Concepto de
Feudalismo

Te explicamos qué fue el feudalismo, su ejercicio del poder y qué era el feudo. Además, sus características, cuándo surgió y cómo terminó.

feudalismo
El feudo era un contrato entre el señor feudal y el vasallo.

¿Qué fue el feudalismo?

El feudalismo fue un sistema social, político y económico que predominó durante la Edad Media, desde el siglo IX al XV. Estuvo caracterizado por el sistema de vasallaje y es considerado por muchos como la «Edad Oscura», debido a las sangrientas guerras, las epidemias y el escaso avance científico.

Una de las características principales del sistema feudal fue la descentralización del poder, ejercido a través de nobles organizados en feudos, que tenían una relativa independencia del monarca, pero estaban supeditados a su rey con estrechos lazos de lealtad. Los nobles heredaban sus títulos, que pasaban de generación en generación.

Ver además: Modo de producción feudal

¿Qué era el feudo?

La palabra feudalismo proviene de “feudo”, nombre que se le dio a la organización básica de la época. El feudo era un contrato entre dos personas: el señor feudal y el vasallo.

En este «pacto» se establecían relaciones mutuas, el vasallo recibía una tierra donde habitar y protección militar a cambio de una relación de dependencia con el señor feudal. El vasallo debía administrar la tierra y tomar las armas en defensa de su señor en caso de ser necesario. Además, debía pagar tributo de su cosecha o producción.

Dentro de esta estructura también existían los campesinos, que eran aquellos que trabajaban la tierra y estaban bajo el dominio total del señor feudal, por lo que no eran considerados hombres libres.

Durante la época feudal la tierra era garante de dinero y, por lo tanto, la posesión más preciada. Las actividades económicas eran restringidas y consistían principalmente en la agricultura y en la producción artesanal.

Origen del feudalismo

El feudalismo surge, en primer lugar, con la decadencia del Imperio Romano, que al perder grandes extensiones de tierra empezó a perder influencia sobre los pueblos.

La inseguridad producto de las constantes invasiones bárbaras llevó a la decadencia de las ciudades y a la formación de la estructura feudal, en la que vasallos se ponían a disposición de un señor feudal y recibían protección tras los muros del castillo.

Todo el ordenamiento social y moral de la época se explicaba bajo la figura de Dios, ya que el rey había perdido poder político y no era más que el representante divino en la tierra.

Ante la incompetencia de los monarcas para hacer frente a las invasiones y la posterior crisis política y social, el poder pasó a estar en manos de los señores feudales, que se convirtieron en los jefes sociales máximos. Ellos debían regular el orden y mantener la paz dentro de su estructura, impartían justicia, cobraban impuestos y brindaban protección a la población desde el castillo, que fue erigido como nuevo símbolo de poder.

Características del feudalismo

Feudalismo
El feudo fue la estructura social y política durante el feudalismo.

Entre las principales características del feudalismo se destacan:

  • El surgimiento de la relación de vasallaje entre un señor feudal y sus vasallos.
  • Una sociedad dividida en tres clases sociales diferenciadas: la nobleza, el clero y el Tercer Estado o el estado llano.
  • La construcción de castillos amurallados.
  • Una economía basada en la agricultura y la ganadería.
  • Las guerras frecuentes por la disputa de los territorios.
  • El pago de tributos.
  • La Iglesia católica como una gran fuente de poder.
  • La descentralización del poder político.

Clases sociales del feudalismo

Durante el feudalismo las clases sociales eran estáticas, es decir, era un sistema social cerrado en el que no existía la movilidad social sino que la sociedad se dividía en estamentos. Dentro de esta estructura, que era piramidal, estaban:

  • La nobleza. Formada por la realeza y los señores feudales, tenían la mayor parte de las tierras y el poder político. Se solía acceder a este estrato por linaje.
  • El clero. Formado por religiosos que representaban a la Iglesia y cumplían roles eclesiásticos, políticos, educativos y/o sociales, y tenían privilegios.
  • El Tercer Estado. Formado por la mayoría de la población, ciudadanos que no eran nobles ni clero, no tenían privilegios y pagaban impuestos. Fue un grupo muy variado formado por campesinos, comerciantes y burgueses.

 Fin del feudalismo

El proceso histórico que marcó el fin del feudalismo no tiene una fecha exacta, fue desarrollándose de manera dispar por distintas partes de Europa a partir del siglo XIV.

Existen varias causas que lo llevaron a su fin, entre las que están:

  • Surgimiento de la burguesía. Muchos historiadores concuerdan en que los viajes a oriente con fines comerciales generaron una nueva clase social: la burguesía, formada por hombres libres, pero no nobles.
  • Disminución demográfica. La población disminuyó, producto de las pestes y guerras, lo que llevó a una baja de la mano de obra disponible.
  • Nuevas formas de desarrollo económico. La saturación de las tierras llevó a la búsqueda de nuevas formas de expansión económica entre las que se destacó la industria, su surgimiento marcó el paso de la Edad Media a la Moderna.
  • Disconformidad de los campesinos. La presión y la sobrexplotación de la mano de obra por parte de los señores feudales, la ineficiencia del sistema agrícola de la época y la baja poblacional generaron la merma de fuerza de trabajo disponible.
  • Crecimiento de las ciudades. Las urbes recibieron a las personas expulsadas o que no querían pertenecer al sistema feudal.

 Sigue con: Edad Moderna

Referencias:

Última edición: 16 de marzo de 2021. Cómo citar: "Feudalismo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/feudalismo/. Consultado: 22 de abril de 2021.