Colores secundarios

Te explicamos qué son los colores secundarios en cada modelo cromático y el círculo cromático. Además, los colores primarios y terciarios.

colores secundarios cmyk ryb rgb
Los colores secundarios dependen del modelo cromático utilizado.

¿Qué son los colores secundarios?

Los colores secundarios son los que se obtienen por medio de la mezcla o combinación de los colores primarios o puros. Cada grupo de colores secundarios depende del modelo cromático utilizado.

En el modelo cromático tradicional o RYB, el más conocido, los colores secundarios son verde, naranja y violeta. Este modelo es llamado así por las siglas en inglés de sus colores primarios, que son rojo, amarillo y azul. Se emplea para los pigmentos aplicados directamente sobre una superficie, como los óleos o las témperas.  

En el modelo cromático CMYK los colores secundarios son rojo, verde y azul. Este modelo debe su nombre a las siglas en inglés de cian, magenta y amarillo (los colores primarios del modelo). Se utiliza en los métodos de impresión tradicional o digital. La “k” corresponde a key plate o placa maestra, que se utiliza para resaltar el color negro.

En el modelo cromático RGB los colores secundarios son amarillo, cian y magenta. El nombre del modelo se debe a las siglas en inglés de sus colores primarios: rojo, verde y azul. El modelo RGB se utiliza en el caso de los dispositivos que emiten luz, como pantallas o videoproyectores.

Modelos de color y tipos de síntesis

Modelo tradicional o RYB

Las siglas del modelo RYB provienen del inglés red, yellow, blue, (rojo, amarillo y azul, que son los colores primarios del modelo). Se trata de un modelo de síntesis sustractiva, pues va restando luz a medida que se aplican y mezclan los colores, hasta llegar al negro. Se utiliza en las artes que aplican pigmentos directamente sobre un soporte. Combinando los colores primarios del modelo RYB se pueden obtener los siguientes colores secundarios:

  • Verde (amarillo + azul)
  • Naranja (amarillo + rojo)
  • Violeta (rojo + azul)

Modelo RGB

Las siglas del modelo RGB provienen del inglés red, green, blue (rojo, verde y azul, que son los colores primarios del modelo). Es un modelo de color aditivo, que va sumando luz con cada combinación de color, hasta llegar al blanco. Este modelo se emplea para los dispositivos que emiten luz, como televisores, pantallas y monitores. Combinando los colores primarios del modelo RGB se pueden obtener los siguientes colores secundarios:

  • Amarillo (rojo + verde)
  • Cian (verde + azul)
  • Magenta (rojo + azul)

Modelo CMYK

Las siglas del modelo CMYK provienen del inglés cyan, magenta, yellow (cian, magenta y amarillo, que son los colores primarios del modelo) y se suele incorporar a ellos el negro (representado por la K, de key plate o placa maestra de impresión) como un cuarto “color” para realzar los detalles más oscuros (por lo que el CMYK también se denomina cuatricromía).

Es un modelo de síntesis sustractiva, que va perdiendo luz con cada mezcla de color. Se utiliza en las artes gráficas para todos los soportes y dispositivos de impresión, tanto tradicionales como láser. Combinando los colores primarios del modelo CMYK se pueden obtener los siguientes colores secundarios:

  • Rojo (magenta + amarillo)
  • Verde (amarillo + cian)
  • Azul (cian + magenta)

El círculo cromático

círculo cromático
El círculo cromático organiza los colores según su tono o matiz.

El círculo cromático (o rueda de colores) es una representación gráfica y ordenada de los colores, dispuestos en círculo según su tono o matiz, y en el que se pueden identificar los colores primarios y secundarios.

Se trata de un método tradicional de representación para ubicar los colores, en el que se incluyen más o menos colores dependiendo del nivel de detalle requerido: puede haber círculos cromáticos de 6, 12, 24 o más colores. Existen círculos cromáticos para cada uno de los modelos de color (RYB, RGB o CMYK).

La ubicación de los colores dentro de la rueda de colores, además, señala tanto la afinidad de los colores por sus vecinos, como su relación de oposición complementaria con los colores dispuestos enfrente. Por esta razón, el círculo cromático es una herramienta central en el estudio del color.

Colores primarios

colores secundarios primarios terciarios
De los colores primarios provienen los secundarios y, de la combinación de ambos, los terciarios.

Los colores primarios, también llamados colores puros, son aquellos que en un modelo cromático determinado no se obtienen a partir de ninguna mezcla, sino que son los colores fundamentales de los que parten todos los demás colores.

Esta forma de entender el color es un modelo idealizado, ya que en realidad la luz blanca (en la que están contenidos todos los colores) se descompone en una infinidad de tonos, entre los cuales el ojo humano solo puede distinguir un cierto rango. El ojo tiene receptores para determinadas longitudes de onda. Estos receptores pueden ser de tres tipos: L, M y S, y son capaces de captar los colores rojo, verde y azul, a partir de los cuales se componen todos los colores que percibimos.

De acuerdo al modelo cromático, los colores primarios son:

  • Rojo, amarillo y azul, según el modelo tradicional o RYB.
  • Rojo, verde y azul, según el modelo RGB.
  • Cian, magenta y amarillo, según el modelo CMYK.

Colores terciarios

Los colores terciarios, también llamados colores intermedios, son aquellos que se obtienen al mezclar un color primario o puro con un color secundario. Estos son los colores predominantes en la naturaleza y los que mayor variedad de tonos permiten, por lo que han sido históricamente utilizados por pintores y artistas.

En los modelos cromáticos CMYK y RGB puede haber infinidad de colores terciarios o intermedios. En el modelo cromático tradicional (RYB) es posible distinguir estos cinco:

  • El cartujo, obtenido a través de la mezcla de verde y amarillo.
  • El bermellón, obtenido a través de la mezcla de rojo y naranja.
  • El ámbar, obtenido a través de la mezcla de amarillo y naranja.
  • El turquesa, obtenido a través de la mezcla de azul y verde
  • El púrpura, obtenido a través de la mezcla de azul y magenta.
  • El grana, obtenido a través de la mezcla de rojo y púrpura.

Colores complementarios

colores complementarios
Los colores complementarios generan el mayor contraste posible al ser puestos uno junto al otro.

Se llama colores complementarios (u opuestos complementarios) a aquellos que se ubican en posiciones antagónicas o contrarias en el círculo cromático y que, al ser mezclados, arrojan como resultado un color neutral (gris, blanco o negro). Además, al ser puestos uno junto al otro generan el mayor contraste posible.

El círculo cromático suele emplear la versión más saturada de los colores. Según el modelo cromático tradicional (RYB), son colores complementarios:

  • Azul y naranja.
  • Rojo y verde.
  • Amarillo y violeta.

Sigue con:

Referencias

  • Albers, J. (2010). Interacción del color. Alianza.
  • Kendall, E. (16 de mayo 2024). Color wheel. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Colores secundarios". Autor: Fanny Pirela Sojo. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/colores-secundarios/. Última edición: 11 de julio de 2024. Consultado: 12 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 11 julio, 2024
Revisado por Fanny Pirela Sojo
Licenciada en Artes (Universidad Central de Venezuela). Magíster en Comunicación y Creación Cultural (Instituto Walter Benjamín).

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)