Cultura olmeca

Te explicamos qué fue la cultura olmeca, su economía, religión, vestimenta y otras características. Además, sus principales aportes.

cultura olmeca cabeza gigante mesoamerica
La cultura olmeca surgió en torno al 1200 a. C. en Mesoamérica.

¿Qué fue la cultura olmeca?

La cultura olmeca (también llamada civilización olmeca) fue una cultura precolombina que habitó en Mesoamérica desde mediados del período Formativo o Preclásico (alrededor del 1200 a. C.) hasta el inicio del período Preclásico Tardío (en torno al 400 a. C.). Se la suele considerar la “madre” de las demás culturas mesoamericanas, pues fue la primera sociedad compleja del área y ejerció mucha influencia en la región.

El término “olmeca” (olmecatl) significa “habitante de la región del hule” en lengua náhuatl (la lengua hablada por los aztecas). Es el nombre que les dio muchos siglos después el Imperio azteca o mexica a los habitantes de los actuales estados de Veracruz y Tabasco, posiblemente sin distinguir su origen étnico o lingüístico. Sin embargo, es el único vocablo del que se dispone para llamar a los olmecas, pues se desconoce cómo se llamaban a sí mismos.

Tradicionalmente, se considera a los olmecas como quienes inauguraron un estilo artístico y arquitectónico mesoamericano, del que todavía persisten abundantes restos, desde Jalisco hasta Costa Rica. Sus motivos fueron luego adoptados y reelaborados por las culturas posteriores de la región. La decadencia de la cultura olmeca y de su arte se suele ubicar en el 400 a. C.

Otras culturas mesoamericanas fueron: cultura teotihuacana, cultura tolteca, cultura maya, cultura azteca, cultura totonaca, cultura zapoteca, cultura mixteca.

Puntos clave

  • La cultura olmeca fue la primera gran civilización prehispánica de Mesoamérica.
  • Surgió en el sudeste de México en el 1200 a. C. y entró en decadencia en torno al 400 a. C.
  • Es especialmente conocida por sus centros ceremoniales y sus monumentos, como las cabezas colosales talladas en piedra.
  • Produjo un legado cultural y artístico importante e influyó en otras culturas mesoamericanas posteriores.

Ver además: Culturas mesoamericas

Ubicación geográfica de los olmecas

Los olmecas surgieron en la región del sudeste del actual México, en el sur del estado de Veracruz y el oeste de Tabasco, en la costa del golfo de México. Posteriormente, su influencia se extendió a lo largo y ancho de la región mesoamericana, en los territorios de las actuales Guatemala, Belice, El Salvador, Nicaragua, Honduras y algunos estados de México.

Hay indicios tempranos de algunas características del arte olmeca en Chiapas y los Valles Centrales de Oaxaca, pero los centros ceremoniales (espacios planificados para las ceremonias políticas y religiosas con plazas, plataformas y edificaciones) desde los que se extendió esta cultura se ubicaron en el golfo de México. Los principales centros ceremoniales y sus respectivas fechas de esplendor fueron: San Lorenzo (1200-900 a. C.), La Venta (900-400 a. C.) y Tres Zapotes (400 a. C.).

Economía y organización social de la cultura olmeca

La economía de los olmecas era principalmente agrícola, basada en el cultivo de maíz, frijoles, calabaza y otras plantas. También dedicaban un margen importante de tiempo al comercio con los pueblos vecinos, a través de amplias redes de intercambio.

De este modo, los olmecas obtenían recursos preciosos, como el jade y la obsidiana, con los que elaboraban estatuillas y otros artefactos que utilizaban ellos mismos o los intercambiaban. A raíz de esto, las características de la cultura olmeca se extendieron por Mesoamérica e influyeron en otras culturas.

