Pascua

Te explicamos qué es la Pascua para el cristianismo, su origen, historia y significado. Además, te contamos qué es la Pascua judía o Pésaj.

pascua cristianismo
La Pascua en general involucra procesiones, celebraciones litúrgicas y reuniones familiares.

¿Qué es la Pascua?

La Pascua es una festividad cristiana también conocida como Pascua de Resurrección, Pascua Florida, Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección. De acuerdo al Nuevo Testamento bíblico, en ella que se recuerda la resurrección de Jesucristo al tercer día de su crucifixión.

Se trata de la celebración que pone punto final a la Semana Santa y al Triduo Pascual, y que es llevada a cabo en una fecha móvil, entre el 22 de marzo y el 25 de abril de cada año en el calendario de la Iglesia católica y la Iglesia protestante, y entre el 4 de abril y el 8 de mayo en el calendario de las Iglesias cristianas orientales (ortodoxas).

La conmemoración de la Pascua puede variar de un país a otro y de una tradición religiosa específica a otra, pero en general involucra procesiones, celebraciones litúrgicas, reuniones familiares y, en buena parte de Occidente, la decoración de los huevos de Pascua. Además, a partir de la celebración de la Pascua se da inicio al Tiempo Pascual, un lapso litúrgico de 50 días que finaliza con el Pentecostés, en conmemoración de la venida del Espíritu Santo y el inicio de las actividades de la Iglesia.

La Pascua es la festividad más importante del calendario cristiano, ya que rememora junto a la Semana Santa el episodio central de su creencia religiosa: la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret en la provincia romana de Judea, entre los años de 30 y 33 d. C. A pesar de ello, la Pascua tiene claros e importantes vínculos con la tradición judía del Antiguo Testamento, específicamente con el Pésaj o la Pascua judía.

Ver además: Cuaresma

¿Qué se celebra en Pascua?

pascua cristianismo resurreccion
La Biblia cuenta que Jesús resucitó tres días después de haber sido crucificado.

El Domingo de Pascua es, de acuerdo con los relatos religiosos cristianos, el día en que se conmemora la resurrección de Jesús de Nazaret. Esto habría ocurrido al tercer día de su muerte, luego de haber sido crucificado en el monte Gólgota, también conocido como Calvario. La resurrección de Jesús daba cumplimiento a las profecías expresadas en el Antiguo Testamento sobre la venida del mesías.

La Pascua, además, celebra la revelación a los fieles del plan divino para la salvación de la humanidad, es decir, para la derrota de la muerte y la salvación eterna del espíritu. La doctrina cristiana establece que la muerte de Jesucristo purgó de sus pecados a la humanidad entera, restableciendo el pago sagrado con su creador.

Origen e historia de la Pascua

Como muchas otras tradiciones cristianas, la Pascua tiene importantes raíces en la tradición hebrea expresada en el Antiguo Testamento, específicamente en la celebración del pésaj, es decir, la conmemoración de la salida del pueblo judío de Egipto, donde vivían en condición de esclavos, hacia la Tierra Prometida de Canaán, guiados por el profeta Moisés.

En esta conmemoración, los judíos recuerdan además las plagas con que Dios castigó al pueblo egipcio, y en particular el salto que daba el ángel de la muerte por sobre las casas hebreas cuando iba en busca de los primogénitos egipcios. Este “salto” se llamó en hebreo pesaj, vocablo que en el latín litúrgico pasó a ser pascha y posteriormente pascua por similitud con el término latino pascuum, que se refiere a un lugar de pastizales, o sea, a un sitio donde el rebaño se libra del hambre.

Esta transformación del vocablo se debe al triunfo del cristianismo en los tiempos del Imperio romano: de acuerdo a la lectura cristiana, Jesucristo al resuscitar cambió el sentido del pésaj judío tradicional, haciendo que representara el “salto” de la muerte a la vida eterna. En ambos casos, de todos modos, se trata de una metáfora de salvación y protección asociada a lo divino.

Tanta es la coincidencia, que la Pascua cristiana comenzó a celebrarse en concordancia cronológica con la hebrea, y se hizo así durante varios siglos hasta el Concilio de Nicea de 325 d. C., cuando se separaron las fechas. Esto último se debe a que el calendario hebreo se rige por la luna, mientras que el calendario cristiano se rige por el sol. Además, los cristianos hicieron énfasis en la significación del día domingo, día en que Jesucristo resucitó, mientras que la Pascua judía no distingue entre día alguno de la semana.

