Colores secundarios

Te explicamos qué son los colores secundarios en cada modelo cromático y qué es el círculo cromático. Además, los colores primarios y terciarios.

colores secundarios cmyk ryb rgb
Los colores secundarios dependen del modelo cromático utilizado.

¿Qué son los colores secundarios?

Los colores secundarios son todos aquellos que se obtienen a través de la mezcla o combinación de los colores primarios o puros. Cuáles son exactamente estos colores dependerá del modelo cromático utilizado:

  • El modelo tradicional o RYB. Las siglas de su nombre provienen del inglés Red, Yellow, Blue, es decir, rojo, amarillo y azul, ya que estos son sus colores primarios. Es un modelo sustractivo de color, que va restando luz conforme se combinan los colores, hasta llegar al negro. A través de la combinación de estos colores primarios se pueden obtener los siguientes colores secundarios: verde (amarillo + azul), naranja (amarillo + rojo) y morado (rojo + azul).
  • El modelo RGB. Las siglas de su nombre provienen del inglés Red, Green, Blue, es decir, rojo, verde y azul, ya que estos son sus colores primarios. Es un modelo aditivo de color, que va sumando luz conforme se combinan los colores. A través de la combinación de estos colores primarios se pueden obtener los siguientes colores secundarios: amarillo (rojo + verde), cian (verde + azul) y magenta (rojo + azul).
  • El modelo CMYK. Las siglas de su nombre provienen del inglés Cyan, Magenta, Yellow, es decir, cian, magenta y amarillo, ya que estos son sus colores primarios. A menudo se incorpora a ellos el negro (representado por la K). Es un modelo de síntesis sustractiva de color, que va perdiendo luz conforme se mezclan los colores. A través de la combinación de sus colores primarios se pueden obtener los siguientes colores secundarios: rojo (magenta + amarillo), verde (amarillo + cian), azul (cian + magenta), negro (cian + magenta + amarillo).

Puede servite: Teoría del color

El círculo cromático

círculo cromático
El círculo cromático organiza los colores según su tono o matiz.

Se conoce como círculo cromático o rueda de colores a una representación gráfica y ordenada de los colores, dispuestos en círculo según su tono o matiz, y en la que se pueden identificar los colores primarios y secundarios.

Se trata de un método muy tradicional de disponer los colores, en el que se incluyen más o menos colores dependiendo del nivel de detalle que se desee. Existen, así, círculos cromáticos de 6, 12, 24 o más colores, y existen círculos cromáticos para cada uno de los modelos cromáticos establecidos (RYB, RGB o CMYK).

La ubicación de los colores dentro de la rueda de colores, además, señala tanto la afinidad de los colores por sus vecinos, como su relación de oposición complementaria con los colores dispuestos enfrente. Por esta razón, el círculo cromático es una herramienta central en el estudio del color.

Más en: Círculo cromático

Colores primarios

colores secundarios primarios terciarios
De los colores primarios provienen los secundarios y, de la combinación de ambos, los terciarios.

Los colores primarios, también llamados colores puros, son aquellos que, de acuerdo a un modelo cromático, no contienen en su interior ninguna mezcla de colores, sino que son colores fundamentales en sí mismos.

Es importante notar que se trata de un modelo idealizado, ya que la luz blanca (en la que están contenidos todos los colores) contiene una infinidad de colores posibles, discernibles únicamente por la sensibilidad del ojo. El ojo humano, en ese sentido, tiene únicamente receptores para ciertas longitudes de onda, a través de sus tres tipos de receptores: L, M y S, capaces de captar los colores rojo, verde y azul, y a través de ellos componer el resto de los colores que percibimos.

Los colores primarios son, de acuerdo al modelo cromático:

  • Amarillo, azul y rojo, según el modelo tradicional o RBY.
  • Rojo, verde y azul, según el modelo RGB.
  • Cian, magenta, amarillo, según el modelo CMYK.

Más en: Colores primarios

Colores terciarios

Los colores terciarios, también llamados colores intermedios, son aquellos que se obtienen al mezclar un color primario o puro, con un color secundario. Estos son los colores predominantes en la naturaleza y que mayor variedad de tonos permiten, por lo que han inspirado siempre a los artistas y pintores.

Dependiendo del modelo cromático, puede haber una infinidad de colores terciarios o intermedios. Sin embargo, en el modelo cromático tradicional (RYB), se distinguen tan solo seis de ellos:

  • El cartujo, obtenido a través de la mezcla de verde y amarillo.
  • El bermellón, obtenido a través de la mezcla de rojo y naranja.
  • El ámbar, obtenido a través de la mezcla de amarillo y naranja.
  • El turquesa, obtenido a través de la mezcla de azul y verde.
  • El violeta, obtenido a través de la mezcla de azul y magenta.
  • El grana, obtenido a través de la mezcla de rojo y púrpura.

Colores complementarios

colores complementarios
Los colores complementarios generan el mayor contraste posible al ser puestos uno junto al otro.

Se llama colores complementarios (u opuestos complementarios) a aquellos que se ubican en posiciones antagónicas o contrarias en el círculo cromático, y que al ser mezclados arrojan como resultado un color neutral (gris, blanco o negro). Además, al ser puestos uno junto al otro generan el mayor contraste posible, pues difieren en sus respectivas composiciones.

En general, al hablar de este tipo de colores se emplean sus versiones más saturadas, o sea, las más brillantes. Según el modelo cromático tradicional (RYB), los colores complementarios son:

  • El azul y el naranja.
  • El rojo y el verde.
  • El amarillo y el violeta.

Sigue con: Espectro visible

Referencias

¿Cómo citar?

"Colores secundarios". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/colores-secundarios/. Última edición: 11 de junio de 2022. Consultado: 30 de junio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 11 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)