Árbol de la vida

Te explicamos qué es el árbol de la vida y qué representa. Además, te contamos cuál es su significado en diferentes tradiciones mitológicas.

En la mitología escandinava, Yggdrasil, el árbol del mundo, conectaba los distintos planos de existencia.
El árbol de la vida o árbol sagrado está asociado tanto con la vida como con la muerte.

¿Qué es el árbol de la vida?

El árbol de la vida o árbol sagrado es un arquetipo común a numerosas mitologías, religiones y relatos folklóricos de distintas culturas del mundo, que propone la existencia de un árbol cósmico y eterno que cumple un rol fundamental para la existencia del mundo y/o de la vida.

Árboles míticos como el Yggdrasil de la mitología nórdica, el árbol del bien y el mal del Génesis bíblico, e incluso el árbol Bo de la religión budista son ejemplos de las distintas encarnaciones de este símbolo ancestral. Como ocurre con muchos otros símbolos, el árbol de la vida también hace aparición en otro tipo de discursos y contextos, como el científico y el artístico. De allí proviene el árbol universal de la vida, esquema de la evolución de la vida propuesto por Charles Darwin en su texto El origen de las especies de 1859, o El árbol de la vida, cuadro de 1909 del pintor austríaco Gustav Klimt.

El árbol de la vida está íntimamente vinculado al árbol del mundo y, en sus diversos contextos de aparición, suele jugar un papel misterioso. Normalmente se halla escondido en laberintos, jardines sagrados o lugares remotos, y custodiado por diferentes tipos de guardianes, dado que suele también esconder grandes tesoros, verdades ancestrales u otro tipo de secretos que, normalmente, un héroe está obligado a obtener.

Desde un punto de vista simbólico, el árbol de la vida representa las energías primigenias de la creación, que nutren el mundo y lo mantienen en equilibrio. A menudo esto implica encarnar la tarea divina, por lo que se trata de un símbolo muy común en el arte y la arquitectura religiosos, asociado tanto con la vida como con la muerte. Sus ramas alzadas hacia el cielo y sus raíces sumergidas en lo profundo remiten a la conexión entre los reinos fundamentales y, por lo tanto, a la armonía universal y los ciclos vitales.

Ver además: Mitología nórdica

El árbol de la vida en la mitología

Adán y Eva son convencidos por la serpiente de probar el fruto del árbol del conocimiento.
En la mitología judeocristiana existía un árbol sagrado y prohibido a los primeros seres humanos.

Algunos de los más conocidos ejemplos de aparición del árbol de la vida en diferentes tradiciones mitológicas son:

  • En la mitología escandinava, Yggdrasil, el árbol del mundo, conectaba los distintos planos de existencia, como eran el reino de las hadas (Älfheim), de los muertos (Helheim) o de los dioses (Asgard), entre otros. Según la tradición, el dios Odín se cuelga de sus ramas para adquirir la sabiduría y sus manzanas eran las responsables de la inmortalidad de los dioses.
  • En la tradición religiosa monoteísta compartida por el judaísmo, el cristianismo y el islam, en el Jardín del Edén, creado por Dios, existía un árbol sagrado y prohibido a los primeros seres humanos, quienes desobedecieron la voluntad divina y comieron sus frutos, lo que causó la desgracia de la humanidad y el inicio de la muerte. Dicho árbol se llama en los distintos textos sagrados de estas religiones hermanas “el árbol del bien y el mal”, “el árbol de la inmortalidad” o “el árbol del conocimiento”.
  • En la mitología china, el árbol de la vida se representa a menudo acompañado de un fénix y/o un dragón, criaturas que custodiaban sus melocotones ancestrales, capaces de otorgar la vida eterna y que maduraban una vez cada 3 mil años.
  • En la tradición religiosa budista, el árbol Bo, también conocido como Bodhi, es una higuera o un pipal a cuya sombra el joven Buda se sentó a meditar hasta obtener la iluminación. Las semillas de este árbol fueron luego llevadas por Buda hasta Prayag Raj, cerca del monte Kailash, donde hoy se encuentra el Palacio de la Medicina Budista.
  • En la religión hinduista, el Akshaya Vata es un árbol eterno e inmune a los ciclos divinos de destrucción y creación, de modo que en sus hojas descansa el dios Krishna, en forma de bebé.
  • En las diferentes religiones y mitologías mesoamericanas, el árbol de la vida es un motivo común y recurrente en los períodos formativos medios o tardíos de su historia. Se lo puede hallar en representaciones mayas, aztecas, olmecas, mixtecas e izapas, entre otras, a menudo identificado con una ceiba o con un caimán en posición vertical.
  • En la mitología y el imaginario turcos, se llama al árbol del mundo Ulukayin, y se cree que fue plantado por el dios Kayra. Dicho árbol, además, simboliza la fe en el renacimiento, crecimiento y desarrollo de los pueblos turcos, por lo que se halla presente en diferentes símbolos patrios y políticos.
  • En el misticismo hebreo y la cábala, el árbol de la vida es un símbolo central y recurrente, representado como un conjunto de 10 esferas (sefirot) y 22 senderos que debe recorrer el iniciado para aproximarse a la verdad de Dios. De acuerdo a la cábala, el árbol del mundo constituye una especie de mapa de la creación.

Sigue con: Historia de Adán y Eva

Referencias

¿Cómo citar?

"Árbol de la vida". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/arbol-de-la-vida/. Última edición: 13 de febrero de 2023. Consultado: 20 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 13 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)