Cuál es la
Historia de Adán y Eva

Te explicamos cuál es la historia de Adán y Eva, dónde se encuentra relatada y qué interpretaciones laicas y religiosas se le han dado.

historia de adan y eva
La historia de Adán y Eva es el inicio de la mitología judía, cristiana e islámica.

La historia de Adán y Eva

De acuerdo a la tradición islámica y judeocristiana, Adán y Eva fueron los primeros seres humanos en existir. Son los protagonistas del relato bíblico y coránico del origen de la humanidad, según se cuenta en el primer libro del Antiguo Testamento (llamado Génesis, es decir, origen) y del Corán.

Además, su importancia también reside en que son quienes cometieron el Pecado Original de la humanidad, es decir, quienes ocasionaron la existencia mortal y trabajosa que a partir de entonces conocemos todos los seres humanos.

El de Adán y Eva es uno de los relatos cosmogónicos más conocidos de la Antigüedad. Es el punto de origen de la mitología judía que más adelante heredaron el cristianismo y el islam.

Se trata de un relato de culpas y castigos, que durante siglos fue interpretado en Occidente más o menos al pie de la letra, pero cuyo valor cultural y simbólico es sumamente importante, pues sobre él se construyó todo un discurso moral y religioso respecto de la sexualidad y de los roles asignados a hombres y a mujeres.

Según la tradición, los primeros humanos fueron creados por Dios en el sexto día de la creación, a partir del barro (Adán) y a partir de una costilla de Adán (Eva), y colocados en el Jardín del Edén: un sitio paradisíaco en el que podían convivir en perfecta armonía con el resto de los animales y con el mundo mismo, pues eran las criaturas favoritas de Dios.

En dicho lugar tenían casi todo permitido y podían alimentarse de cualquier árbol disponible, excepto de uno que Dios, para probar su fidelidad y su obediencia, les tenía estrictamente prohibido: el árbol del conocimiento del bien y el mal.

Aunque Dios les había advertido que probar los frutos de ese árbol les ocasionaría la muerte, la historia cuenta que una serpiente manipuló a Eva y no sólo la hizo probar del fruto prohibido, sino también ofrecérselo a Adán. Así, ambos adquirieron la conciencia del bien y el mal.

Entonces, tal y como Dios les había advertido, Adán y Eva fueron expulsados del paraíso y condenados por voluntad divina con la muerte, el trabajo, el dolor y la vergüenza.

A Adán, Dios dijo: “Con el sudor de tu rostro ganarás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y en polvo te convertirás” (Génesis 3:19). A Eva dijo: “Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará sobre ti”.

Entonces Adán y Eva tuvieron que aprender a vivir por su cuenta, y trajeron al mundo tres hijos: Caín, Abel y Set, dando así origen a la humanidad entera.

Puede servirte: Conocimiento religioso

Interpretaciones del mito

El mito de Adán y Eva ha sido motivo de numerosísimas interpretaciones, versiones y composiciones artísticas, teológicas o literarias. Durante siglos fue materia de debate entre teólogos y estudiosos cristianos, quienes discutían el modo correcto de interpretar las alegorías del relato y a menudo sacaron de ellas conclusiones que moldearon la sociedad en Occidente.

Por ejemplo, el hecho de que fuera Eva quien diera el fruto de comer a Adán, fue a menudo leído como prueba suficiente de la naturaleza pecaminosa de la mujer, en general, y de que ocupara un lugar subordinado en la sociedad a lo largo de la historia.

Similarmente, las distintas iglesias cristianas asumieron la obligación de librar a sus seguidores del Pecado Original, o sea, del pecado de Adán y Eva que se transmite y se hereda a lo largo de las generaciones. Para ello, por ejemplo, se aplicaba el rito del bautismo, pues los niños, inocentes desde cualquier otro punto de vista, cargan consigo aquel pecado milenario.

También ha habido numerosas interpretaciones laicas del mito de Adán y Eva, que han visto el árbol del conocimiento del bien y el mal como una metáfora del saber humano, de la razón humana y la capacidad de inventiva, con la cual los seres humanos podemos tratar de ser, de algún modo, dioses también, cambiando a nuestra voluntad la naturaleza del mundo.

Otras lecturas más orientadas hacia lo psicoanalítico, en cambio, hacen hincapié en que tras comer el fruto prohibido, Adán y Eva “se dieron cuenta de su desnudez y sintieron vergüenza”, lo cual sugiere que el Pecado Original tiene que ver con la sexualidad, lo haciendo del fruto y la serpiente poco más que metáforas eróticas. De ser así, el castigo de Dios vendría dado porque ya no era el único capaz de “hacer” seres humanos.

Del modo que sea, la Historia de Adán y Eva se mantiene hasta nuestros días y es representada en una infinidad de cuadros, fotografías, relatos literarios, piezas musicales y obras de arte en general, especialmente durante los siglos de fuerte influencia cristiana en el arte occidental.

Sigue con: Diez mandamientos

Referencias:

Última edición: 17 de febrero de 2021. Cómo citar: "Historia de Adán y Eva". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/historia-de-adan-y-eva/. Consultado: 07 de mayo de 2021.

Artículos recomendados