Concepto de
Cristianismo

Te explicamos qué es el cristianismo, su origen, creencias y otras características. Además, sus ritos y relación con el judaísmo.

cristianismo jesucristo jesus de nazaret
El cristianismo tiene 2400 millones de fieles en todo el mundo.

¿Qué es el cristianismo?

El cristianismo (en algunos contextos llamado cristiandad), es una de las mayores religiones monoteístas del planeta. Su influencia en la cultura occidental fue decisiva y fundamental a partir del momento de su masificación y popularización alrededor del siglo IV, cuando pasó a ser la religión oficial del Imperio Romano.

El término “cristiano” proviene del griego Kristós, traducción de la palabra hebrea para “ungido”, puesto que en la tradición hebrea a los reyes se les ungía con aceite.

Dicha palabra se usó inicialmente para llamar al profeta Jesús de Nazaret, el Cristo, o sea, el ungido, el elegido, y posteriormente dio origen a “Jesucristo”. Según los Hechos de los Apóstoles (11, 25-26) en el Nuevo Testamento, sus seguidores comenzaron a llamarse a sí mismos “cristianos” en Antioquía, a finales del Siglo I.

El cristianismo es hoy la religión más extensa del mundo, con aproximadamente 2400 millones de fieles provenientes de diferentes países, culturas y etnicidades. Es la religión dominante en Occidente y tiene fuerte presencia en el resto de los continentes. Su importancia es tal, que solemos usar el nacimiento de Jesucristo como referencia para fijar el tiempo histórico: antes de Cristo (a. C.) y después de Cristo (d. C.).

Sin embargo, las iglesias cristianas no se rigen por una doctrina homogénea y única, sino que pueden clasificarse en una amplia diversidad de sectas o ramas, tales como el catolicismo, el protestantismo y la ortodoxia. Los fieles de cada una se denominan cristianos y se rigen por las enseñanzas de Jesús de Nazaret, a quien consideran el mesías anunciado por los antiguos textos judíos del Antiguo Testamento.

Además, el cristianismo es una religión abrahámica, es decir, que reconoce la tradición mística y espiritual asociada al profeta Abraham, lo cual lo emparenta como religión con el judaísmo y el islam, así como con tradiciones menores como las del bahaísmo, mandeísmo y samaritanismo. De hecho, los textos sagrados del cristianismo, judaísmo e islam tienen numerosos puntos de contacto.

Ver además: Conocimiento religioso

Características del cristianismo

En general, el cristianismo se caracteriza por lo siguiente:

  • Es una religión monoteísta (cree en un solo dios), abrahámica (sigue la tradición del profeta Abraham, al igual que el judaísmo y el islam) y con fuertes raíces judías.
  • Su símbolo religioso es la cruz o el crucifijo, debido a que los romanos dieron muerte a Jesucristo mediante la crucifixión.
  • Su texto sagrado la Biblia, que abarca el Antiguo Testamento (que se corresponde con los textos antiguos de la Torá judía) y el Nuevo Testamento (que relata la vida y las enseñanzas de Jesucristo).
  • Su profeta principal es Jesús de Nazaret o Jesucristo, considerado el mesías de Dios en la tierra, enviado para renovar el pacto sagrado entre la humanidad y su creador, y esparcir las enseñanzas necesarias para acceder a la salvación eterna.
  • El culto cristiano se organiza en iglesias que defienden distintas interpretaciones de los textos sagrados y distintas prácticas rituales, pero que coinciden en el núcleo de su doctrina: el catolicismo, el protestantismo y la ortodoxia.
  • Se trata de una religión de inmensa importancia cultural e histórica para Occidente y el mundo entero, ya que aportó ingredientes esenciales del pensamiento medieval y moderno gestado en Europa y luego expandido a otras geografías del planeta.

Origen del cristianismo

El cristianismo nació en la provincia romana de Judea, y comenzó siendo una secta judía pequeña, de creencias apocalípticas y alrededor de 120 miembros, guiados por algunos de los apóstoles de Jesús de Nazaret. Los hechos narrados en el capítulo bíblico Hechos de los Apóstoles relatan la conformación del culto, pero no son precisamente rigurosos históricamente.

Lo cierto es que para el siglo III, el culto cristiano contaba ya con miles de seguidores y era la congregación dominante del norte del Mediterráneo. Para ese entonces, una iglesia cristiana primitiva había surgido, compuesta por griegos y judíos. Su relevancia fue tal que los gobernantes romanos, poco dados a la persecución religiosa, no tardaron en tratar de aplacar el culto, sin lograr erradicarlo del todo.

Sin embargo, en el siglo IV el emperador Constantino I decretó la libertad de cultos, poniendo fin a la persecución de los cristianos y permitiendo a la iglesia cristiana una importante participación en la sociedad. Aunque a ello prosiguió una época de resurgimiento del paganismo (durante el reinado de Juliano, “el Apóstata”), la fuerza del cristianismo era tal, que a fines del siglo IV ya era la religión oficial del Imperio Romano.

Creencias del cristianismo

cristianismo creencias virgen maria
Para el cristianismo, Jesús fue concebido por una madre virgen.

