Tanaj

Te explicamos qué es el Tanaj, cuáles son los libros que lo componen y cuál es el contenido e importancia de cada uno de ellos.

Un rabino estudia el Tanaj en una extensa biblioteca.
El Tanaj consta de tres compendios distintos de escritos.

¿Qué es el Tanaj?

El Tanaj, también conocido como la Mikrá, es uno de los libros sagrados del judaísmo, que contiene los veinticuatro volúmenes canónicos de leyes, relatos y enseñanzas que sostienen la cultura y la religión judía. A menudo referido incorrectamente como “la biblia hebrea”, el Tanaj consta de tres compendios distintos de escritos, cuyas iniciales en hebreo constituyen el acrónimo que es su nombre: la Torá (ta), el Nevi’im (na) y el Ketuvim (kh).

Es una obra religiosa compleja y abarcativa, que presenta significativas diferencias con el Antiguo Testamento de la Biblia cristiana (tanto católica como ortodoxa). Normalmente está escrito en hebreo antiguo, aunque con pasajes en arameo antiguo. Existe, sin embargo, una traducción al hebreo moderno llevándose a cabo en el actual estado de Israel, conocido como el Tanaj Ram.

Cada uno de los conjuntos de textos que integran el Tanaj trata sobre un tema específico y está compuesto por un número determinado de libros, de la siguiente manera:

Torá

El profeta moisés muestra las tablas de la ley al pueblo judío, como narra la Torá.
La Torá narra la historia judía desde el origen del mundo hasta la muerte de Moisés.

Su nombre en hebreo puede traducirse como “ley” o “instrucción”, y consta de cinco libros, equivalentes al llamado pentateuco cristiano, o sea, a los cinco primeros libros del Antiguo Testamento bíblico. Estos cinco libros son:

  • Génesis. Su nombre en hebreo es bereshit (“en el comienzo”) y narra la creación del mundo y de los primeros seres humanos, así como su caída en desgracia y expulsión del paraíso terrenal, eventos que conducen a la fundación del pueblo elegido, el pueblo de Israel.
  • Éxodo. Su nombre en hebreo es shemot (“nombres”) y narra el escape del pueblo judío, sometido a esclavitud en las tierras egipcias, gracias al liderazgo del profeta Moisés.
  • Levítico. Su nombre en hebreo es vayikra (“y lo llamó”) y contiene las leyes que Dios (Yahvé) dictó a su profeta Moisés para la conducción del pueblo de Israel y para la fundación del culto y sacerdocio judío.
  • Números. Su nombre en hebreo es bamidbar (“en el desierto”) y relata la travesía de las tribus israelíes por el desierto y luego por las llanuras moabitas, antes de cruzar el río Jordán hacia la Tierra Prometida de Canaán.
  • Deuteronomio. Su nombre en hebreo es devarim (“estas son las palabras”) y contiene los sermones pronunciados por el profeta Moisés al pueblo israelí, antes de ingresar a la Tierra Prometida, así como el traspaso del mando de Moisés a Josué y, finalmente, la muerte del profeta.

Más en: Torá

Nevi’im

Loth y Abraham en Canaán, en un antiguo grabado.
El pueblo hebreo necesitó organizarse luego de su llegada a Canaán.

Su nombre en hebreo significa “profetas” y es el libro más extenso del Tanaj, pues en su contenido se relatan las historias de los grandes profetas antiguos de la tradición hebrea, organizados en dos conjuntos: los profetas mayores (los siete primeros) y los profetas menores (los últimos doce). La totalidad de su contenido se organiza de la siguiente manera:

Profetas mayores:

