Concepto de
Impuestos

Te explicamos qué son los impuestos, los elementos que los componen y los tipos que existen. Además, cuál es su función y diversos ejemplos.

impuestos
Los impuestos financian las actividades del Estado.
  1. ¿Qué son los impuestos?

Los impuestos, cargas o tributos son una obligación de pago que el Estado impone a sus ciudadanos, sin que exista una contraprestación directa de bienes o servicios. Tiene en principio el propósito de financiar las actividades del sector público que son del provecho común.

Todos los ciudadanos de un Estado deben, de un modo u otro, cumplir con el pago de ciertos impuestos. Para ello se utiliza el principio de la capacidad contributiva, que establece quienes más recursos tienen, deberán proveer una mayor cantidad de recursos que aquellos menos favorecidos, para así lograr una sociedad con más equidad social y económica.

Quienes incumplen con el pago de los impuestos son sancionados por el propio Estado, ya sea mediante multas y nuevas imposiciones o, eventualmente, penas de cárcel, según lo establezca la ley tributaria de dicha nación. La reglamentación específica de los impuestos de una nación se conoce como sistema tributario o sistema fiscal.

Puede servirte: Crédito fiscal

  1. ¿Para qué sirven los impuestos?

Los impuestos, como hemos dicho, en principio sirven para mantener financieramente al Estado. Junto a las empresas públicas e ingresos de otros tipos, la recaudación es el mecanismo por excelencia de financiación de lo público, de modo que, entre todos los ciudadanos de un país, sostengan las actividades que son de provecho común y que no tienen fines de lucro.

Sin embargo, los impuestos pueden servir también para otros fines, como desalentar determinadas dinámicas de consumo, en lo que suele considerarse como mecanismos de protección interna (o medidas proteccionistas).

En esos casos, el Estado coloca impuestos a ciertos productos importados para encarecer su costo y así defender a los productores locales, que de otro modo no podrían competir comercialmente. También pueden asignarse impuestos para hacer más costosos cierto tipo de productos considerados nocivos para la salud o cuyo consumo busca desalentarse, como el cigarrillo o el alcohol.

Finalmente, los impuestos a las rentas y las ganancias repentinas tienen como fin asignarle al Estado una porción de los dineros devengados por los más ricos de la sociedad o por aquellos que ganen apuestas o la lotería, para así luchar contra la concentración de capitales en una sola clase social o un conjunto pequeño de personas.

  1. Elementos del impuesto

Todo impuesto consta de los siguientes elementos:

  • Hecho imponible, que es la motivación del impuesto, o sea, la razón por la que debemos pagar.
  • Sujeto pasivo, que son todas las personas (naturales o jurídicas) que deben enfrentar la obligación de pagar impuestos.
  • Base imponible, o el monto sobre el cual se calculan los impuestos a pagar.
  • Tipo de gravamen, la proporción o porcentaje que se calcula, dependiendo del caso, mediante fórmulas que rigen cómo y cuánto corresponde pagar.
  • Cuota tributaria, finalmente, es el monto a pagar por motivo de impuestos.
  1. Tipos de impuestos

impuestos tipos iva
Los impuestos indirectos como el IVA se añaden al precio.

Existen diferentes tipos de impuestos y distintas formas de clasificarlos, por ejemplo:

Según su tipo de gravamen:

  • Impuestos proporcionales o planos. Aquellos que imponen siempre una tasa o porcentaje fijo, sin importar el contexto de lo gravado.
  • Impuestos progresivos. Aquellos que aumentan el porcentaje de cálculo del impuesto a medida que sea mayor la ganancia o la renta.
  • Impuestos regresivos. Aquellos que disminuyen el porcentaje de cálculo del impuesto a medida que sea mayor la ganancia o la renta.

Según su hecho imponible:

  • Impuestos directos. Aquellos que gravan las fuentes de riqueza, la propiedad o la renta, como los impuestos a la renta, o a la posesión de ciertos bienes.
  • Impuestos indirectos. Aquellos que gravan el consumo, sin afectar las entradas de riqueza de un contribuyente, sino añadiéndose al precio de un bien o servicio, como es el caso del impuesto al valor agregado, o el impuesto al tabaco y al alcohol.

Según sus consideraciones respecto al sujeto pasivo:

  • Impuestos objetivos. Aquellos que no toman en cuenta las condiciones del contribuyente a la hora de calcular su cuota tributaria.
  • Impuestos subjetivos. Aquellos que permiten al sujeto pasivo demostrar atenuantes, obligaciones de otro tipo y justificar una disminución o un cálculo diferente en su cuota tributaria.

Según su temporalidad:

  • Impuestos instantáneos. Aquellos que se cobran en el momento mismo de realizar una operación comercial, generalmente porque están ya incorporados al precio final del producto o servicio.
  • Impuestos periódicos. Aquellos que se deben pagar dentro de ciertos límites o lapsos establecidos por el Estado y anunciados con antelación, de modo tal que el contribuyente puede recibir rebajas por pago a tiempo o recargos por pago a destiempo.
  1. Ejemplos de impuestos

Algunos ejemplos comunes de impuestos son:

  • Impuesto al Valor Agregado (IVA). También conocido como Impuesto al Valor Añadido o Impuesto sobre el Valor Menorado, se trata de un tributo indirecto y regresivo, que suele imponerse a los bienes y servicios que no sean de primera necesidad ni formen parte de la canasta de productos protegidos, de haberla.
  • Impuesto sobre el patrimonio. Llamado a veces Impuesto sobre la riqueza o impuesto sobre la fortuna, es un tributo individual calculado sobre el patrimonio personal de las personas naturales o físicas, estimando un valor total de absolutamente todos los bienes que posee.
  • Impuesto sobre la renta. Este impuesto es quizá el más importante de todo sistema tributario, y se impone a las ganancias y utilidades de personas naturales y jurídicas, ya sea de un modo plano, progresivo o regresivo. Generalmente posee un mínimo imponible que impide que se les cobre a las personas que menos ganan dinero en la sociedad.
  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones. Como su nombre lo indica, este impuesto grava los patrimonios adquiridos por vía de herencias, regalos, legados o donaciones, siempre que cumplan con ciertos requisitos legales, como una recepción gratuita o mortis causa (o sea, tras la muerte de otro).

Sigue con: Ahorro

Referencias:

Última edición: 12 de febrero de 2020. Cómo citar: "Impuestos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/impuestos/. Consultado: 03 de agosto de 2020.

Publicidad