Concepto de
Imprenta

Te explicamos qué es la imprenta y para qué sirve. Cuál fue su origen, y por qué es tan importante. Tipos de imprentas.

imprenta
La imprenta fue inventada en el siglo XV y perfeccionada con el pasar de los siglos.

¿Qué es Imprenta?

La imprenta refiere a un mecanismo capaz de reproducir textos e imágenes en un soporte de papel, de tela o de otros materiales, con el fin de producirlos a gran escala.

Inicialmente operaba en base a dos planchas metálicas entre las cuales se introducía el material a imprimir, y en las cuales se habían distribuido y entintado los moldes tipográficos (letras) en el orden correcto del texto. Entonces se presionaba las planchas y el texto quedaba marcado en la superficie.

La imprenta fue inventada en el siglo XV y perfeccionada con el pasar de los siglos, pero desde entonces permite la reproducción serial de libros, revistas, folletos, vestimentas y otros artículos dotados de textos e imágenes, a través de diversos métodos de presión y entintado.

Tipos de imprentas

Muy posteriormente, gracias a la Revolución industrial y a las nuevas tecnologías, surgieron formas más sofisticadas de impresión. Hoy en día existen distintos tipos de imprenta, como son:

  • Off-set. La imprenta “tradicional”, aunque muy alejada de la inventada en el medioevo, es el fruto de siglos de mejoramiento del proceso, gracias a los adelantos tecnológicos. Opera en base a planchas tipográficas con cuatro tintas diferentes (en base a sus colores, o CMYK).
  • Digital. Aprovechando la revolución computacional, la imprenta se renovó para incorporar la tecnología virtual y la transmisión rápida de datos. Las impresoras caseras y portátiles de una PC ordinaria son un buen ejemplo, que operan en base a otros principios como el láser o la inyección de tinta.
  • Rotativa. Las imprentas en que se hace el periódico, dotadas de grandes rodillos móviles entre los que se prensa el papel, para producir rápidamente cientos de pliegos de periódico o de otros formatos.

Origen de la imprenta

La imprenta tuvo numerosos antecedentes, en los distintos sellos y inscripciones inventados por las culturas antiguas para manejar su burocracia o reproducir ilustraciones ceremoniales. Los chinos, por ejemplo, quienes habían fabricado el papel de arroz, inventaron en el siglo XI un sistema de porcelana que permitía reproducir sus caracteres a partir de moldes de porcelana. Pero la imprenta moderna como tal surgió en más o menos 1450 de la mano del Johannes Gutemberg.

Aunque el joven alemán fue el primero en organizar una tipografía y proceder a la impresión en serie, muchos otros lo habían intentado previamente, por lo que también se le reconoce mérito en esta invención a Mentelin de Estrasburgo (1410-1478), al italiano Castaldi, su compatriota Aldo Manuencio, y al neerlandés Lorenzo de Coster (1370-1430).

¿Para qué sirve la imprenta?

La imprenta sirve para producir libros, revistas, panfletos, folletos, telas, prendas de vestir y muchos otros objetos dotados de textos e imágenes de manera masiva: rápida, eficiente y económica. Esto gracias a un sistema de planchas móviles que, prensadas, podían reproducir una misma página múltiples veces, luego la siguiente y luego la siguiente, hasta obtener varios juegos que, compaginados, componían varios ejemplares de un libro entero. El primer libro en fabricarse de esta manera fue la Biblia.

Hoy en día, la tecnología ha cambiado la imprenta pero el principio sigue siendo el mismo: las imprentas rotativas, por ejemplo, en las que se imprime el periódico, tienen grandes rodillos móviles por los cuales pasan cientos de pliegos de papel que son entintados y luego secados, doblados y distribuidos. Nada de ello habría sido posible sin la invención de la imprenta en el siglo XV.

Características de la imprenta

La imprenta inicialmente presentaba las siguientes características:

  • Copiaba el modelo de los sellos de caucho de la antigüedad, presionando el papel entre planchas metálicas.
  • Dicha presión provenía de un sistema de atornillado que impedía que el papel se moviera y que generaba la suficiente fuerza para imprimir.
  • Las letras eran tipos móviles, es decir, moldes metálicos que debían ordenarse en la secuencia correcta para reproducir el texto.
  • Inicialmente incorporó la xilografía y otras técnicas tradicionales debido a limitaciones en el molde tipográfico.
  • La imprenta se perfeccionó en el siglo XIX, gracias al invento de la linotipia por parte de Ottmar Mergenthaler.

Importancia de la imprenta

En las épocas de su invención, los libros se copiaban manualmente como ejemplares únicos, lo cual tomaba una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo por ejemplar, haciéndolos objetos raros y costosos. La aparición y posterior perfeccionamiento y popularización de la imprenta significó una verdadera revolución, que hizo del libro algo más económico, popular y masivo.

Esto, a su vez, impactó en el acceso a la letra y a la educación, sentando las bases para una sociedad europea más alfabetizada. Se trata posiblemente de uno de los inventos más revolucionarios de la historia y que cambiaron para siempre el orden de los saberes del mundo.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Imprenta". Recuperado de: https://concepto.de/imprenta/


Citar

Citado APA: (A. 2018,02. Concepto de Imprenta. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,08, de https://concepto.de/imprenta/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,02. Concepto de Imprenta. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.