Concepto de
Cultura Mixteca

Te explicamos qué fue la cultura mixteca, sus costumbres, política, economía y otras características. Además, sus principales aportaciones.

cultura mixteca
La cultura mixteca ocupó Monte Albán luego de ser abandonada por los zapotecos.
  1. ¿Qué fue la cultura mixteca?

La cultura mixteca o civilización mixteca fue una de las más antiguas culturas precolombinas mesoamericanas, antecesora del actual pueblo mixteca mexicano. Floreció al sur del actual territorio de México. Su época de esplendor terminó en el siglo X, pero el pueblo mixteca sobrevivió hasta su encuentro con los conquistadores españoles en el siglo XV.

La cultura mixteca compartió muchos rasgos con sus vecinos zapotecos, junto a quienes se llamaban a sí mismos como “pueblo de la lluvia”. Sin embargo, cada una de estas culturas emprendió su camino distinto, a medida que se integraban a la compleja red de relaciones panmesoamericanas de la época.

Su apogeo fue durante el Período Clásico Mesoamericano (200 d. C. hasta 900 d. C.). El mismo estuvo de algún modo vinculado al de importantes centros urbanos como Teotihuacán y Monte Albán.

A juzgar por los rastros arqueológicos, su decadencia se produjo debido a un proceso de balcanización de la zona, o sea, de desintegración en culturas aisladas y enemistadas. Esto los hizo vulnerables a la presión de parte del Imperio azteca primero y luego de los conquistadores españoles.

Otras culturas:

  1. Ubicación de la cultura mixteca

La cultura mixteca ocupó durante su historia el territorio conocido como La Mixteca (Ñuu Dzahui, en su lengua, “País de la lluvia”), ubicado en el sur de México, en el territorio de los actuales estados de Puebla, Oaxaca y Guerrero.

Se trata de una región montañosa, que esta cultura ocupó en dos zonas distintas: la baja (noroeste de Oaxaca y suroeste de Puebla) y la alta (noroeste de Guerrero y oeste de Oaxaca).

  1. Costumbres y tradiciones de la cultura mixteca

Los mixtecas compartieron muchos rasgos con otras culturas mesoamericanas como la maya y la mexica (azteca), incluidos muchos elementos mitológicos y su culto a la divinidad solar (Yya Ndicahndíí o Taandoco).

Sin embargo, la religión mixteca se caracterizó por ser animista, y su deidad protectora era Dzahui, personificación de la lluvia, cuyos atributos en muchos sentidos se asemejan a los del Tláloc de los teotihuacanos y toltecas. Otra deidad importante era la del fuego, Huehuetéotl, especialmente en la baja mixteca.

Se sabe que los mixtecas veneraban a sus dioses con sacrificios humanos y animales. Sus líderes religiosos tenían una posición jerárquica dentro de la sociedad, que por lo demás era fundamentalmente militarista.

Los mixtecas incluso desarrollaron sus propias estrategias bélicas, sus propias armas y fueron tenaces guerreros. Esto se evidencia en su arte cerámico, mucho del cual se conserva todavía en abundancia, y sus estatuillas metálicas, aunque la metalurgia fue una actividad poco y tardíamente desarrollada en la región.

El idioma de esta cultura era el protomixtecano, del cual derivan las lenguas mixtecas aún habladas en el sur de México, con un margen tal de diversificación que la variante costeña y la montañosa eran idiomas prácticamente distintos. Los mixtecos cultivaron una escritura pictográfica, de la que se conservan algunos códices.

  1. Economía de la cultura mixteca

monte alban-metalurgia oro tumba 7 cultura mixteca
Los mixtecos eran maestros en la creación de objetos de oro.

Como la mayoría de los pueblos mesoamericanos, la economía mixteca se sustentaba mayormente en la agricultura. Sus cultivos más importantes eran de maíz, frijol, chile y calabaza, y de productos no alimentarios como el algodón y el cacao, en las regiones donde el clima lo permitía.

Sin embargo, su cultura se enfrentó constantemente al abrupto relieve y la escasez de agua, típicos de la región, por lo que desarrollaron un sistema de cultivos en terrazas, llamados coo yuu.

Extraían el caliche (carbonato de calcio) de minas cercanas, y consumían la carne de guajolotes (pavo salvaje) y de xoloitzcuintles (perro salvaje), abundantes en la región y domesticados por diversos pueblos mesoamericanos. También criaban cochinilla, una especie parásita del nopal, y practicaban la pesca eventual en las costas del pacífico.

Junto a otros pueblos mesoamericanos, los mixtecas participaron en la vasta red de comercio de la región, siendo importantes productores de metales, como la magnetita.

  1. Política de la cultura mixteca

La organización mixteca fue señorial: generalmente otorgaban a sus líderes militares el gobierno de los aspectos civiles y económicos también. Algunos de los reinos mixtecas más importantes fueron los fundados en el siglo X bajo el gobierno de Ocho Venado Garra de Jaguar, un célebre cacique de la costa, que inició un ávido proceso expansionista.

Tututepec (Yacudzáa), Tilantongo (Ñuu Tnoo Huahi Adehui) y Ñuu Cohyo fueron algunos de los reinos unificados bajo su mando. Este cacique los gobernó hasta su muerte.

Aunque a veces eran aliados y otras veces rivales, mixtecas y toltecas debieron unirse para resistir las incursiones del Imperio mexica (también llamado azteca), eventualmente perdiendo importantes ciudades ante las huestes de México-Tenochtitlán.

Por esta razón, ante la llegada de los conquistadores españoles, muchos señores mixtecas se sometieron voluntariamente al mando de España a cambio de ayuda contra los despiadados aztecas.

  1. Aportaciones de la cultura mixteca

codice-cultura mixteca aportaciones
Los códices mixtecos detallan la genealogía de las familias importantes.

Los mixtecas dejaron tras de sí una importante evidencia arqueológica, así como un aporte significativo al imaginario actual del sur de México. De todo ello puede destacarse:

  • La artesanía cerámica. Decorada con múltiples colores, la artesanía mixteca fue abundante y llamativa. Aún perduran vasijas rituales y otros objetos cerámicos, especialmente en las vecindades de Monte Negro y Puebla.
  • La orfebrería. A pesar de ser poco desarrollada en la región, los mixtecas cultivaron la orfebrería, especialmente el trabajo del oro, que llamaban “excremento de los dioses”, y que manejaban en aleaciones, tallados y piezas martilladas.
  • El Día de los muertos. Si bien esta tradición célebre de la cultura mexicana no tiene un único progenitor, se piensa que los mixtecas podrían haber contribuido a su preservación, ya sea como una costumbre propia o como herencia o contagio de otros pueblos prehispánicos de la región, entre los que había mucho sincretismo.
  • Códices mixtecos. Se conservan diversos códices de la literatura mixteca, en la que se detallan las genealogías de las familias más importantes, sobre un cuero de piel de venado. Este es quizá uno de los aportes más importantes de esta cultura al legado arqueológico mesoamericano.

Sigue con: Cultura olmeca

Referencias:

Última edición: 12 de noviembre de 2019. Cómo citar: "Cultura Mixteca". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/cultura-mixteca/. Consultado: 18 de noviembre de 2019.