  • Libro de Josué. Narra la entrada del pueblo israelí a la Tierra Prometida de Canaán, guiado por Josué, heredero político y religioso del profeta Moisés.
  • Libro de los Jueces. Narra el estado de desorganización del pueblo israelí tras su llegada a Canaán, y la manera en que los jueces resolvían problemas puntuales y sentaban una primera jurisprudencia.
  • Libro de Samuel. Dividido en dos partes (Samuel I y Samuel II), narra el advenimiento y reinado del profeta Samuel, la guerra de los israelíes contra los filisteos y la derrota del gigante Goliat a manos de David, así como los reinados de Saúl y, posteriormente, del propio David.
  • Libro de los Reyes. Dividido en dos partes (Reyes I y Reyes II), continúa la narración de los eventos iniciados en el libro de Samuel y detalla la historia de los reinos de Judá e Israel, especialmente durante el reinado de Salomón, luego la caída de Samaria y de Jerusalén, y culmina con el cautiverio del pueblo judío en Babilonia.
  • Libro de Isaías. Relata la vida del profeta Isaías, así como el anuncio de la llegada de un mesías salvador, que conducirá a Israel a convertirse en Sion, la capital del mundo.
  • Libro de Jeremías. Narra la vida del profeta Jeremías, durante el final del reinado de Josías, rey y reformador de la religión judía, y posteriormente de Sedequías. El libro se centra en la naturaleza del pacto entre Dios y el pueblo elegido, así como la coyuntura histórica en la que se enfrentaron Egipto, Babilonia y Asiria.
  • Libro de Ezequiel. Relata las siete visiones que tuvo el profeta Ezequiel durante su exilio en Babilonia, en las cuales se reflexiona sobre el juicio a las naciones del mundo y el rol que jugará entre ellas el pueblo de Israel.

Profetas menores:

  • Libro de Oseas. Narra la decadencia del reino de Israel, gobernado entonces por Jeroboam II: revueltas, golpes militares y regicidios tuvieron lugar en un lapso de quince años de anarquía. Similarmente, Oseas relata el extravío moral y religioso del pueblo israelí.
  • Libro de Joel. Contiene un relato en dos partes diferenciadas: en la primera, el relato de la plaga de langostas que destruye el reino de Israel, ante lo cual el propio Dios promete orden al pueblo judío a cambio de penitencia y oración. En la segunda, se anuncian los eventos del “Día de Yahvé”, en que se restaurará el Edén y Dios juzgará a las naciones humanas.
  • Libro de Amós. Relata la vida del profeta Amós, contemporáneo de Oseas, Isaías y Miqueas, quien sirvió al rey Jeroboam II y predicó la fe verdadera en medio de un clima de creciente extravío moral y religioso.
  • Libro de Abdías. Explica la enemistad entre el pueblo de Israel y el reino de Edom, competidores por el dominio del puerto de Elat en el mar Rojo. En boca del profeta Abdías se profetiza la venganza de Yahveh contra los edomitas, la cual se cumplirá con su conquista por los árabes.
  • Libro de Jonás. Relata los eventos de la misión del profeta Jonás a la ciudad de Nínive, donde pregonó el mensaje del juicio final y la destrucción de la ciudad en un plazo de 40 días. Los habitantes de la ciudad se arrepintieron masivamente y fueron perdonados por Dios.
  • Libro de Miqueas. Narra la vida del profeta Miqueas, durante un lapso de guerra entre el Reino de Israel y el Reino de Judá, preludio a la invasión del primero por parte de los asirios. Miqueas interpretó estos eventos como un castigo de Dios a los israelíes por su adoración a otras deidades, y predicó la venida del mesías que salvaría a Israel.
  • Libro de Nahúm. Narra, en boca del profeta Nahúm, que vivió 150 años después de Jonás, el juicio de Dios sobre las naciones, en especial la de Nínive, capital del Imperio asirio.
  • Libro de Habacuc. Es un libro eminentemente místico, protagonizado por el diálogo entre Dios y el profeta Habacuc, así como un oráculo y un salmo de autoría del profeta.
  • Libro de Sofonías. Detalla, en boca del profeta Sofonías, las advertencias de juicio divino contra Judá y Jerusalén, pero también contra los enemigos del pueblo hebreo, como los filisteos, los sirios, los egipcios, los moabitas o el reino de Kush.
  • Libro de Hageo. Detalla los discursos y proclamas del profeta Hageo durante el tiempo de decadencia del pueblo hebreo (el mismo que narrará casi un siglo después Malaquías), durante el cual era gobernado por los persas y reinaba el desaliento.
  • Libro de Zacarías. Narra las visiones y los oráculos del profeta Zacarías, quien vivió durante el reinado de Zorobabel, monarca impuesto por los persas.
  • Libro de Malaquías. Contiene los oráculos del profeta Malaquías, durante los tiempos de la restauración del templo del rey Salomón. Malaquías predica, en una época de desilusión religiosa, para que el pueblo judío recupere la fe, a través del anuncio del final de los tiempos.

