Mitología

Te explicamos qué es la mitología y te contamos todo sobre las mitologías grecorromana, nórdica, egipcia, azteca y muchas más.

El dios Avalokiteshvara pertenece a mitos relacionados con el budismo.
Una mitología refleja la manera en que una sociedad entiende la existencia y los valores.

¿Qué es una mitología?

Una mitología es un conjunto organizado de mitos y relatos míticos que constituyen una visión del mundo particular de una religión y una cultura, es decir, reflejan la manera en que una sociedad entiende la existencia humana, la del mundo y los valores según los cuales vivir.

Las mitologías están compuestas por mitos, que son relatos de tipo sagrado a través de los cuales una cultura le confiere sentido a la existencia. A través de ellos se construye una explicación (religiosa y fantástica) de los fenómenos naturales y culturales del mundo. Por ejemplo, son muy comunes los mitos de creación, con los cuales las culturas antiguas explicaban el origen del universo y del ser humano.

Los dioses juegan un rol central en las mitologías, como entidades creadoras, ordenadoras y a menudo destructoras de lo que existe, y con las cuales el ser humano se encuentra en continua tensión. Lo mismo ocurre con los héroes míticos, figuras semi-humanas (a menudo descendientes de los dioses) que realizan grandes hazañas y representan los grandes valores y defectos de la humanidad, según la perspectiva de su cultura.

El estudio de las mitologías por parte de los antropólogos y otros especialistas permite identificar patrones comunes y arquetipos afines en las distintas mitologías que existen, las cuales pertenecen a pueblos distintos y a menudo lejanos entre sí como el griego, el mesoamericano, el chino y el escandinavo.

Ver además: Cosmovisión

La mitología griega o grecorromana

El dios Poseidón suele ser representado con su tridente.
Los antiguos romanos adoptaron parte de la mitología griega y la fusionaron con sus creencias.

La mitología griega, nacida y desarrollada en la Antigüedad mediterránea, es probablemente una de las más conocidas e importantes del mundo, dado que los relatos de la religión griega fueron heredados por los conquistadores romanos y, a través de ellos, transmitidos al resto del mundo occidental. Es por esto que a menudo se habla de la mitología grecolatina o grecorromana, pues los antiguos romanos adoptaron parte de la mitología griega y la fusionaron con sus propias creencias y relatos.

Según la mitología griega, los dioses que gobernaban a la humanidad pertenecían a la  generación más reciente y moderna de dioses (llamados Olímpicos dado que vivían en lo alto del monte Olimpo), quienes derrotaron a los dioses antiguos (los titanes) que los engendraron y se repartieron posteriormente los tres reinos que componen el mundo:

  • La tierra, gobernada por Zeus, el dios padre y señor del relámpago.
  • El mar, gobernado por Poseidón, señor de las mareas y las tormentas.
  • El hades o inframundo, gobernado por Hades, el señor de los difuntos.

Estos dioses engendraron en la humanidad a los semidioses, héroes de ascendencia divina como Hércules, así como a ninfas, faunos y otras criaturas míticas, entre ellas monstruos célebres como la hidra de Lemnos, las sirenas o el cancerbero.

Más en: Mitología griega

La mitología nórdica, germánica o escandinava

La mitología nórdica, es decir, de la región del norte de Europa, es el producto de los pueblos germánicos septentrionales, que habitaron la región escandinava al norte del Imperio romano de la Antigüedad. Transmitida durante siglos de manera exclusivamente oral, se preserva gracias al conjunto de relatos escritos (Eddas) provenientes de la era medieval, escritos durante o después de la cristianización de estas regiones de Europa.

El mundo que imaginaba la religión nórdica estaba estructurado en un conjunto de reinos paralelos, en el centro de los cuales crecía el inmenso árbol del mundo, el árbol sagrado Yggdrasil. Estos reinos contenían diferentes divinidades y criaturas, y existían de manera concéntrica:

  • Niflheim era el reino de las nieblas.
  • Alfheim y svartálfaheim, los reinos de los elfos claros y oscuros respectivamente.
  • Helheim, el reino de los difuntos.
  • Jötunheim, el reino de los gigantes.
  • Muspelheim, el reino del fuego y la lava.
  • Asgard, el reino celeste de los dioses.
  • Midgard, el reino de los seres humanos, rodeado por el mar, en el centro del mundo.

La religión nórdica tenía su propio panteón de dioses, dividido en dos bandos: los aesir y asynjur (dioses de la guerra), y los vanir (dioses de la fertilidad y la abundancia), quienes se hallaban en un conflicto milenario que probablemente representaba las tensiones propias del modo de vida escandinavo. De hecho, los seres humanos, a merced de los dioses, podían ascender al asgard a festejar con los aesir únicamente si morían en batalla y sus almas eran salvadas por deidades aladas llamadas valquirias.

