Señor feudal

Te explicamos qué era un señor feudal en la Edad Media y qué era el poder de ban. Además, su relación con siervos y campesinos.

Los señores feudales vivían en castillos y tenían la autoridad total sobre su territorio.

¿Qué eran los señores feudales?

Los señores feudales eran personas que pertenecían a la nobleza y que tenían un territorio que incluía un castillo, las tierras de alrededor y las personas que vivían en ella. Los señores feudales existieron durante la Edad Media y fueron un grupo social que apareció en el marco del sistema político-económico conocido como feudalismo.

El feudalismo fue un sistema político, social y económico que se caracterizó por la fragmentación del poder en pequeños territorios dominados por señores feudales. Este sistema existió en Europa entre los siglos IX y XV, aunque en algunas regiones sobrevivió hasta el siglo XVIII. 

Cada señor feudal poseía un feudo sobre el que ejercía el poder político, económico y social. Es decir, actuaba como gobernante y tomaba las decisiones económicas y sociales que afectaban a la población que residía dentro del feudo. Esta población estaba integrada por campesinos que trabajaban las tierras y entregaban parte de su producción al señor feudal.

El poder de los señores feudales era hereditario. Cada señor feudal había obtenido su poder por ser hijo heredero del anterior señor feudal de un feudo. Los primeros señores feudales fueron nombrados por reyes, que les otorgaron un feudo y el poder de gobernar y administrar el trabajo de sus tierras. A cambio, los señores feudales debían defender al reino ante los diversos peligros.

De esta manera, un noble guerrero se convertía en vasallo del rey a cambio de un feudo. A su vez, los señores feudales podían tener vasallos menores, que eran otros señores feudales a los que otorgaban una porción de feudo a cambio de lealtad militar y política.

Ver además: Modo de producción feudal

Privilegios de los señores feudales

Los señores feudales eran un grupo social privilegiado. Constituían una casta de nobles guerreros cuya principal función era defender militarmente el feudo que les había otorgado un rey. A cambio, los señores feudales detentaban el poder de ban o poder de mando: cada señor feudal podía gobernar dentro de su jurisdicción.

Por lo tanto, los señores tenían poder sobre los campesinos que vivían en el feudo. Podían darles órdenes e impartir justicia. Además, eran los dueños de casi todo el territorio y exigían a los campesinos el pago de tributos en trabajo y en especie.

Los señores feudales vivían en los castillos de sus feudos con sus familias y una pequeña corte. Obtenían sus recursos a través de la explotación del trabajo de los campesinos del feudo, por lo que no debían trabajar. Tenían una buena calidad de vida y podían acceder a bienes de lujo.

Relaciones entre los señores feudales

Algunos señores feudales eran más poderosos, dueños de grandes ejércitos al servicio del rey (que en la práctica era otro señor feudal). Otros, de menor poder, estaban sometidos a su vez a otros señores más fuertes, en un sistema piramidal, con el rey a la cabeza.

Las relaciones entre los diferentes señores feudales estaban atravesadas por vínculos feudo-vasalláticos. Dos nobles establecían un pacto entre sí, en el que uno era el señor y el otro era el vasallo. El señor, que era el noble con mayor poder, se comprometía a proteger militarmente a su vasallo y le entregaba un feudo. A cambio, el vasallo prometía lealtad a su señor a través de un juramento de fidelidad.

Compromisos mutuos entre señores y vasallos
Compromisos del vasallo:
– Garantizar lealtad y fidelidad al señor.
– Formar parte de su corte.
– Prestar ayuda militar.
– Prestar ayuda económica en ocasiones específicas.
Compromisos del señor:
– Proteger al vasallo y su familia.
– Entregarle un feudo.
– Educar al hijo del vasallo en su propia corte.

Señores feudales laicos y eclesiásticos

Los señores feudales podían ser laicos o eclesiásticos. Los señores laicos eran nobles cuya estirpe estaba asociada a familias terratenientes de los reinos del pasado. La condición de nobleza era hereditaria y solo se obtenía por lazos de consanguinidad.

La nobleza laica debía cumplir funciones de seguridad. El señor feudal y su séquito constituían un grupo de caballeros y debían estar preparados para el combate en caso de guerra.

Los señores eclesiásticos eran miembros de la Iglesia cristiana que también poseía tierras en calidad de feudos. En su mayoría formaban parte del clero regular; es decir, pertenecían a órdenes religiosas y vivían en monasterios o abadías.

La máxima autoridad eclesiástica del feudo ejercía como señor feudal de la misma manera que lo hacían los señores laicos.

Los señores feudales y los siervos

Los señores feudales gobernabansobre todos los habitantes de su feudo. La población del feudo estaba integrada por familias campesinas. Cada unidad familiar trabajaba las tierras que el señor feudal le había otorgado para su usufructo y, además, trabajaba las “tierras señoriales”, cuya producción quedaba en manos del señor.

Los campesinos feudales eran siervos. Esto quiere decir que no eran libres ni esclavos. Los siervos tenían una deuda con el señor feudal y no tenían la libertad de vivir en otro territorio. La condición de ser siervo también era hereditaria y solo podía ser anulada por el señor feudal.

Los señores feudales se beneficiaban de este vínculo desigual ya que les permitía apropiarse del producto del trabajo campesino. Por su parte, eran responsables de la seguridad y la supervivencia de los campesinos.

Las propiedades de los señores feudales

Cada señor feudal tenía su feudo y lo administraba para su supervivencia y la de todos los habitantes. La base de la economía feudal era la agricultura. La producción agraria se organizaba en torno al señorío, que era el territorio que incluía las tierras de cultivo y las tierras comunales (que eran los bosques, ríos y áreas de pastoreo).

Las tierras más fértiles eran reservadas para el señor feudal y constituían la “reserva señorial”. El resto de las tierras de cultivo se dividían en “mansos” y se otorgaban a las familias campesinas para su usufructo.

Sigue con:

Referencias

  • Ackermann, M. E., Schroeder, M. J. y otros (2008). “Feudalism: Europe”. Encyclopedia of World History. Vol II. Facts on File.
  • Marx, K. (1990). Contribución a la crítica de la economía política. Siglo XXI.
  • Marquez, M. y Cassano, K. (2010). “El feudalismo”. Ciencias Sociales 1. Mandioca.
  • Rojas, C. A. A. (1986). El modo de producción feudal. Revista Mexicana de Sociología, 27-85.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Señor feudal". Autor: Teresa Kiss. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/senor-feudal/. Última edición: 20 de febrero de 2024. Consultado: 21 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 20 febrero, 2024
Revisado por Teresa Kiss
Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)