Ketuvim

Job y sus amigos en un grabado de Gustave Dore.
En el libro de Job se narran los sufrimientos de Job, puesto a prueba por Dios y Satanás.

Su nombre en hebreo significa “escritos”, y contiene los escritos que transmiten la sabiduría del pueblo hebreo (los mismos que contiene el Antiguo Testamento cristiano) así como otros libros de naturaleza histórica y profética. Estos libros son:

Los libros de la verdad o libros poéticos:

  • Libro de los Salmos. Contiene cinco volúmenes de poesía religiosa (salmos, o sea, alabanzas a Dios), empleados durante la liturgia en Jerusalén durante el período del Segundo Templo.
  • Libro de proverbios. Contiene una larga colección de máximas o sentencias religiosas, sociales y éticas del pueblo israelí.
  • Libro de Job. Relata los sufrimientos de Job, siervo de Yahveh que es puesto a prueba por Dios y Satanás.

Los cinco rollos o meguinot de las festividades judías:

  • Cantar de los Cantares. Leído durante el Pésaj hebreo, comprende cinco poemas y dos apéndices que relatan el amor entre Sulamita y un joven pastor, obligados a separarse, quienes se buscan el uno al otro con desesperación.
  • Libro de Rut. Leído durante el Shavuot hebreo, narra la historia familiar de Elimelec, migrante judío en Moab, y en particular de Rut, su nuera moabita, quien regresa a Israel para abrazar la religión hebrea y dar pie al linaje que conduciría al rey David.
  • Libro de las Lamentaciones. Leído durante el ayuno de Tisha B’av, contiene cinco poemas elegíacos que lloran la destrucción de Jerusalén a manos del monarca babilonio Nabucodonosor II.
  • Libro del Eclesiastés. Leído durante el Sucot hebreo, es un libro de talante existencial, que a través de las reflexiones de su relator, Qohélet o Kohélet, enseña los fundamentos para una vida más plena y en consonancia con Dios.
  • Libro de Ester. Leído durante el Purim hebreo, narra la historia de Ester, una doncella judía que se convierte en reina de Persia y de Media al contraer matrimonio con el monarca persa Jerjes I (Asuero).

Los libros históricos:

  • Libro de Daniel. Relata la vida de Daniel, un noble judío exiliado en Babilonia, a quien Dios revela en visiones apocalípticas el futuro de la salvación de Israel de manos de sus enemigos.
  • Libro de Esdras. Originalmente compuesto como un mismo libro junto al de Nehemías, relata el retorno del pueblo judío al reino de Sion, luego de sobrevivir al cautiverio en Babilonia.
  • Libro de Nehemías. Comprende un relato de la restauración de Jerusalén tras el exilio babilónico, desde la perspectiva de una primera persona: Nehemías, un judío miembro de la corte de Artajerjes I: el emisario designado por el Imperio persa como gobernador de Jerusalén.
  • Crónicas. Comprende dos libros de crónicas (Crónicas I y Crónicas II), en los cuales se relatan a modo de resumen los eventos más significativos de la historia del pueblo judío desde sus orígenes hasta la vida de cada uno de los reyes judíos.

Sigue con: Corán

Referencias

¿Cómo citar?

"Tanaj". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tanaj/. Última edición: 19 de enero de 2023. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 19 enero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)