Las prácticas y creencias del cristianismo pueden variar ligeramente entre una y otra rama de la religión, pero su núcleo de creencias fundamentales, a grandes rasgos, puede resumirse en lo siguiente:

  • El mundo fue creado por un único Dios todopoderoso y amoroso, tal y como lo describen los textos judíos del Antiguo Testamento. Desde entonces hubo numerosos profetas que esparcieron la palabra sagrada, y el último de todos ellos fue Jesús de Nazaret.
  • Jesucristo es el mesías de Dios en la Tierra, o sea, su enviado y emisario. Jesús es a la vez su hijo único y su forma de hacerse carne, es decir, de hacerse humano y así padecer los sufrimientos de la humanidad. Nació de una mujer virgen, María, por obra y gracia del Espíritu Santo, y murió crucificado a los 33 años, convirtiéndose en un sacrificio para liberar a la humanidad de sus pecados y renovar su pacto con Dios.
  • Al tercer día de su muerte, Jesucristo resucitó y ascendió al cielo, donde gobierna a la derecha del Dios-padre. Mientras tanto, los fieles esperan su segundo retorno, que marcará el fin de los tiempos y la llegada del juicio final, en el que los muertos resucitarán y serán juzgados. Los buenos y fieles entrarán al reino de Dios, y los malos y blasfemos irán a un lugar de castigo eterno, el infierno.

Ramas del cristianismo

cristianismo ramas ortodoxo
La Iglesia Ortodoxa se separó del catolicismo en el año 1.054.

En tanto religión, el cristianismo abarca tres grandes ramas o sectas, que son:

  • El catolicismo o la Iglesia Católica. La principal y más numerosa de las ramas de la religión, abarca 24 iglesias distintas (la iglesia latina y las iglesias orientales) que se hallan bajo administración espiritual y religiosa del Papa, ubicado en la Ciudad del Vaticano. Su doctrina es la más tradicional y contempla no sólo a Jesucristo, sino al largo panteón de santos, santas y mártires cristianos. Posee unos 1329 millones de fieles en el mundo.
  • La ortodoxia o la Iglesia Ortodoxa. Formalmente se llama la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa y se considera la heredera del cristianismo de la mitad oriental del Mediterráneo, agrupando 15 iglesias autónomas que reconocen su única autoridad en lo espiritual, pero que se consideran afines y forman un mismo conjunto. La ortodoxia se separó del catolicismo formalmente durante el Cisma de Oriente y Occidente en el año de 1054, y hoy en día posee alrededor de 300 millones de fieles en el mundo entero.
  • El protestantismo o la Iglesia Protestante. El protestantismo nació en el siglo XVI con la llamada Reforma protestante, cuyo iniciador fue Martín Lutero (1483-1546), y que rompió con muchos de los preceptos del catolicismo, pero especialmente con la idea de la infalibilidad del Papa y con su autoridad única sobre todos los cristianos. Así, nacieron diferentes iglesias protestantes que adhieren al cristianismo, pero que lo reinterpretan de un modo más parecido a los textos originales cristianos, alejándose así de la doctrina católica. Las iglesias protestantes son: la iglesia anglicana, la iglesia luterana, las iglesias evangélicas, las iglesias pentecostales, las iglesias bautistas y las iglesias restauracionistas. En total, el protestantismo posee un estimado de 801.000.000 seguidores en el mundo entero.

Ritos cristianos

cristianismo ritos bautismo
El bautismo es el rito de iniciación a la fe cristiana.

Los ritos cristianos pueden variar inmensamente, dependiendo de la iglesia cristiana en la que se practiquen. Sin embargo, muchos de ellos coinciden o son tan esenciales que son compartidos por todas las ramas cristianas, aunque no necesariamente del mismo exacto modo. Por ejemplo:

  • El bautismo, rito de iniciación a la fe cristiana, típicamente llevada a cabo en la niñez. Consiste en sumergirse o derramar agua sobre la cabeza, imitando el rito iniciático de Juan Bautista a los seguidores cristianos en el río Jordán. La idea es que se entra al agua pecador y se emerge renovado, limpio, listo para el pacto con Dios.
  • La misa, reunión semanal para llevar a cabo la liturgia cristiana, en días y horas específicos dependiendo del contenido a leer y de los hechos a conmemorar, especialmente en las fechas importantes para la religión cristiana, como el nacimiento de Cristo (24 de diciembre) o la visita de los Reyes Magos (6 de enero).
  • La comunión, rito de aceptación voluntaria del cuerpo de Cristo, es celebrada en la mayoría de las iglesias cristianas, ya sea al final de la misa, o como un evento importante en el ingreso de los jóvenes cristianos a la feligresía, durante el fin de la niñez. Este último caso es típico del catolicismo, que lo llama la Primera comunión.
  • La confesión y la penitencia, comunes en el catolicismo y en la ortodoxia, consisten en el relato de los propios pecados por parte del fiel a su sacerdote, para que le absuelva y le oriente espiritualmente hacia el perdón de Dios. En líneas generales, el cristianismo valora el alma inmortal por encima del cuerpo terrenal perecedero.

Cristianismo y judaísmo

El cristianismo tiene sus raíces en el judaísmo antiguo, de modo que ambas religiones están muy emparentadas, aunque no profesen las mismas creencias. Fundamentalmente, los judíos se adhieren a su tradición antigua sin valorar el Nuevo Testamento cristiano, considerando a Jesús de Nazaret como, en el mejor de los casos, un profeta más.

Como no creen que Jesús sea el hijo de Dios, los judíos continúan esperando la llegada del mesías y del juicio final, tal y como lo anuncian las escrituras. Un caso similar es el del islam, religión también abrahámica, que tiene a Jesús de Nazaret como un profeta más de una larga tradición culminante en Mahoma (Muhammed), profeta del islamismo.

Sigue con: Cuaresma

Referencias:

Última edición: 30 de noviembre de 2020. Cómo citar: "Cristianismo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/cristianismo/. Consultado: 15 de abril de 2021.

Artículos recomendados