Poder político

Te explicamos qué es el poder político, cuáles son sus características y ejemplos. Además, te contamos cómo se relaciona con el poder económico.

El poder político puede usarse con fines positivos o negativos.

¿Qué es el poder político?

El poder político es la capacidad de decisión y conducción de la sociedad que poseen los gobernantes o funcionarios encargados de las instituciones del Estado. Para acceder a él se requiere de autoridad, es decir, de una situación de dominio de las voluntades ajenas, de modo tal que se pueda obligar a alguien a actuar de un modo determinado o, por el contrario, impedirle que lo haga.

A través del poder político, las sociedades se gobiernan a sí mismas. Se trata de un poder coercitivo, necesario y peligroso a la vez, que puede usarse con fines positivos, para defender el orden social (por ejemplo, impedir que la gente robe a través del castigo de los ladrones), o con fines negativos, para imponer un modelo de sociedad a la fuerza (por ejemplo, silenciar a los rivales políticos). Este poder se ejerce a través del ordenamiento jurídico, o sea, de las leyes y de los organismos encargados de defenderlas.

Existen muchas formas de pensar el poder político. Las dos tendencias principales lo entienden como algo que se alcanza y se administra, es decir, una herramienta disponible para la conducción de la sociedad (tal es la postura de pensadores como Karl Marx o Thomas Hobbes) o el fruto de un entramado de relaciones y, por ende, el efecto de una situación determinada (así lo entienden Alexis de Tocqueville y Robert Alan Dahl).

De acuerdo a estas posturas, el poder político puede entenderse como la fuerza necesaria para imponer a la sociedad un patrón de conducta determinado, y dicha fuerza puede ser detentada por un grupo específico, siempre y cuando ese grupo se encuentre en una situación determinada. Por ejemplo, cuando un partido político obtiene la mayoría de votos en unas elecciones legislativas, accede al poder político y puede conducir la agenda de discusiones del parlamento, proponer las leyes que considera oportunas y rechazar las que proponen sus rivales. 

Puede servirte: Política

Características del poder político

En términos generales, el poder político se caracteriza por lo siguiente:

  • Es fruto de la autoridad que otorgan las instituciones de la sociedad, es decir, forma parte central de los modos en que la sociedad se organiza a sí misma.
  • Es detentado por políticos, monarcas, funcionarios públicos y otras figuras de autoridad pública en la sociedad.
  • Es coactivo y coercitivo, o sea, funciona por obligación: el Estado obliga a los ciudadanos a actuar de un modo determinado bajo la amenaza de un castigo (coerción) o de ejercer la violencia (coacción). También puede ser consensuado, o sea, que se acate de manera voluntaria.
  • Es ejercido a través de las instituciones y organismos del Estado, de modo que se reparte entre los tres poderes clásicos del Estado moderno: ejecutivo, legislativo y judicial.
  • Puede ser legítimo o ilegítimo, dependiendo de si se accede a él de manera aceptada y reconocida por la gente o no, y de si es ejercido en beneficio del colectivo o no. Así, por ejemplo, el poder político de una tiranía es ilegítimo, pues no va en beneficio del colectivo, sino de unos pocos.
  • Controla los asuntos jurídicos, legislativos y administrativos de la nación, así como sus asuntos diplomáticos.

Ejemplos de poder político

El referendo de 1986 definió que España continuaría como miembro de la OTAN.

Algunos ejemplos del ejercicio del poder político son:

  • La firma del Tratado de París sobre el cambio climático y la reducción de las emisiones de CO2 por parte de los presidentes de 196 países, en la capital de Francia en 2015.
  • La aprobación en el Congreso de la Ley del Matrimonio Igualitario, en Argentina en 2010. Esta ley permitió a los ciudadanos homosexuales acceder a los mismos derechos conyugales que una pareja heterosexual.
  • La convocatoria por parte del gobierno de Felipe González a un referendo de consulta en España en 1986, para decidir si el país debía permanecer en la Alianza del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o no.
  • La proscripción de los sindicatos y los partidos políticos tradicionales que llevó a cabo el gobierno dictatorial de Adolf Hitler en la Alemania Nazi, en la década de 1930.

Poder político y poder económico

El poder político y el poder económico son dos fuerzas distintas dentro de la sociedad. Mientras que el poder político es ejercido desde el Estado y sus instituciones públicas, el económico proviene de la acumulación de capitales y es propio de los sectores privados.

El poder económico es la influencia que otorga la riqueza dentro de la sociedad, por lo que a menudo puede chocar con el poder político, o bien puede pasar a formar parte de él. Así, por ejemplo, un grupo empresarial de mucha riqueza puede emplear su poder económico para influir en las decisiones de los legisladores de un partido determinado.

Poderes del Estado

El poder político se ejerce desde las instituciones del Estado, las cuales tienen como fundamento no solo administrar y controlar la sociedad, sino también controlarse mutuamente. Con dicho fin, se distinguen tres poderes públicos o poderes estatales, que operan como ramas autónomas e interdependientes a la vez:

  • El poder ejecutivo. Encargado de la conducción política de la nación y de sus relaciones exteriores, recae en el gobierno, o sea, el presidente o primer ministro (o equivalentes) y sus ministros. Cumple con la función de sentar el rumbo para el país y normalmente es electo en votaciones directas o indirectas.
  • El poder legislativo. Encargado del estudio, producción y derogación de las leyes, así como de la fiscalización del presupuesto nacional y en muchos casos la elección de los miembros del poder judicial. Este poder público recae sobre el parlamento o asamblea. Los funcionarios que lo integran suelen provenir de los distintos partidos políticos del país y ser electos directamente por la gente.
  • El poder judicial. Encargado de velar por el marco jurídico del Estado, de supervisar las leyes y ver que el resto de los poderes públicos no incumpla las normas esenciales consagradas en la constitución. Este poder recae sobre el Tribunal Supremo de Justicia (o sus equivalentes) y el conjunto de tribunales menores que garantizan el imperio de la ley y la justicia en la nación.

Este esquema de división de poderes del Estado fue obra del pensamiento renacentista y en especial de filósofos como John Locke (1632-1704) y Montesquieu (1689-1755). Se trata de la concepción fundamental del Estado republicano moderno.

Más en: Poderes del Estado

Referencias

  • Parsons, T. (1963). “On the concept of political power”. Proceedings of the American Philosophical Society. vol. 107, n. 3.
  • Suárez, F. (1998). El origen del poder político. Fondo de Cultura Económica.
  • Vallés, J. (2000). “¿Qué es poder político?”. Ciencia política. Una introducción. Ariel. pp. 31-43.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Poder político". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/poder-politico/. Última edición: 10 de enero de 2024. Consultado: 21 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 10 enero, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)