Concepto de
Culto

Te explicamos qué es un culto y su sentido al referirse a la religión, el lenguaje y el cine. Además, qué es la libertad de cultos.

culto
Todas las religiones entrañan un culto.

¿Qué es un culto?

Hoy en día, cuando hablamos de un culto, nos referimos normalmente a una agrupación más o menos informal, organizada en torno a creencias compartidas de tipo religioso, místico o esotérico. Los cultos distinguen a la gente ordinaria de los iniciados en el culto, revelando sus secretos únicamente a sus practicantes más avanzados.

El uso del término con este sentido es sobre todo peyorativo, como una forma de distinguir a las religiones oficiales de estos grupos místicos o esotéricos informales, a menudo también referidos con el nombre de secta.

Ahora bien, este es un uso más bien coloquial de una palabra que posee una historia y una serie de significados más bien complejos. Culto proviene del latín cultus, forma del verbo latino colere, que puede traducirse como “cultivar”, y que claramente está vinculado al mundo del agro: cultivar es sembrar y habitar la tierra, hacerla fértil, extraer de ella frutos.

De allí proviene también la palabra cultura, ya que este sentido se aplicó de manera figurada al espíritu humano, o sea, a la mente: aún hoy se usa la frase “una persona cultivada” para referirse, justamente, a alguien “culto”, es decir, que ha cultivado su mente con saberes y aprendizajes, o que posee una espíritu fértil.

Sin embargo, debemos distinguir entre el adjetivo «culto», aplicado como en el ejemplo del párrafo anterior, y el sustantivo «culto», que posee el sentido que le otorgamos al inicio.

Dado que la religión fue, antaño, la forma principal de educación social, moral y ciudadana de los pueblos, la práctica religiosa era también comprendida como una forma de cultivo del espíritu, que así como en el caso de la agricultura, debía llevarse a cabo mediante ritos y ceremonias de tipo cíclico, repetitivo.

Muchos de estos sentidos, y de los asociados históricamente a la idea de culto y cultura, no obstante, sobreviven hoy en día. Cuando hablamos de “culto a la personalidad”, por ejemplo, nos referimos a una forma de devoción en torno a la forma de ser de un líder social o político, a quien se venera como si fuera un ícono religioso.

Puede servirte: Pagano

El culto religioso

El sentido religioso de la palabra «culto» proviene, como explicamos antes, de su asociación figurada con la imagen del cultivo de la tierra: la religión cultiva el espíritu humano como lo hace el campesino la tierra, para que sea fértil, para que dé frutos. De allí tal vez que las religiones consistan en prácticas reiterativas, repetitivas, cíclicas, tal y como el agro.

Lo cierto es que toda religión y toda forma de misticismo entraña un culto, es decir, una serie de prácticas identificables y destinadas a formar lazos de solidaridad, hermandad y pertenencia entre los fieles. El culto cristiano, por ejemplo, engloba las distintas versiones puestas en práctica por cada una de las iglesias que, sin embargo, tienen en común su veneración de Jesús de Nazaret como mesías divino.

Sin embargo, en épocas modernas el término “culto” se ha empleado para distinguir entre las religiones y las prácticas no oficiales, llamadas “sectas” o “cultos”, según lo entendía el filósofo y sociólogo alemán Ernst Troeltsch (1865-1923).

Libertad de cultos

libertad de cultos
La libertad de cultos es un derecho garantizado en la mayoría de las sociedades modernas.

Por libertad de cultos o libertad religiosa se entiende el derecho fundamental que la mayoría de las sociedades modernas otorgan a sus ciudadanos de escoger y practicar libremente su religión, no elegir ninguna, o profesar abiertamente el ateísmo o agnosticismo. Es una ley fundamental para la separación entre Estado y religión, o sea, para contar con un Estado laico, que no se entrometa en los asuntos de la fe.

La libertad de cultos está reconocida internacionalmente como un derecho humano fundamental, en documentos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos o el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Película de culto

El término “película de culto” o “director de culto” son de uso común en la jerga cinéfila, es decir, en el habla de los fanáticos del cine. Quiere decir que una película o un director son ampliamente seguidos y celebrados por buena parte de la comunidad interesada en ver y hacer cine.

Así, una película o director de culto es una mención frecuente entre las influencias de los nuevos creadores, cuenta con guiños o referencias en otras obras del mismo o de distintos géneros fílmicos, y constituye, de manera extraoficial, una institución para quienes se interesan en el cine.

Lenguaje culto

En el caso del lenguaje culto o lenguaje cultivado, nos referimos a una forma de habla o de escritura formal, cuidadosa y exigente, que emplea un léxico técnico, especializado o poco coloquial. Es la forma de lenguaje que domina en situaciones académicas, especializadas o filosóficas, por lo que requiere de destinatarios con un alto grado de formación, es decir, de receptores cultos o cultivados.

Sigue con: Tradición

Referencias:

¿Cómo citar?

"Culto". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/culto/. Última edición: 17 de febrero de 2021. Consultado: 01 de agosto de 2021.