Más en: Mitología nórdica

La mitología egipcia

Osiris suele representarse con la piel verde o negra.
El relato principal de la mitología egipcia se centra en la muerte y resurrección de Osiris.

La mitología egipcia tiene que ver con la religión del Antiguo Egipto, desde la época predinástica hasta la cristianización de Egipto en el siglo VI, cuando la religión tradicional egipcia fue prohibida por el emperador romano Justiniano I. Los relatos e imaginaciones que componen esta mitología reflejan la historia de unificación de las dos regiones del Imperio egipcio (el Alto y el Bajo Egipto), que tenían sus propias deidades, muchas de las cuales acabaron fusionándose con el pasar del tiempo.

La mirada del mundo de la religión egipcia estaba fuertemente determinada por el panorama geográfico en el cual se desenvolvió su civilización: un río (el Nilo) que surcaba llanuras fértiles y estaba rodeado por el desierto. Así, para los egipcios el mundo se componía de tres regiones:

  • El cielo (nun), morada de los dioses, todos hijos de la diosa celeste Nut.
  • La tierra (geb), morada de los seres humanos.
  • El más allá (dumat), el reino de los muertos, asociado al desierto.

El panteón egipcio era particularmente numeroso y complejo, y contaba con dioses principales asociados al Sol (Ra), al equilibrio (Maat) o a la humanidad (Horus). El relato principal de la mitología egipcia se centra en la muerte y resurrección de Osiris, dios Rey, quien es asesinado y descuartizado por su hermano envidioso, Seth. Los relatos egipcios revelan una religión solar y agraria, cuyos sumos sacerdotes eran los propios faraones, monarcas y representantes del mundo divino en la tierra.

Más en: Dioses del Antiguo Egipto

La mitología azteca o mexica

Un relieve tallado en piedra muestra historias de la mitología azteca.
La mitología azteca tiene importantes puntos de encuentro con la de otros pueblos mesoamericanos.

La mitología azteca o mexica comprende los relatos y leyendas nahuas que integran la tradición cultural precolombina del Valle de México. Estas tradiciones y relatos tienen importantes puntos de encuentro con los de otros pueblos mesoamericanos, al punto tal de compartir dioses (como la serpiente emplumada, quetzalcóatl) con muchos de los pueblos que el Imperio azteca sometió y asimiló.

Si bien la religión azteca era panteísta, estaba dominada por el culto al dios del Sol y de la guerra: Huitzilopochtli. Este dios jugaba un rol protagónico en el relato de la creación cósmica y de la fundación de México-Tenochtitlán, la capital azteca, y era a quien le sacrificaban los aztecas los guerreros capturados cada 52 años, pues creían que de otro modo el sol dejaría de asomarse en el horizonte.

Por otro lado, de acuerdo a los relatos mitológicos mexicas, el mundo era el quinto y más reciente de los que habían existido, luego de que los cuatro previos fueran devastados por los dioses. Cada uno de estos mundos previos estaba asociado a un elemento fundamental: tierra, agua, aire y fuego, y cada uno fue destruido por un respectivo “sol”, o sea, un dios específico: Tezcatlipoca (el primer sol), Quetzalcóatl (el segundo), Tláloc (el tercero), Chalchiuhtlicue (el cuarto) y el quinto sol, Tonatiuh, fue el responsable de la creación de la humanidad.

Más en: Dioses aztecas

Otras mitologías

Existen muchas y muy distintas tradiciones mitológicas, cada una proveniente de una cultura específica. Algunos ejemplos de ellas son:

  • La mitología mesopotámica, propia de las tres grandes civilizaciones mesopotámicas que se desarrollaron en la Antigüedad entre los ríos Tigris y Éufrates: los sumerios, los asirios y los babilonios.
  • La mitología persa, propia de los habitantes antiguos de la meseta iraní, en el Asia Central, cuya religión fundamental era el zoroastrismo.
  • La mitología celta, propia de los pueblos europeos de la Edad del Hierro, como los galos y los celtíberos, que habitaron en Europa occidental al margen del Imperio romano.
  • La mitología selknam, propia de los nativos sudamericanos de la Tierra del Fuego, al sur de los actuales territorios de Chile y Argentina, conocidos como pueblos selk’nam y pueblos haush.
  • La mitología árabe, propia de los pueblos antiguos de la península arábiga, antes de la aparición y dominio del monoteísmo islamista en la región.
  • La mitología maya, propia del pueblo precolombino maya, una de las más antiguas e importantes civilizaciones mesoamericanas, cuyo legado fue recogido y asimilado por culturas posteriores.

Sigue con: Politeísmo

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Mitología". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/mitologia/. Última edición: 13 de febrero de 2023. Consultado: 18 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 13 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)