Por otro lado, no es mucho lo que se sabe respecto al modo de organizarse de los olmecas, pero a juzgar por los motivos de su arte y por las características de sus centros ceremoniales, es probable que tuvieran una sociedad compleja, con diversos estamentos, en la que los guerreros tenían un rol destacado y los gobernantes eran identificados con los dioses. Estos gobernantes posiblemente accedían al cargo de manera hereditaria y fueron representados en esculturas, como las famosas cabezas colosales olmecas.

Religión y deidades de la cultura olmeca

Los olmecas rendían culto a diferentes divinidades.

La evidencia disponible sugiere que la cultura olmeca era profundamente religiosa. El arte olmeca contiene representaciones de una gran cantidad de seres sobrenaturales, lo que permite saber que era una sociedad politeísta, con deidades vinculadas con la agricultura, los astros, los volcanes y otros aspectos del mundo natural y del cosmos.

Además, los olmecas rendían culto a animales considerados sagrados, como el jaguar, que además dio origen a los llamados “hombre-jaguar”, seres que eran mitad felinos y mitad humanos. También adoraban sapos, caimanes, águilas, serpientes, tiburones y un conjunto de seres representados con cabeza de un animal y cuerpo de otro.

Se estima que fue una religión dinástica, es decir, que vinculaba a sus gobernantes directamente con los dioses, como si fueran sus herederos.

Vestimenta olmeca

A juzgar por las estatuillas y otras representaciones artísticas que aún se conservan, los olmecas vestían ropas livianas de algodón u otras fibras vegetales. Además, utilizaban diversos métodos de adorno personal según la actividad desempeñada y el lugar ocupado dentro del orden jerárquico de la sociedad.

Las plumas, las perforaciones en tabiques nasales, las narigueras, los aretes y los ornamentos pectorales eran comunes en algunos hombres, especialmente en los guerreros y gobernantes. Los gobernantes, además, podían llevar algún tocado o casco en la cabeza. Las mujeres podían tener orejeras, peinados y tocados que destacaran su estatus social y vestir prendas superiores, como el huipil y el quechquemitl, con faldas debajo.

Aportes de los olmecas

La cultura olmeca influyó en las culturas mesoamericanas posteriores.

Los olmecas contribuyeron significativamente a la cultura mesoamericana a través del desarrollo de un estilo artístico, arquitectónico y simbólico que influyó en otras sociedades de la región. En este sentido, se destacaron por:

  • El descubrimiento del hule o látex natural a partir de los árboles de caucho de la región.
  • La elaboración de imponentes esculturas enterradas con forma de cabeza, de hasta tres metros de altura, talladas en piedra y conocidas como “cabezas colosales”.
  • La construcción de pirámides y centros ceremoniales que inspiraron a otras culturas posteriores.
  • El culto a divinidades con formas de animales, como la serpiente, que pudieron haber influido en las creencias de culturas vecinas o posteriores.
  • El cultivo del cacao y las primeras formas de preparación del chocolate, que se extendieron por Mesoamérica.
  • El desarrollo de un deporte en el que se empleaban pelotas de goma en unas canchas especialmente diseñadas, que probablemente influyó en el juego de pelota practicado por otras culturas mesoamericanas.

Ver además:

Referencias

  • Britannica, Encyclopaedia (2023). Olmec. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/
  • Khan Academy (s.f.). The Olmec. Khan Academy. https://www.khanacademy.org/
  • López Austin, A. & López Luján, L. (2001). El pasado indígena. Fondo de Cultura Económica-El Colegio de México.
  • Manzanilla, L. & López Luján, L. (coords.) (2001). Historia Antigua de México. 4 vols. Instituto Nacional de Antropología e Historia.
  • von Wobeser, G. (coord.) (2014). Historia de México. Fondo de Cultura Económica.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Cultura olmeca". Autor: Augusto Gayubas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/cultura-olmeca/. Última edición: 11 de julio de 2024. Consultado: 18 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 11 julio, 2024
Revisado por Augusto Gayubas
Doctor en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)