hija del rey de Creta. Se cuenta que fue cegado por la pasión al contemplar a las hijas del titán Atlante y de la ninfa Pléyone, por lo que se dedicó a perseguirlas durante siete años por toda Grecia.
    Las pléyades, llamadas así por su madre, rogaron al dios Zeus por su salvación y fueron elevadas al firmamento, donde pasaron a formar el conjunto de estrellas del mismo nombre. Orión, frustrado en su deseo, murió mucho después debido a una picadura de escorpión, y fue también llevado al firmamento por los dioses, para que pudiera continuar allá arriba su persecución. Pero lo mismo hicieron después con el escorpión que le dio muerte, lo que dio origen así tanto a la constelación de Orión como a la de Escorpio.
  • Mito japonés de Ogetsu. Ogetsu es la diosa de los alimentos. Cierta vez, Amaterasu, la diosa del Sol, envió a su hermano Tsuki-yomi, el dios de la Luna, a que fuera a ver a Ogetsu. Al llegar, Tsuki-yomi sintió hambre y le exigió a Ogetsu, de mala manera, que le diera de comer. Ogetsu, ofendida, escupió sobre Tsuki-yomi arroz, pescado, algas y animales para que saciara su hambre.
    Tsuki-yomi se enfureció y con su espada mató a Ogetsu. Del cadáver de la diosa surgieron todos los cultivos básicos del Japón: de los ojos, brotó arroz; de su nariz, frijoles; de sus orejas, mijo; de sus genitales, trigo. De su frente surgieron vacas y caballos y de sus cejas, gusanos de seda.
    Cuando Amartsu supo lo que había hecho su hermano se horrorizó y decidió no volver a verlo. Por esta razón, la Luna y el Sol nunca se ven juntos en el cielo.
  • Mitologías populares. Una pequeña selección de las mitologías más populares podría incluir a la judeocristiana (El mito del Edén, el mito del Arca de Noé, el Mito de Moisés y los cuarenta años en el desierto), a la griega (La caja de Pandora, Teseo y el Minotauro, Ulises y el caballo de Troya) o a la mitología precolombina (El Popol Vuh de los mayas, o El origen de la luna en Teotihuacan de los aztecas).

Diferencias entre mito y leyenda

Algunas diferencias entre el mito y la leyenda son:

  • Definición. Los mitos son narraciones que explican el mundo a través de acontecimientos extraordinarios que se vinculan con dioses y seres sobrenaturales o fantásticos. Las leyendas son relatos populares que utilizan elementos fantásticos para contar un hecho real, natural o histórico.
  • Temporalidad. Los mitos se ubican en un tiempo ajeno al hombre (tiempo ahistórico), mientras que las leyendas se ubican en un tiempo histórico determinado.
  • Protagonistas. Los mitos están protagonizados por dioses o criaturas sobrenaturales, mientras que las leyendas suelen estar protagonizadas por hombres reales que viven hechos fantásticos.
  • Temática. Los mitos abordan temas que pertenecen a la humanidad en general, mientras que las leyendas cuentan historias vinculadas a un pueblo particular.
  • Objetivo. Los mitos tienen un objetivo religioso o sagrado, ya que explican cuestiones vinculadas con el origen del mundo, la cosmovisión de un pueblo o la muerte. Las leyendas tienen un objetivo didáctico y suelen dejar una enseñanza moral.

Más en: Leyendas

El mito y otros géneros tradicionales

Por su origen, el mito está relacionado con otros géneros narrativos tradicionales, como la leyenda, la fábula, la parábola y los cuentos populares. La diferencia fundamental entre el mito y estos otros géneros radica en el carácter explicativo del mito en relación con cuestiones centrales de la experiencia humana, el origen del mal y la vida después de la muerte. Además, pueden señalarse otras diferencias:

  • Las fábulas y parábolas son relatos que tienen un propósito moral o didáctico: a través de una historia, se busca dejar una enseñanza. A diferencia de los mitos, no pretenden que los hechos narrados sean considerados reales.
  • Los cuentos populares son relatos tradicionales concebidos para entretener, aunque en algunos casos, también procuran instruir y transmitir ciertos valores, al igual que las fábulas y las parábolas. Muchos relatos de este tipo narran las aventuras de héroes y contienen elementos mágicos, pero no presentan una cosmogonía ni intentan ofrecer explicaciones vinculadas con el universo y los dioses.

Interpretación de los mitos

Los mitos son y han sido objeto de variadas interpretaciones a lo largo de la historia. Algunas de las principales interpretaciones son las siguientes.

  • Interpretación literal. Considera que los mitos son historias reales, en las que los hechos narrados ocurrieron efectivamente tal como se los presenta. De esta manera, los mitos son inseparables de la religión: son explicaciones para ser creídas, que no necesitan ser demostradas racionalmente.
  • Interpretación evemerista. Propuesta por Evémero de Mesene (un escritor griego del siglo IV a. C.), sostiene que los dioses fueron originalmente personajes históricos venerados como grandes benefactores de la humanidad. Los mitos son, por lo tanto, deformaciones de una realidad histórica.
  • Interpretación alegórica. Según esta interpretación, los mitos son similares a las parábolas: recurren a un lenguaje figurado para explicar fenómenos naturales.
  • Interpretación simbólica. Afirma que los mitos son principalmente representaciones de las ideas, los valores y las costumbres de la cultura que los creó. A través de ellos, es posible comprender una determinada visión del mundo.
  • Interpretación funcionalista. Para esta corriente, los mitos son fundamentalmente relatos que contribuyen a definir y mantener las costumbres, los comportamientos y las creencias de una comunidad.
  • Interpretación estructuralista. En este enfoque, los mitos son una forma particular de pensamiento lógico, distinto de la lógica de la occidental moderna, a través del cual los individuos canalizan la angustia y dan sentido al mundo.

El mito en la sociedad actual

Los mitos no son solo algo del pasado, perteneciente a culturas desaparecidas o primitivas. En la sociedad actual se siguen narrando mitos. Así como antiguamente se transmitían de manera oral, hoy se hace a través del cine, la televisión y, en las últimas décadas, a través de internet y las redes sociales.

Muchas películas y videojuegos están basados en mitos, de los que toman los temas y la estructura narrativa. En general, se trata de historias de acción y aventuras, en las que el protagonista –al igual que los héroes míticos– debe superar una serie de peligros que muestran un mundo postapocalíptico y dominado por la tecnología.

Un caso particular del poder de los mitos en la sociedad contemporánea fue la creencia, vigente durante la primera mitad del siglo pasado, en la superioridad racial aria por sobre el grupo racial semita. Dicha creencia, sostenida con argumentos pretendidamente científicos, proporcionó la justificación intelectual a la persecución de la que fueron objeto los judíos durante el régimen nazi.

El hecho de que los mitos hayan servido para justificar genocidios y guerras se relaciona con una de las funciones que tiene el mito en la religión, donde, además de abordar cuestiones como el origen del mundo, permite validar el orden social existente.

Sigue con: Cuento fantástico

Referencias

¿Cómo citar?

"Mito". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/mito/. Última edición: 27 de noviembre de 2023. Consultado: 24 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 27 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)