Significado de la Pascua

La Pascua cristiana se podría describir como la reinterpretación cristiana de la Pascua judía. No solo porque Jesús de Nazaret murió y resucitó durante el tiempo de celebración pascual de los hebreos, sino también porque la última cena que el profeta tuvo con sus apóstoles sirvió para transformar el sentido de la cena de Pascua tradicional y asignarle al pan y al vino una equivalencia con el cuerpo y la sangre de Jesucristo.

Por otro lado, la resurrección de Jesús de Nazaret resultó tan importante porque satisfacía las profecías del Antiguo Testamento sobre la llegada del mesías, el hijo de Dios, lo cual constituye prueba del juicio venidero de Dios sobre la Tierra, en el que se castigará con dureza a los pecadores y se salvará a los fieles. Así, el “nuevo pacto” de la humanidad con Dios sería posible gracias al sacrificio del mesías.

Por otro lado, la Pascua en el hemisferio norte coincide con la llegada de la primavera, una estación asociada al renacimiento y el fin de las durezas del invierno, en el que no hay cosecha posible. Los pueblos paganos de Europa celebraban la primavera de distintas formas, y la Pascua se convirtió en un símbolo central para ello, gracias a la continua evangelización que protagonizó el Medioevo europeo.

Símbolos de la Pascua

pascua cristianismo simbolos
El huevo es un emblema de origen pagano que representa lo que está por nacer.

La Pascua cristiana involucra distintos símbolos tradicionales como:

  • El Cirio Pascual. El principal símbolo de la Pascua para los católicos es una gran vela blanca encendida, en la que se inscriben las letras alfa (⍺) y omega (⍵), la primera y la última del alfabeto griego, para simbolizar la eternidad de Cristo. La luz de este cirio representa la esperanza de la resurrección frente a la oscuridad del sufrimiento y la muerte.
  • Las flores. La Pascua coincide con la llegada de la primavera, tiempo de renacimiento en el que todo reverdece y las plantas florecen. Esto se simboliza en la presencia de las flores, que de esta manera pasan a ser también símbolos del renacer de Cristo y de la esperanza en la salvación eterna.
  • Los huevos de Pascua. El origen de los huevos como símbolo de la Pascua es incierto, y no es universal a todas las tradiciones cristianas. Es muy común en Europa y en Europa del Este, donde la herencia de los pueblos paganos otorgaba al huevo una significación especial, como emblema de lo que está por nacer y de aquello que aguanta la adversidad con su corteza dura para proteger la vida que hay dentro. Los antiguos romanos, por ejemplo, pensaban que el universo tenía forma de huevo. Eventualmente, este símbolo fue incorporado al cristianismo, y los huevos de Pascua pasaron a ser un obsequio común, ya sea decorados de distintas maneras, o fabricados en dulce, masa o chocolate, como un obsequio infantil.
  • El conejo de Pascua. El conejo no era un animal muy bien visto en la tradición cristiana medieval, razón por la cual su presencia en la Pascua es muy debatida. Sin embargo, existen relatos que lo asocian con la tumba de Jesús de Nazaret en el monte Gólgota: se dice que un conejo se deslizó hacia adentro cuando sellaron la tumba y fue el primer testigo de la resurrección del mesías. Y cuando abrieron la tumba tres días después, el conejo emergió de ella como un símbolo de la vida que renace en el corazón de la adversidad.

Más en: Símbolos de la Semana Santa

Pascua judía

La Pascua judía o Pésaj es la conmemoración de la liberación del pueblo judío de su condición de esclavitud en el Antiguo Egipto, y su partida hacia las Tierras Prometidas de Canaán, según se narra en el Libro del Éxodo del Antiguo Testamento (en el Pentateuco, equivalente a la Torá hebrea).

Se trata de una de las tres fiestas de peregrinaje del judaísmo (Shalosh Regalim), y comienza según el calendario tradicional hebreo (lunar) el 14 de Nisán, y se prolonga luego durante 7 días (8 en la diáspora) durante los que está prohibido ingerir alimentos derivados de cereales fermentados, y se come en su lugar pan sin levadura (pan ácimo). También se suelen rezar oraciones especiales, se preparan alimentos rituales y se cesa totalmente el trabajo.

Sigue con: Corpus Chirsti

Referencias

¿Cómo citar?

"Pascua". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/pascua/. Última edición: 13 de junio de 2022. Consultado: 30 de junio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)