Absolutismo

Te explicamos qué fue el absolutismo, el contexto histórico en que surgió y sus características. Además, los monarcas que lo practicaron.

absolutismo luis XIV
El absolutismo fue la ideología y régimen político del Antiguo Régimen.

¿Qué es el absolutismo?

El absolutismo fue una ideología y un régimen político propios del llamado Antiguo Régimen (Ancien régime en francés), es decir, del estado de las cosas en la Europa monárquica, antes de la Revolución Francesa de 1789. El nombre absolutismo proviene de la existencia de un gobierno absoluto, que controla la totalidad de la sociedad sin rendirle cuentas a nadie, y que en ese entonces descansaba en la figura de los reyes.

El absolutismo fue el modelo político imperante entre los siglos XVI y XIX, cuando fue o bien derrocado violentamente por revoluciones, como en el caso de Francia, o gradualmente convertido en un sistema monárquico liberal, como ocurrió en Inglaterra.

A esos gobiernos totales de la aristocracia se los conoció como monarquías absolutistas y en ellos no había ningún tipo de instituciones (o poderes públicos) que mediaran entre el pueblo y la autoridad, o entre las cuales el poder se distribuyera. Por el contrario, el rey era el Estado y su palabra era ley.

Esta relación se puede expresar en términos jurídicos como que la autoridad (en este caso el monarca) poseía respecto de sus súbditos solamente derechos, y ningún tipo de deber; lo cual significa que se encuentra más allá de las propias leyes que formula.

Es decir, un rey no podía juzgarse por violar las propias leyes que él ha formulado, pues se encuentra en otro plano, el de la autoridad absoluta. Tampoco se podían cuestionar sus decisiones, ni contravenir su voluntad, ni protestar a nadie: el Rey era el magistrado supremo en todos los ámbitos posibles.

Paradójicamente, el absolutismo convivió durante parte del siglo XVIII con la Ilustración y sus propuestas liberales y emancipadoras, dando origen así al despotismo ilustrado, esto es, a una forma de monarquía autoritaria que promovía las ideas del progreso y la educación entre sus súbditos. Recién a mediados del siglo XIX la llamada Primavera de los Pueblos le puso fin en el continente europeo.

Ver también: Formas de gobierno

Contexto histórico del absolutismo

La historia del absolutismo inicia con el fin de la Edad Media, cuando las monarquías europeas comenzaron a concentrar el poder en sus manos. Esto fue posible por el debilitamiento de la Iglesia Católica y del papado, fruto de sucesos previos como el Cisma de Occidente y la Reforma Protestante.

Sin nadie que contradijera su poder, los reyes comenzaron a actuar de manera cada vez más autoritaria, sobre todo en los reinos de Portugal, España, Francia e Inglaterra, los cuales cada vez más funcionaban como Estados-nación. Esta es la época del inicio de la transición del feudalismo al capitalismo.

No obstante, el absolutismo pleno se produjo en la Francia del siglo XVII, bajo el reinado de Luis XIV, célebre por su frase “El Estado soy yo” (en francés: L’État, c’est moi). En dicho país se desarrolló la teoría del derecho divino al poder real, según la cual los monarcas eran elegidos por la divinidad para gobernar en su nombre, y por lo tanto sus palabras eran más o menos equivalentes a las palabras de Dios.

Características del absolutismo

absolutismo pedro el grande rusia
Para el absolutismo, el poder de los reyes era otorgado por Dios.

A grandes rasgos, el absolutismo presentó las siguientes características:

  • No existía propiamente un Estado, o en todo caso el Estado se reducía a la figura del rey. No había poderes públicos, ni Estado de derecho. La voluntad del monarca era ley, y en tanto ley, era incuestionable.
  • El derecho del monarca a la autoridad era de origen divino, o sea, había sido puesto por Dios mismo para gobernar. Por esa razón, se esperaba de él que también fuera el jefe temporal de la iglesia en su dominio.
  • La voluntad del rey no tenía límites, y debía regir en materia económica, religiosa, legal, diplomática, burocrática y militar.
  • La autoridad del rey era vitalicia y hereditaria.
  • El modelo de sociedad absolutista continuaba siendo feudal, a pesar de que pronto la aparición del capital y de la burguesía llevó a concentrar la economía en las ciudades.

Representantes del absolutismo

Hubo pensadores y teóricos que disertaron sobre el absolutismo, llegando a defenderlo como sistema natural de gobierno o como el mejor de los disponibles. Algunos de ellos fueron Jean Bodin (1530-1596), Thomas Hobbes (1588-1679) o Jacques Bossuet (1627-1704).

Por otro lado, un recuento de monarcas que practicaron la doctrina del absolutismo incluye a:

  • Luis XIV de Francia, el “Rey Sol” (1638-1715).
  • Felipe V de España, “el Animoso” (1683-1746).
  • Carlos XII de Suecia (1682-1718).
  • Jacobo II de Inglaterra (1633-1701).
  • Federico I de Prusia, el “Rey Sargento” (1688-1740).
  • Carlos II de Inglaterra (1630-1685).
  • Pedro I de Rusia, “Pedro el Grande” (1672-1725).
  • Carlos VI del Sacro Imperio Romano Germánico (1685-1740).
  • Gustavo III de Suecia (1746-1792).
  • Fernando VII de España, el “rey felón” (1784-1833).

El fin del absolutismo

absolutismo final 1848 revolucion
La oleada revolucionaria de 1848 se conoció como «Primavera de los pueblos».

La caída del absolutismo en Europa se dio con el Congreso de Viena de 1814 que restauró la monarquía tradicional, una vez derrotado el imperio de Napoleón Bonaparte. En contra de la voluntad de sus pueblos, nuevos monarcas absolutos se sentaron en sus tronos, y se pensó que se podía desandar el camino político de la Revolución Francesa, en lo que se llamó la “Restauración europea”.

Sin embargo, las ideas liberales y revolucionarias ya habían sido sembradas y, con la excepción del Imperio ruso que duró hasta 1917, la mayoría de las monarquías absolutistas de Europa sucumbieron a la oleada revolucionaria de 1848, conocida como la Primavera de los Pueblos o el Año de las Revoluciones.

Fueron revoluciones liberales y nacionalistas, en las que se dieron las primeras muestras de un movimiento obrero organizado. Aunque en su mayoría fueron contenidas o reprimidas, dejaron en claro la imposibilidad de sostener mucho más el absolutismo como sistema de gobierno.

Sigue con: Monarquía constitucional

Referencias

¿Cómo citar?

"Absolutismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/absolutismo/. Última edición: 19 de agosto de 2021. Consultado: 21 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 19 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)